Skip to main content

FIFA le pondrá un sensor al balón para marcar los fueras de juego

La FIFA sigue colocando a la tecnología en el campo de juego, ya que anunció que implementará un sistema llamado SAOT (tecnología semiautomatizada de fuera de juego) para detectar los off-side y que se implementará en la Copa del Mundo de Qatar 2022.

El SAOT utiliza múltiples cámaras para rastrear los movimientos de los jugadores más un sensor en la pelota, y mostrará rápidamente imágenes en 3D en las pantallas de los estadios en el torneo para ayudar a los fanáticos a comprender la llamada del árbitro.

El nuevo sistema de fuera de juego promete decisiones más rápidas y precisas que las que se toman actualmente con el sistema de Video Assistant Referee (VAR), a pesar de que la Copa del Mundo de 2018 evitó errores importantes en las llamadas de fuera de juego.

«Aunque estas herramientas son bastante precisas, esta precisión puede mejorarse», dijo Pierluigi Collina, quien dirige el programa de arbitraje de la FIFA y trabajó en la final de la Copa Mundial de 2002 en la era pre-tecnológica.

Cada estadio en Qatar tendrá 12 cámaras bajo el techo sincronizadas para rastrear 29 puntos de datos en el cuerpo de cada jugador 50 veces por segundo. Los datos se procesan con inteligencia artificial para crear una línea de fuera de juego en 3D que se alerta al equipo de oficiales del VAR.

Un sensor en la pelota del partido rastrea su aceleración y da un «punto de patada» más preciso, cuando se juega el pase decisivo, para alinearse con los datos de la línea de fuera de juego, dijo el director de innovación de la FIFA, Johannes Holzmüller, en una sesión informativa en línea.

Recomendaciones del editor