Entre los televisores OLED y LED: ¿cuál es mejor?

Si aun tienes un televisor LED y estás pensando en comprar uno nuevo, de seguro investigaste un poco y hasta fuiste a tu tienda favorita a verlos. Te llamo la atención uno delgado, liviano y con un contraste mejor que ningún otro: OLED, ¿cierto? ¿Pero qué tan diferentes pueden ser OLED y LED, si de hecho solo tienen una letra de diferencia?

Te va a interesar:

Te damos un avance: esa “O” adicional hace que las cosas cambien, aunque esto no significa que –automáticamente– un televisor OLED supere a uno LED en todos los casos.

Cuando los conocimos por primera vez en 2013, los televisores OLED tuvieron poco éxito, debido fundamentalmente a que sus niveles de brillo no podían competir con los televisores LED/LCD. Eso sin nombrar la gran diferencia de precios entre los televisores OLED (que no debe confundirse con QLED, ojo) y sus homólogos de TV LED premium.

Un televisor Samsung QLED para comprarar entre OLED y LED

La tecnología OLED hace a los televisores mucho más brillantes que antes, y sus precios han bajado. Pero los televisores LED siguen ofreciendo algunas ventajas muy claras.

¿No te decides? Descubre en esta guía las fortalezas y debilidades de estas dos tecnologías de televisión, así como cuál de ellas es nuestra favorita.

¿Qué es LED?

Los televisores OLED son mucho más brillantes que antes, y sus precios han bajado. Pero los televisores LED siguen ofreciendo algunas ventajas claras. ¿No te decides? Descubre en esta guía las fortalezas y debilidades de estas dos tecnologías de televisión y cuál es nuestra favorita.

Los televisores LED están hechos de dos partes principales: un panel LCD y una luz de fondo. El panel LCD contiene los píxeles, los pequeños puntos de colores que forman la imagen de un televisor. Sin embargo, por sí solos, estos píxeles no se pueden ver. Requieren una luz de fondo, cuando esta brilla a través de un píxel LCD, puedes ver su color.

La palabra LED en un televisor, simplemente se refiere a cómo se hace la luz de fondo. En el pasado, se utilizaba una tecnología más gruesa y menos eficiente llamada CCFL (luz fluorescente de cátodo frío, por sus siglas en inglés).

Pero en estos días, prácticamente todos los televisores de pantalla plana utilizan LED como fuente de iluminación. Por lo tanto, cuando veas el término “TV LED”, simplemente se refiere a un televisor LCD con retroiluminación LED.

Dicho esto, no todos los televisores LED son iguales. Puede haber grandes diferencias en el número y la calidad de los LED utilizados, lo que conduce a que aspectos como el brillo y los niveles de negro te entreguen una imagen de diferente calidad.

También, puedes haber visto algo llamado “QLED TV”. Este, es un tipo de televisor LED que utiliza puntos cuánticos para lograr un mejor brillo y color. Discutiremos QLED más abajo, pero aquí hay una gran descripción de las diferencias entre los televisores QLED y OLED.

¿Qué es OLED?

OLED significa diodo orgánico emisor de luz (sus siglas en inglés: organic light-emitting diode). En pocas palabras, los OLED se fabrican con compuestos orgánicos y tienen la propiedad inusual de poder producir luz y color a partir de un solo diodo cuando se alimentan de electricidad. Debido a esto, los televisores OLED no necesitan una luz de fondo separada. Cada píxel que ves es una fuente autónoma de color y luz.

Algunos de los beneficios inherentes a las pantallas OLED, son que pueden ser extremadamente delgados, flexibles e incluso enrollables. Pero el mayor beneficio cuando los comparamos con los televisores LED es que cada píxel individual recibe su propia luminancia y potencia (a diferencia de los televisores LED, que tienen píxeles persistentes que requieren una fuente de luz externa para ver). Cuando está encendido, puedes verlo. Cuando está apagado, no emite luz, es completamente negro.

Actualmente, LG es el único fabricante de paneles OLED para televisores. Sony y LG tienen un acuerdo que le permite a Sony colocar paneles OLED LG en televisores Sony, como el impresionante televisor A9F Master Series, fuera de este modelo, no encontrarás OLED en ningún otra pantalla de televisor vendido en los EE UU.

Las diferencias en el rendimiento entre los televisores OLED de LG y Sony, son el resultado del trabajo de diferentes procesadores de imagen. Sony y LG tienen procesadores de imagen impresionantes que también son únicos para cada marca, razón por la cual dos televisores con el mismo panel pueden verse drásticamente diferentes. Un buen procesador puede producir colores más precisos y reducir en gran medida problemas como el banding y el “artefacto de compresión”.

Las marcas que usan paneles de LG incluyen Philips, Panasonic, HiSense, Bang & Olufsen y más. También, verás escasamente otras menos conocidas, pero por ahora, todos los obtienen de la misma fuente.

Samsung fabrica paneles OLED para teléfonos inteligentes, y la compañía anunció recientemente que comenzaría a construir nuevos paneles para televisor basados ​​en un híbrido de QLED y OLED conocido como QD-OLED (OLED de punto cuántico, por sus siglas en ingles). Pero, estamos seguros de que pasarán algunos años más antes de que veamos los primeros televisores que usan este tecnología.

¿QLED es lo mismo que OLED?

Se parecen, pero no son iguales. No es lo mismo un televisor OLED y QLED. Este último en realidad se basa en tecnología LED, pero, utiliza una técnica que superpone puntos cuánticos autoemisores sobre los píxeles que ayudan a producir un mejor brillo, intensidad y precisión de color.

QLED es más un paso iterativo que un salto generacional, y aunque sin duda recomendamos comprar uno, si OLED está fuera de tu alcance, esperamos su eventual depreciación a medida que se afiancen tecnologías como OLED de punto cuántico (QD-OLED) y microLED.

Entonces, ¿Qué es mejor: OLED o LED/LCD?

OLED vs LED

Ahora es el momento de comparar las dos tecnologías entre sí y ver cómo responden cuando se trata de aspectos tales como el contraste, el ángulo de visión, el brillo y otras consideraciones de rendimiento.

Nota: Dado que los televisores OLED son una categoría Premium, los hemos comparado sólo con televisores LED/LCD de la mejor calidad.

Nivel de negro

La capacidad de una pantalla para producir negros profundos y oscuros es posiblemente el factor más importante para lograr una calidad de imagen excelente. Los negros más profundos permiten un mayor contraste y colores más ricos (entre otras cosas), posibilitando una imagen más realista y deslumbrante. Cuando se trata de niveles de negro, OLED reina como campeón indiscutible.

Los televisores LED cuentan con retroiluminación LED que brillan detrás de un panel LCD. Incluso con la tecnología de atenuación avanzada —la cual atenúa selectivamente los LED que no necesitan estar encendidos a tope— los televisores LED históricamente han tenido problemas para producir negros oscuros, y pueden padecer de un efecto llamado “sangrado ligero”, en el cual las secciones más brillantes de la pantalla crean una neblina o floración en áreas oscuras adyacentes. Incluso en los modelos LED más avanzados, estos son problemas persisten.

En los modelos LED más avanzados, estos problemas son inevitables, aunque es importante tener en cuenta que la serie Q9 de televisores QLED de Samsung representa un gran paso adelante en el rendimiento de los televisores LED, porque elimina estos problemas, lo que representa una excepción a esta regla.

Los televisores OLED no sufren ninguno de estos problemas. Si un píxel OLED no recibe electricidad, no produce ninguna luz y, por lo tanto, es totalmente negro. Parece una elección obvia para nosotros.

Ganador: OLED

Brillo

Cuando se trata de brillo, los televisores LED tienen una ventaja considerable. Los LED ya eran buenos por ser extremadamente brillantes, pero la adición de puntos cuánticos les permite ser aún más brillantes. Los televisores OLED también pueden ser bastante brillantes, y con sus negros más oscuros, el contraste no es un problema.

Al poner los píxeles OLED en su brillo máximo durante períodos prolongados, no solo se reduce su vida útil, sino que el píxel tarda algo más en volver al negro total. Con estas consideraciones en mente, es importante tener en cuenta que todos los televisores modernos (OLED, LED/LCD u otros) producen un brillo superior al adecuado. Las consideraciones se traspasan entonces al sitio o lugar en donde se usará el televisor. En una habitación oscura, un televisor OLED funcionará mejor, mientras que los televisores LED son insuperables en entornos con mucha luz.

Ganador (por muy poco): LED/LCD 

Espacio de color

OLED solía gobernar esta categoría, pero gracias a los puntos cuánticos —que mejoran la pureza de la luz de fondo— se ha permitido que los televisores LED/LCD se desarrollen con precisión, brillo y volumen de color, poniéndolos a la par con los televisores OLED. Quienes busquen televisores con Wide Color Gamut y/o HDR encontrarán tanto modelos OLED como LED que admitan estas características. La mejor relación de contraste de OLED le dará una ligera ventaja en términos de HDR cuando se vea en habitaciones oscuras, pero HDR en una pantalla LED/LCD Premium tiene más ventaja, ya que puede producir colores bien saturados a niveles de brillo extremos, cosa que OLED no puede.

Ganador: No nos decidimos aún. Empate

Tiempo de respuesta y retraso

El tiempo de respuesta se refiere al tiempo que tarda cada diodo individual en cambiar de “encendido” a “apagado”. Con un tiempo de respuesta más rápido, se gana menos desenfoque de movimiento y más claridad de imagen.

OLED, con sus diodos más pequeños que funcionan como píxeles individuales, simplemente “expulsa” a los televisores LED / LCD de esta competición. Los diodos de los televisores LED no solo son más lentos, sino que se ubican detrás del panel LCD e iluminan un conjunto de píxeles, nunca píxeles individuales. Esto provoca un cambio general más lento entre los estados de “encendido” y “apagado”. De hecho, OLED ofrece actualmente el tiempo de respuesta más rápido de cualquier tecnología de televisión, por lo que es un claro ganador en este sentido.

Ganador: OLED

Ángulos de visión

Te lo decimos ya: OLED es, nuevamente, el ganador aquí. Con las pantallas LED, el mejor ángulo de visión está en el llamado centro muerto, y la calidad de la imagen disminuye —tanto en color como en contraste— a medida que te mueves hacia cada lado. Si bien esto difiere entre los distintos modelos de televisión, es algo que siempre ocurre. LG ha producido un panel LCD conocido como IPS, el cual tiene un rendimiento ligeramente mejor en ángulo que los paneles LCD de tipo VA, pero aún así no puede competir con OLED.

Las pantallas OLED se pueden ver sin degradación en ángulos de visión bastante drásticos: hasta de 84 grados. En comparación, los televisores LED han sido probados para permitir un ángulo de visión máximo de 54 grados (en el mejor de los casos). OLED tiene aquí toda la ventaja.

Ganador: OLED

Tamaño

OLED ha tenido que recorrer un largo camino en esta categoría. Cuando la tecnología aún era incipiente, las pantallas OLED a menudo eran eclipsadas por las enormes pantallas LED/LCD. A medida que la fabricación OLED ha mejorado, la cantidad de monitores OLED respetablemente grandes ha ido aumentado, pero todavía son pequeños en comparación con las pantallas LED, que pueden superar las 100 pulgadas de tamaño, y más.

Ganador: LED/LCD

Vida Útil

LG asegura que tendrías que mirar sus televisores OLED 5 horas al día durante 54 años antes de que su brillo caiga al 50 por ciento. Si eso es o no cierto, aún está por verse, ya que los televisores OLED solo han estado entre nosotros desde 2013. Por esta razón —y sólo por esta razón— le damos esta categoría a LED/LCD. Vale la pena tener un historial probado.

Ganador: LED/LCD (por ahora)

Screen Burn-in (Quema de pantalla)

Incluimos esta sección a regañadientes, tanto porque burn-in es un nombre inapropiado y, para la mayoría de las personas, este efecto no será un problema.

El efecto burn-in o quema de pantalla se la debemos a los días de la TV CRT, cuando la visualización prolongada de una imagen estática provocaba que esa imagen “se quemara” en la pantalla. Lo que realmente estaba sucediendo era que los fósforos que recubrían la parte posterior de la pantalla del televisor brillaban durante largos períodos de tiempo sin descanso, provocando que estos se desgastasen y crearan la apariencia de una imagen grabada. Creemos que esto, en la “jerga” en la que estamos ahora imbuidos, se debiera llamar “quemarse”. Seguro que nos entiendes.

El mismo problema está en juego con los televisores OLED y de plasma, porque los compuestos que se encienden pueden también degradarse con el tiempo. Si usas un píxel por un tiempo prolongado y lo suficientemente fuerte, lo harás oscurecer prematuramente por delante del resto de los píxeles, creando una impresión oscura. Sin embargo, en realidad, no es muy probable que esto cause problemas a nadie, ya que tendrías que abusar del televisor intencionalmente para que esto suceda. Incluso el “bug” (gráfico del logotipo) que utilizan ciertos canales desaparece con la suficiente frecuencia, o se aclara para evitar estos problemas. Tendrías que ver ESPN todo el día todos los días (durante muchos días) en su configuración más brillante posible para causar algún problema, y aún así, no es muy probable que esto ocurra.

Dicho esto, la posibilidad está ahí, y debe tenerse en cuenta. Como los televisores LED/LCD no son susceptibles de quemarse, ganan esta pelea por tecnicismo.

Ganador: LED/LCD

Consumo de energía

Los paneles OLED son extremadamente delgados y no requieren luz de fondo. Como tal, los televisores OLED tienden a pesar menos que los televisores LED/LCD, siendo considerablemente más delgados. También requieren menos energía, haciéndolos más eficientes.

Ganador: OLED

Precio

Esta categoría, hace un tiempo atrás, habría sido ganada fácilmente por los televisores LED/LCD, pero los televisores OLED han avanzado en la relación precio-rendimiento. Sin embargo, aún a día de hoy, los televisores OLED son televisores Premium. Y punto. Prácticamente, no existe un nivel de presupuesto bajo o de rango medio para OLED. Los televisores LED, sin embargo, pueden variar en precio desde un par de cientos de dólares hasta varios miles, haciéndolos en general más accesibles que los OLED. Mientras que los precios de los televisores LED de más alta calidad rondan casi el mismo rango de precio que los OLED (siendo de calidades comparables), cuando se juzga sólo por el precio y nada más que por el precio, los televisores LED resultan bastante asequibles.

Ganador: LED/LCD

¡Tenemos un ganador!

En términos de calidad de imagen, OLED supera a LED/LCD, a pesar de que esta última tecnología ha experimentado muchas mejoras últimamente. OLED también es más liviano, más delgado, consume menos energía, ofrece el mejor ángulo de visión y, aunque todavía es un poco más caro, ha bajado considerablemente sus precios. Lo que alguna una vez fue una decisión difícil, se ha ido convirtiendo en una decisión mucho más fácil: OLED es la tecnología de televisión superior en la actualidad. Si este artículo tratara solo sobre el precio, LED/LCD ganaría, pero OLED ha hecho un buen camino y en muy poco tiempo, por lo que se merece la corona. Pero independientemente de la tecnología que decidas, nunca hay “un único” factor que inclinará la balanza, por lo que no dejes de consultar nuestra guía y asegúrate de comprar el televisor que realmente necesitas.

*Artículo actualizado por José Luis Plascencia el 15 de mayo de 2020.

Recomendaciones del editor