Aire acondicionado portátil vs. de ventana, ¿cuál es mejor?

Las unidades de aire acondicionado de hoy son inteligentes, pueden programarse por medio de apps, monitorear la calidad del aire en interiores y hacerte saber cuándo cambiar los filtros. Pero quienes buscan ACs nuevos para habitaciones individuales (los que no usan ductos) tienen una decisión importante qué tomar: entre un aire acondicionado portátil vs. de ventana, ¿cuál comprar? A continuación analizaremos sus características para que tomes la mejor decisión.

Te va a interesar:

Aire acondicionado portátil vs. de ventana

Diseño

Es importante reconocer que las unidades AC portátiles y de ventana funcionan prácticamente igual: utilizan refrigerante para recoger y almacenar el calor del aire de una habitación, enfriando esta última y liberando el calor y el exceso de humedad en el exterior. Eso es lo mismo para ambas opciones, de modo que su diseño en realidad depende de cómo son usados.

Las unidades portátiles están diseñadas para colocarlas sobre el piso y hay una amplia variedad de diseños, aunque la mayoría tiene una forma de torre, son lo suficientemente pequeñas para moverlas por todas partes  y con frecuencia vienen equipadas con ruedas para facilitar su movimiento. Con frecuencia deben colocarse cerca de una ventana para que tengan una ventilación y puedan deshacerse del exceso de calor y humedad, sin embargo tienen algunos requerimientos para su colocación.

Por otra parte, las unidades de ventana están hechos para una instalación más permanente en un espacio donde solía estar una ventana. Esto les permite una salida al exterior para poder disipar el calor e incluso conectarse a un sistema de drenaje permanente si fuera necesario. Los aires acondicionados de ventana tienden a tener un diseño estandarizado, hechos para ajustarse a tipos específicos de ventanas. Esto también significa que tendrás que renunciar al espacio de una ventana para usarlos, lo que puede ser más difícil en unos casos que en otros.

Eficiencia

Las unidades de ventana tienden a ser más grandes y más potentes e investigaciones de Appliance Analysts indican que su cobertura es más confiable al tiempo que aumenta su potencia, hasta unos 65 metros cuadrados (la mayoría de las unidades AC fácilmente pueden enfriar áreas más grandes). Es por eso que los aires acondicionados de ventana son las mejores opciones para departamentos y lofts y el por qué las unidades AC portátiles en realidad no pueden competir en eficiencia.

También vale la pena señalar que algunas unidades de ventana son modelos híbridos que pueden cambiar al modo de calefactor. Esto no los vuelve más eficientes, pero ofrece un mayor tiempo de uso durante el año, algo a lo que algunos usuarios le dan mayor prioridad.

Costo

El costo para ambos tipos de unidades tiende a oscilar entre $200 dólares y $400 dólares dependiendo del tamaño del modelo que te interesa y de cuántas funciones tiene. Los portátiles también tienen funciones de deshumidificador y funciones inteligentes que hacen que cuesten más y puedan elevar su precio hasta los $600. Los modelos híbridos de ventana que también tienen calefactor pueden costar aún más.

Instalación

Un aire acondicionado portátil está diseñado para tener una fácil instalación. Cuando lo estás instalando, tienes que conectar la ventilación a una ventana. Con frecuencia estas unidades AC vienen con paneles especializados para ventana para un mejor ajuste, y casi no se necesita nada más para su instalación.

Por otra parte, las unidades de ventana diseñadas para que tú mismo las instales cuando hay que atornillarlas a la zona de una ventana y una de las partes más difíciles con frecuencia es levantar la unidad y colocarla. Sin embargo, si tienes que quitar por completo una ventana y no sabes cómo hacerlo, es una buena idea agendar una instalación profesional.

Portabilidad y manejo

La unidad AC portátil viene con dos diseños diferentes, significativamente diferentes, así que queremos hablar un poco de ello.

El primer tipo utiliza una línea de ventilación que está diseñada para usarse desde una ventana cercana y hacia una zona segura. Este es un tipo de modelo muy común que toma algo de tiempo configurar, pero puede ser llevado a diferentes habitaciones según las necesidades. Sin embargo, requiere de una ventana abierta y de un hoyo en las pantallas de las ventanas, lo que puede aumentar el riesgo de que entren insectos o polen (muchos modelos tienen funciones de sellado para evitar esto). En algunos casos, este tipo de modelo puede conectarse a una ventilación en el techo, aunque esto no es común en las unidades caseras).

El segundo tipo de unidad portátil es llamado unidad «sin ventilación», también conocido como enfriador evaporativo, porque no necesita de una ventilación temporal en una ventana. En su lugar, un enfriador evaporativo es un ventilador que también agrega humedad fría al aire como vapor de agua, creando un efecto refrescante en la piel humana. Esta es una opción para oficinas que no tienen ventanas que se puedan abrir y situaciones parecidas.

Las unidades de ventana, claro, no son nada portátiles. En situaciones extremas, pueden desinstalarse o reemplazarse, pero en general se consideran un mueble fijo de un edificio.

Conclusión

Un aire acondicionado de ventana en general es fácil de usar y ofrece una mejor relación costo beneficio a menos que en realidad necesites una unidad portátil. Aquí hay algunas situaciones donde un modelo portátil tiende a ser una mejor opción:

  • La instalación de una unidad de ventana puede ser demasiado elevada. incluso en el primer piso.
  • Las unidades de ventana tienen un diseño que evitan que una ventana pueda ser usada.
  • En realidad no vas a querer sacrificar el flujo de aire o luz que obtienes de una ventana.
  • Existen reglas contra el uso de unidades de ventana (suena raro, pero las reglas de algunos complejos habitacionales lo mencionan).
  • Como lo mencionamos, algunos espacios no tienen acceso a ventanas o a ventanas abiertas.
  • Tienes un AC central, pero quieres más enfriamiento en áreas particularmente calientes.

Si no estás seguro de qué modelos quieres comprar, sugerimos contactar a tu experto local para que comentes el tamaño de tu casa, los métodos de enfriamiento que usas y cuánta energía necesitas.

Recomendaciones del editor