Simone Biles: el duro momento de la “gimnasta del emoji”

Todo parecía prometedor para Simone Biles en los días previos al inicio de Tokyo 2020, incluso la gimnasta estadounidense había sido reconocida por Twitter con un emoji propio.

La plataforma había escogido una cabra (goat en inglés) que hace referencia al acrónimo GOAT, Greatest Of All Time, y que utiliza la red social para referirse a otros grandes deportistas, como Usain Bolt o Roger Federer.

Witness greatness
Tweet with greatness#SimoneBiles#Simone pic.twitter.com/M6RKzP3KB6

— Twitter Sports (@TwitterSports) July 21, 2021

La joven también asomaba como una de las principales figuras de los Juegos Olímpicos, en especial por las cuatro medallas de oro que consiguió en Río 2016.

Sin embargo, a pocos días del inicio de las Olimpiadas, la deportista enfrenta un duro momento. Este martes 27 de julio, Biles debió abandonar la competencia por equipos de gimnasia artística.

La deportista había conseguido un puntaje de 13,766, el más baja de su equipo. Luego de su participación, la joven abandonó el escenario acompañada por parte del personal médico.

Simone Biles: el duro momento de la gimnasta reconocida en Twitter con un emoji
Getty Images.

Sin embargo, con el paso de las horas, se supo que el problema de la gimnasta no era físico. De hecho, ella misma confirmó estar lidiando con la presión y afrontar un duro momento psicológico.

“Desde que entro al tapiz, estoy yo sola con mi cabeza, luchando contra mis propios demonios. Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi salud y mi bienestar”, reconoció.

De esta forma, Biles dejó en duda su participación en el resto de la competencia, pues confirmó que se encuentra bajo mucha presión por conseguir logros deportivos.

“Vamos a ir paso a paso y ver lo que pasa. La terapia ayuda mucho, así como la medicina. Pero cuando te encuentras en una situación de alto estrés… Simplemente no confío en mí tanto como antes. No sé si es la edad. Siento como si no me divirtiera tanto”, reconoció entre lágrimas.

Recomendaciones del editor