Intel presenta sus procesadores Alder Lake y su propia versión de DLSS

Intel presenta finalmente su duodécima generación de procesadores, se llamará Alder Lake y la novedad es que será una arquitectura híbrida, ya que mezclará en un solo procesador núcleos para potencia y núcleos para eficiencia.

Los procesadores basados en Alder Lake estarán divididos en tres categorías: equipos de escritorio, portátiles de uso más general o para juegos y también portátiles ultradelgadas pensadas en la duración de la batería. Todos las CPU Alder Lake tendrán el mismo esquema, con núcleos dedicados a trabajos más pesados y otros enfocados en tareas más sencillas y que no requieren demasiado poder de cómputo.

Por ahora no hay detalles específicos sobre productos en particular, pero Intel asegura que cada categoría de procesadores tendrá su propia configuración de núcleos tanto para rendimiento (denominados núcleos P de performance) como para eficiencia (clasificados con la letra E). Los procesadores más potentes tendrán ocho núcleos P y ocho E, en tanto, los orientados a eficiencia podrían tener solo dos P y ocho E.

Los procesadores Intel Core de 12a generación, cuyo nombre en código es Alder Lake, se lanzarán este otoño y son el futuro de Intel
Intel Corporation.

Con este nuevo modelo de arquitectura híbrida, Intel busca unificar y simplificar la forma en que desarrolla sus procesadores y además formar parte de una tendencia que ya es utilizada por otros fabricantes. En particular, los nuevos chips M1 de Apple para su Mac o los Snapdragon de Qualcomm en teléfonos emplean un modelo similar de núcleos para tareas de distinto calibre, que permiten tener potencia a la vez que aumentar la eficiencia y, en el caso de los equipos portátiles, mejorar la duración de la batería.

Los primeros procesadores Alder Lake deberían salir a la venta a finales de 2021.

Competencia para DLSS de NVIDIA

Además de presentar Alder Lake, Intel también mostró una nueva tecnología para tarjetas gráficas llamada XeSS, que llega a competir directamente con el DLSS de NVIDIA o el Super Resolution de AMD.

XeSS es una tecnología del tipo super sampling, que permite reescalar la resolución de los juegos sin que la calidad de imagen final se resienta y, a la vez, mantener una tasa de cuadros por segundo alta y sin mayores caídas. XeSS, al igual que DLSS (y a diferencia de Super Resolution), se ejecutará por hardware, sistema que Intel llama XMX y que vendrá en las tarjetas de video Intel Arc.

Sin embargo, lo interesante es que Intel asegura que XeSS también estará al alcance de hardware que no incluya XMX gracias a una implementación vía software que se lanzará en el futuro y que estaría al alcance tanto de tarjetas de video integradas como en las fabricadas por terceros. En teoría, esta implementación tendría que ser menos efectiva que la que se realiza por hardware, pero esto se verá cuando la tecnología se estrene en el mundo real.

Recomendaciones del editor