Computación

Cómo conseguir Windows 10 de forma gratis y legal

Windows 10 llegó en 2015 y lo hizo de forma totalmente gratuita. Solo necesitabas presionar el mensaje de notificación “Obtener Windows 10” en tu computadora y listo. Por desconfianza o falta de tiempo, quizás no aprovechaste esa posibilidad. Cinco años después, obtener Windows 10 gratis no es algo tan fácil. Pero siempre existen alternativas si no quieres pagar y en Digital Trends en Español te las contamos todas.

Por si aún no lo sabías, el soporte de Windows 7 ha finalizado oficialmente el pasado 14 de enero de 2020, lo que significa que no tendrás más soporte técnico ni más actualizaciones de software o seguridad. ¿En otras palabras? El uso de Windows 7 pronto se volverá completamente inviable, haciendo de éste el momento el ideal para cambiar a Windows 10 (Windows 8 encontrará el mismo destino en unos pocos años).

Un muro de color rojo con el logo de Windows 10 dibujado. Te contamos cómo conseguir Windows 10 gratis

Haznos caso: no vas a querer seguir usando Windows 7. Es el momento de hacerte mayor y actualizarte a Windows 10.

Y sí: el período de actualización gratuita original de estas versiones anteriores de Windows finalizó “oficialmente” a mediados de 2016, y una “solución” para obtener Windows 10 gratis con Assistive Technologies finalizó también en diciembre de 2017. ¡Pero que no cunda el pánico! Todavía hay algunas formas en las que puede obtener la última y mejor versión de Windows 10 gratis, sin tener que pagar una licencia o quebrantar las leyes.

Nota: Antes de seguir los pasos a continuación, considera tus opciones. También puede descargar e instalar Windows 10. Una vez que se realiza una instalación limpia e inactiva, busca Activación en el menú de Windows e ingresa tu clave 7 / 8.1 para activar Windows 10 en cualquier momento.

Paso 1: descargar la herramienta de creación de medios de Windows 10

Aunque Microsoft ha finalizado oficialmente las actualizaciones gratuitas de Windows 10, técnicamente aún puedes instalar el sistema operativo de forma gratuita. Si todavía estás ejecutando Windows 7.o Windows 8.1, solo necesitarás descargar el instalador de Windows 10. Seguir este camino hará que no necesites pagar $129 dólares por una clave de actualización, además de poder guardar todos tus datos de Windows 7 o Windows 8.1.

Dirígete al sitio web de Microsoft para descargar Windows 10 de forma gratuita. Esto se logra con la herramienta de creación de medios de Windows 10. Puedes descargar la herramienta haciendo clic en el botón azul Descargar herramienta ahora en la página web. No debería tomarte más de dos minutos.

Paso 2: iniciar el instalador

Una vez descargado, inicia el instalador. Deberás aceptar los términos y luego elegir Actualizar esta PC ahora. Luego, sigue las indicaciones. Windows 10 se descargará en tu PC y verificará si es compatible. Es posible que se te muestre una lista de programas o hardware “problemáticos” que están en tu equipo y que pueden estar entorpeciendo las actualizaciones. Dependerá de ti desinstalarlos para seguir adelante.

Dado que hay mucho tiempo entre ambos sistemas, probablemente tengas muchos datos almacenados en archivos y aplicaciones. Microsoft no garantiza que todos sean compatibles con Windows 10: algunos de ellos simplemente no funcionarán. Es importante que estés al tanto de esto y que realices una copia de seguridad o exportar cualquier información importante antes de continuar. El instalador intentará transferir la mayor cantidad de datos posible, pero estar preparado siempre es una buena idea.

Paso 3: finalizar la instalación

A medida que el trabajo del instalador avanza, tu PC con Windows 8.1 o Windows 7 se reiniciará varias veces. Como parte del proceso, pedirá la clave de producto existente de tu hardware durante la configuración. Si tu versión de Windows está legalmente activada, no solicitará ninguna clave de activación. Sin embargo, ten en cuenta que esto no funcionará para Windows XP o Windows Vista, ya que estas versiones de Windows nunca calificaron para la actualización gratuita de Windows 10.

También recibirás el mismo “modelo” de Windows que tenías originalmente en tu PC: Windows 10 Home, Pro, Enterprise o Education.

Aunque este es el método más fácil para obtener Windows 10 de forma gratuita, hay algunos otros trucos que también puedes considerar.

Otros métodos para obtener Windows 10

El método señalado anteriormente es el mejor para hacerse con Windows 10 de forma gratuita. Pero no es el único. Por ejemplo, si tu escuela o empleador es elegible, o si ya usas Microsoft 365, deberías poder instalar Windows 10 de forma gratuita.

Siempre puedes pagar el precio completo y obtener una licencia de Windows 10 en la tienda de Microsoft. Como alternativa, puedes comprar Windows 10 en Amazon. O simplemente puede descargar Windows 10 y ejecutarlo sin activarlo. Tu computadora se apagará después de 30 días y quedará bloqueada para ciertas personalizaciones y otras funciones, pero el sistema operativo continuará funcionando. Por supuesto, te recomendamos usar una versión completamente activada de Windows, ya que esta es la forma más segura de hacerlo.

Una vez configurado con cualquiera de estos métodos, tu dispositivo vinculará la nueva licencia de Windows 10 como una “licencia digital” o legal. Esto se adjunta a tu cuenta de Microsoft en tu dispositivo cuando inicias sesión. Una vez más, estos métodos específicos solo funcionarán si estás realizando actualizaciones de instalación in situ o te actualizas a Windows 10. Si utilizas la herramienta de instalación de Windows 10 para crear un ISO o medio de instalación, y luego quieres instalar Windows 10 en otra PC con activación de Vista o Windows XP, puede que no resulte.

¿Qué pasa con la reutilización de una clave de producto anterior?

Si has abandonado Windows 7 o Windows 8.1 y has decidido instalar Windows 10, puedes usar tu antigua clave de producto para realizar una instalación limpia y activar Windows 10 en tu PC.

Atención con los siguiente: las claves de producto de Microsoft generalmente solo funcionan una vez. A menos que estés “cubierto” por acuerdos de licencia por volumen, es contrario a los términos de Microsoft usar la misma clave de producto en varias PC. Sin embargo, si la has comprado correctamente y ya no utilizas las versiones anteriores de Windows, los servidores de activación de Windows 10 de Microsoft aceptarán las claves de Windows 7 y Windows 8.1 en tu PC.

Esta opción te permitirá no pagar hasta $200 dólares por una nueva licencia de Windows 10. Pero Microsoft podrá bloquearla en cualquier momento. Ten en cuenta que estarás violando los acuerdos de licencia y que continuarás bajo tu propio riesgo.

Por lo general, tu clave de producto de Windows 8.1 o Windows 7 se puede encontrar en una etiqueta en tu PC o computadora portátil, o en la documentación que vino con tu PC. Si ya compraste Windows de Microsoft o de un minorista, puedes encontrar la clave en un cuadro o en un correo electrónico. Con Windows 8.1, las claves de producto también pueden vincularse a tu hardware específico o tu cuenta de Microsoft. Esto significa que, si estás instalando Windows 10 de manera “limpia” en una PC que ejecuta Windows 8.1, el instalador lo detectará. Es posible que no necesites ingresar la clave para activarlo.

Una vez que hayas instalado correctamente Windows 10, podrás activarlo, si es que ya tu equipo no lo ha realizado automáticamente durante la configuración. Puedes hacerlo dirigiéndote al menú Inicio y buscando Activación. Luego, puede elegir la opción Configuración de activación en la lista de resultados. Eso te llevará a una página de configuración, donde podrás elegir la opción Cambiar clave de producto e ingresar o usar tu clave de Windows 7 o Windows 8.1 para la activación.

Otros métodos para obtener Windows 10

Otros métodos para obtener Windows 10 gratis

El método anterior es la mejor manera de obtener Windows 10 de forma gratuita, al menos por ahora. Sin embargo, existen otras formas para hacerlo si es que realmente lo necesitas, incluidas opciones gratuitas y de bajo costo que vale la pena explorar.

Versión gratuita de la escuela: Microsoft ofrece un descuento para estudiantes para Windows 10. De hecho, los que califican generalmente obtienen una versión gratuita, mientras que los maestros que trabajan para una escuela que cumpla con los requisitos pueden descargar Windows 10 Education por una pequeña tarifa. En el portal educativo de Microsoft podrás verificar si tu escuela califica y aprender a descargar. Si egresaste recientemente pero aún quieres usar Windows 10, es posible que puedas iniciar sesión con el correo electrónico de tu antigua escuela.

Descarga Windows 10 sin activarlo: técnicamente, puedes descargar Windows 10 de Microsoft (no la versión de la tienda de aplicaciones) y simplemente no activarlo. Resulta que esto es más seguro de lo que parece, porque Microsoft es bastante laxo en cuanto a forzar la activación. Tu copia de Windows no debe cerrarse y tendrás acceso a las aplicaciones, etc. Sin embargo, existen limitaciones. Microsoft te recordará constantemente que actives Windows 10 cada vez que inicies sesión. Tampoco podrás realizar ninguna personalización, cambios de color u otros tipos de cambios hasta que actives el sistema operativo. Obviamente, tendrás que olvidarte de la asistencia técnica. Sin embargo, es una excelente oferta para obtener una gran cantidad de funcionalidades de Windows 10 de forma gratuita… aunque no hay garantía de que Microsoft no cambie esto en el futuro.

Compra una clave de Windows 10 a terceros: hay muchos usuarios que venden sus claves OEM de Windows 10 para obtener descuentos masivos, por lo que puede obtenerlos por solo una fracción del costo total de Microsoft. Aunque parece sospechoso, el truco es encontrar proveedores que vendan claves confiables, algo así como los Costcos de los sistemas operativos. Kinguin las vende por alrededor de $20 dólares. PCDestination las tiene por $45 dólares. Incluso Amazon ofrece importantes descuentos para Windows 10 en comparación con la descarga directa desde Microsoft. En otras palabras, vale la pena darse una vuelta.

*Actualizado el 14 de febrero de 2020 por Rodrigo Orellana

Recomendaciones del editor