Apple M1 MacBooks vs. Microsoft Surface Pro X: la mejor laptop con CPU ARM

Apple no es la única empresa que ofrece procesadores basados ​​en ARM en sus computadoras portátiles. Microsoft fue primero, y no solo una, sino dos veces, tanto con la Surface RT y recientemente con la Surface Pro X. Sin embargo, ¿cuál es el mejor sistema impulsado por ARM? ¿Cuál es más poderoso? ¿Cómo funcionan las aplicaciones en los dispositivos? Enfrentamos a la Apple M1 MacBooks vs. Microsoft Surface Pro X para responder a estas y otras preguntas.

Diseño

Laptop encendida sobre fondo negro para comparar Apple M1 MacBooks vs. Microsoft Surface Pro X

Si solo buscas el diseño, hay muchas diferencias entre las nuevas MacBook basadas en el procesador ARM y Surface Pro X, y la más importante es el factor de forma.

Surface Pro X de Microsoft es una tableta convertible con un teclado desmontable y una pantalla táctil en la que se puede escribir con el Surface Pen, mientras que las MacBook basadas en ARM son portátiles tradicionales tipo almeja.

La Surface Pro X fue un cambio masivo para Microsoft. Está diseñada en aluminio, con un acabado negro mate o platino, y tiene biseles significativamente más delgados y una pantalla más grande de 13 pulgadas que los otros dispositivos Surface Pro.

Aparte de ser más delgada y ligera, con un peso de 1.7 libras y solo 7.3 mm en su punto más delgado, está la ventaja del soporte posterior, que hace que sea fácil de sostener y usarla donde quiera que vayas.

Estas características hacen de la Pro X un equipo superportátil.

Contrariamente a los rumores, las nuevas MacBook Air y MacBook Pro basadas ​​en ARM de Apple no son tan diferentes de las MacBook existentes con tecnología Intel. Comparten las mismas dimensiones y visualización.

La MacBook Air con un procesador M1 es delgada y ligera, con un peso aproximado de 2.8 libras y 0.6 pulgadas de grosor. Mientras la MacBook Pro pesa alrededor de 3.0 libras, ligeramente más pesada, pero no mucho.

Los dos dispositivos tienen la exclusiva carcasa de aluminio, aunque la Air viene en tres colores. Todas cuentan con el nuevo Magic Keyboard de Apple y con el trackpad Force Touch.

Las pantallas de ambos modelos son de 13.3 pulgadas, con la misma resolución de 2,560 x 1,600 pixeles. La MacBook Pro tiene la barra táctil, que brinda acceso a atajos rápidos.

Especificaciones

Tableta con soporte posterior para comparar Apple M1 MacBooks vs. Microsoft Surface Pro X

Aunque ambos equipos tienen un procesador ARM en su corazón, la Surface Pro X y la MacBook M1 ofrecen especificaciones y opciones de configuración muy diferentes. Todavía no sabemos qué tipo de rendimiento esperar de la MacBook M1 tampoco, por lo que no es fácil hacer comparaciones precisas en este momento.

La nueva MacBook con tecnología M1 solo viene en una configuración. Es un procesador de ocho núcleos con cuatro núcleos de rendimiento y cuatro núcleos de eficiencia. La GPU tiene ocho núcleos, mientras que el Neural Engine tiene 16 núcleos.

No tenemos información sobre la velocidad de reloj del procesador, pero Apple lo llama el “núcleo de procesador más rápido del mundo”. Sabemos que se basa en el proceso de 5 nm, lo que permite a Apple empaquetar más transistores en las mismas dimensiones físicas que los procesadores Intel más antiguos basados en procesos de 14 nm y 10 nm.

Cuando se trata de memoria RAM y almacenamiento, las opciones incluyen 8 o 16 GB de memoria y 256 GB a 2 TB de espacio, más que suficiente para trabajar en movimiento.

La Microsoft Surface Pro X es igualmente difícil de cuantificar, ya que aún no la hemos probado. Pero, según los números a los que hemos tenido acceso, es bastante diferente a la oferta de Apple.

El procesador SQ2 dentro de la Surface Pro X está fabricado en un proceso menos denso de 7 nm y se basa libremente en el chipset Snapdragon 8cX Gen 2 de Qualcomm. Eso significa que no es necesariamente un chip completamente personalizado como el M1 de Apple.

Eso debería significar que el diseño de Apple está más optimizado para los tipos de tareas que se espera que haga y funcionará de manera más fluida con las otras opciones de configuración personalizadas que Apple eligió.

Logotipo de procesador M1 para comparativa entre Apple M1 MacBooks vs. Microsoft Surface Pro X

No es una garantía, pero sí sugiere que la solución de Apple puede ser más capaz.

El SQ2 de Microsoft en la última Surface Pro X también tiene ocho núcleos y ocho hilos. Su frecuencia base es de 1.8 GHz y se puede aumentar hasta 3.1 GHz cuando sea necesario.

Los gráficos integrados incluyen Qualcomm Adreno 690. Microsoft también tiene un acelerador de red neuronal a bordo de su chip SQ2, para su uso en seguimiento ocular.

La Surface Pro X se puede configurar con 8 o 16 GB de RAM, y las opciones de espacio van desde 12 a 512 GB. El almacenamiento es actualizable por el usuario, a diferencia de las MacBook.

Sobre el papel, parece que la solución de Apple será más rápida. La empresa afirma que el M1 en la MacBook Air ofrece el doble de rendimiento que el (no especificado), “último chip de computadora portátil” con una cuarta parte del consumo de energía.

Aplicaciones

Nueva MacBook Air en color rosa para comparativo entre Apple M1 MacBooks vs. Microsoft Surface Pro X

Uno de los mayores problemas que enfrentan tanto Microsoft como Apple con Surface Pro X y MacBook Air y Pro es la compatibilidad de aplicaciones. Con el cambio al silicio basado en ARM, existe la preocupación de que las apps funcionen correctamente.

Apple tiene su propio emulador Rosetta 2 para ayudar a los desarrolladores con esto, y Microsoft lo hace a través de la emulación de la aplicación subyacente en Windows 10, pero no ha sido una solución milagrosa para este problema hasta ahora.

Es probable que Apple tenga el conjunto de aplicaciones más sólido en un futuro próximo. Permite a los desarrolladores portar sus apps de iPad y iPhone a Mac con la Universal App Program.

Gracias a Rosetta 2, puedes ejecutar aplicaciones escritas para Mac basadas en Intel sin tener que actualizarlas. Se desconoce el rendimiento, pero Apple dice que las optimizaciones con el chip M1 permitirán que estas apps se ejecuten más rápido que en las Mac Intel.

En pocas palabras, la mayoría de las aplicaciones que se ejecutan en una Mac basada en Intel deberían funcionar perfectamente en la MacBook Pro y MacBook Air basadas en ARM. Tendremos que probar esto nosotros mismos para confirmar las afirmaciones de rendimiento, pero de todos modos son emocionantes.

Con Surface Pro X, Microsoft luchó mucho en esta misma área. Si bien, es cierto que el dispositivo es bueno para la navegación web o el trabajo con Office 365 (el navegador Edge de Microsoft está optimizado para ello), Surface Pro X solo funciona con aplicaciones de 32 bits

Las aplicaciones de 64 bits, a las que están cambiando la mayoría de los desarrolladores, no funcionarán en el dispositivo. Microsoft incluso, tiene una advertencia para eso en su propio sitio web.

Depende de los desarrolladores volver a compilar sus aplicaciones a 32 bits para que funcionen en Surface Pro X, e incluso si lo hacen, existen preocupaciones de rendimiento sobre la emulación subyacente.

Microsoft ha reducido este problema de rendimiento con el procesador SQ2 en el modelo de gama alta 2020 de Surface Pro X. Como señalaron muchos de los primeros revisores, el procesador SQ2 es más rápido que el SQ1 original.

Sin embargo, en cuanto a la portabilidad de aplicaciones no hay cambios fundamentales, por lo que el problema de la brecha de apps aún existe, lo que le da a las MacBook con ARM una clara ventaja.

Microsoft dice que está trabajando en la emulación de aplicaciones de 64 bits para Windows 10 en ARM, pero aún no se sabe cuándo sucederá.

Portabilidad

Surface Pro sobre una mesa blanca junto a un florero para comparativo entre Apple M1 MacBooks vs. Microsoft Surface Pro X

En MacBook Pro y Air, la selección de puertos incluye dos Thunderbolt 3, compatibles con USB-4 y un conector para auriculares. También es compatible con Wifi 6, así como con Bluetooth 5.

La duración de la batería se estima en 15 horas de navegación web y 18 horas para reproducción de video. La MacBook Pro aumenta eso hasta 17 horas de navegación web y 20 horas de reproducción de video, y la conectividad es la misma.

Surface Pro X de Microsoft es un poco diferente. La selección de puertos incluye dos puertos USB-C, un puerto Surface Connect patentado para cargar y una ranura para tarjeta Nano SIM.

Pero, no es compatible con el nuevo estándar Wifi 6. Soporta Wifi 5 y tiene un módem Qualcomm, que te permite acceder a conexiones LTE y no depender de wifi. Este es un gran beneficio en la portabilidad.

La duración de la batería de la Surface Pro X se estima en 15 horas para un uso típico. Sin embargo, la mayoría de los revisores llegaron a alrededor de nueve horas de uso en el mundo real.

Surface es la mejor opción (por ahora)

El nuevo hardware puede parecer interesante, pero no podemos recomendártelo hasta lo conozcamos mejor. Si te ves en la disyuntiva de tener que elegir hoy entre una nueva MacBook Pro M1 o Air y una Surface Pro X, la de Microsoft será tu mejor opción.

Las nuevas MacBooks de Apple parecen tener la ventaja en términos de compatibilidad de aplicaciones, rendimiento y potencia bruta, pero aún no se han probado fuera de los propios laboratorios de Apple.

Surface Pro X, mientras tanto, tiene los beneficios de LTE, así como una pantalla táctil y un diseño más portátil. Hasta que probemos las nuevas MacBook con tecnología M1 de Apple, Surface Pro X es el sistema que podemos recomendar más fácilmente.

Recomendaciones del editor