Skip to main content

La IA ayuda a resolver complejos teoremas matemáticos

Cada vez se descubren nuevas aplicaciones de la inteligencia artificial (IA) en distintos ámbitos. Ahora, un equipo de informáticos y matemáticos la usa por primera vez para ayudar a probar o sugerir nuevos teoremas.

Geordie Williamson, científico de la Universidad de Sídney, utilizó una IA para explorar suposiciones en la teoría de la representación, que es su campo de especialidad y que se define como la rama que explora el espacio dimensional superior mediante la álgebra lineal.

“Los problemas matemáticos se consideran en general como algunos de los intelectualmente más desafiantes que existen”, explicó el investigador.

“Si bien los matemáticos han usado el aprendizaje automático para ayudar en el análisis de conjuntos de datos complejos, esta es la primera vez que usamos computadoras para ayudarnos a formular conjeturas o sugerir posibles líneas de ataque para ideas no probadas en matemáticas”.

Las computadoras siempre se han utilizado para generar datos en las matemáticas experimentales, sin embargo, la labor de identificar patrones que resulten “interesantes” se apoyaba, hasta ahora, en la intuición de los científicos.

El profesor Williamson utilizó la IA para probar una vieja conjetura sobre los polinomios de Kazhdan-Lusztig que no se ha podido resolver en más de cuatro décadas.

Gracias a esta tecnología, los científicos pudieron hallar una conexión entre los invariantes de nudos algebraicos y geométricos, con lo que fueron capaces de establecer un teorema completamente nuevo en matemáticas.

Con este resultado, los investigadores esperan ahora que el trabajo sirva como modelo para profundizar la colaboración entre los campos de las matemáticas y la inteligencia artificial.

Recomendaciones del editor