Avast recopila tus datos de navegación desde 2013

Avast, la compañía responsable de un popular antivirus gratuito y otros servicios de seguridad digital de bajo costo, recopila y vende información de los hábitos de navegación de sus 400 millones de usuarios al menos desde 2013.  De acuerdo con reportes de prensa, la venta de estos datos representa alrededor del 5 por ciento de los ingresos de la firma.

Pese a lo insólito de una noticia como esta, tratándose de una empresa que precisamente se dedica a proteger la privacidad de sus clientes, Avast asegura que sus prácticas no ponen en riesgo a los usuarios, pues la información que vende carece de cualquier detalle que pudiera identificar a usuarios individuales.

Los ingresos de la compañía rondaron los $430 millones de dólares durante la primera mitad de 2019, por lo que ese 5 por ciento obtenido a través de esta práctica representa más de $20 millones de dólares.

El director ejecutivo de Avast, Ondrej Vlcek, aseguró a Forbes que no hay escándalo que perseguir, explicando que efectivamente se monitorea la actividad de sus usuarios en línea, pero que antes de que la información llegue a los servidores de Avast es despojada de cualquier cosa que pudiera exponer la identidad de una persona, como un nombre que aparezca en la URL, como en el caso del inicio de sesión de sitios como Facebook.

Después, todos los datos son analizados por una compañía llamada Jumpshot (que es 65 por ciento propiedad de Avast), para finalmente ser vendidos como “perspectivas”. Aquellos interesados en pagar por ellas podrían ser inversionistas o gerentes de marca interesados en conocer la manera en que grupos de usuarios utilizan la red.

Pese a las palabras de aliento del ejecutivo, algunos han comenzado a llamar “spyware” a las herramientas de Avast, llevando incluso a Mozilla y Opera a tomar medidas como eliminar algunas de estas herramientas de sus tiendas de extensiones y complementos.

“De ninguna manera permitimos que anunciantes o terceros obtengan ningún acceso a través de Avast ni ningún dato que permitiría a ese tercero poner en la mira a un individuo específico”, recalcó Vlcek a Forbes.

Recomendaciones del editor