La batalla entre proyectores y televisores: ¿cuál es el mejor para tu hogar?

¿Crees que la calidad del proyector supera el precio de un televisor?

proyectores y televisores
gamble

En la actualidad, ¿crees que vale la pena ir al cine? Obviando la parte de que allí puedes ver algunos estrenos que no han llegado a ningún servicio streaming, gracias a los proyectores y televisores, puedes tener un cine en casa mucho más privado, personalizado y con imágenes vibrantes y reales. Sin embargo, ¿te gustaría saber cuál de estas pantallas es la más conveniente para una mejor experiencia?

Para responder esta pregunta, hemos decidido comparar todas las características de los proyectores y televisores y así, decidir cuál es el mejor de ellos, según su precio, calidad, imágenes brillantes y otras cualidades más.

Tamaño
1

Aunque en algún momento, los televisores eran más pequeños que los proyectores, en la actualidad, la brecha es mucho más estrecha; ya que puedes encontrar hasta un televisor de 85 pulgadas por alrededor de $5,000 dólares.

Por su parte, los proyectores son más asequibles, ya que puedes adquirir uno de alrededor de 100 o 120 pulgadas, con buen brillo, reproducción del color e incluso resolución 4K, por unos $1,400 dólares. Lo que significa, que, hasta los momentos, los proyectores siguen ofreciendo mayor tamaño y ¡a mejor precio!

Ganador: proyectores

Brillo
2

La mayoría de los proyectores en el rango de $2,000 dólares producen entre 1,500 a 3,000 lúmenes (que termina siendo mucho más bajo una vez que llega a los ojos). Sin embargo, los televisores LED de $2,000 dólares, son fácilmente capaces de producir un brillo mucho más alto.

Vale la pena acotar que, si deseas que un proyector muestre mayor brillo, debes estar en una sala oscura (como en el cine real) y verificar que sus bombillos sirvan a toda marcha, ya que con el tiempo tienen a deteriorarse y lo peor, es que son muy costosos de reemplazar.  Sin lugar a duda, en este renglón, el ganador es el televisor.

Ganador: televisores

Contraste
3

El contraste está determinado por una combinación de niveles de negro y brillo. Mientras que la capacidad de brillo de un proyector se puede determinar por su cantidad de lúmenes, los niveles de negro se determinan por la oscuridad que se puede obtener en la sala de proyección. Y en esto, los televisores son los expertos, ya que pueden luchar contra la luz ambiental y aumentar el contraste percibido, mientras que la mayoría de los proyectores no tienen esa posibilidad.

Ganador: televisores

Resolución
4

Los televisores 4K Premium tienen una amplia gama de colores y un alto rango dinámico, pero como todo en la vida, tienen un pequeño detalle y es que son costosos. Pero ¿sabes algo? los proyectores HDR 4K de alto rendimiento son más caros aún.

Por eso, te recomendamos con los ojos cerrados que pagues por un buen televisor 4K HDR y lo complementes con un sistema de sonido (o un reproductor de Blu-ray Ultra HD), que gastar excesivo dinero en un proyector HDR 4K de alta gama.

Cuando se trata de resolución por dólar, sin lugar a duda, los televisores ganan por mucho.

Ganador: televisores

Precisión del color
5

No tienes que gastar una fortuna para obtener un color decente en un proyector. Dependiendo del tipo de proyector (DLP, LCD de 3 chips o LCOS) puedes adquirir un excelente color, a un buen precio.

Por otro lado, los televisores requieren un procesamiento más especializado para producir el mejor color, lo que aumenta el precio. Los mejores televisores 4K pueden producir una gama de colores más amplia que la mayoría de los proyectores de consumo en este momento, pero los proyectores están muy cerca.

Si miramos exclusivamente la relación precio-rendimiento, los televisores salen ganando. Pero si el precio no es un problema para ti y puedes invertir una suma grande en una sala de proyectores con control de luz, no lo dudes y hazlo.

Ganador: empate

Instalación
6

Los televisores son más fáciles de instalar. Aunque los televisores grandes pueden ser pesados ​​y frágiles, son fáciles de usar y colocar en un sistema de cine en casa. Además, funcionan como un gran unificador para tus dispositivos y equipos, ya que todo se conecta directamente a él.

A menos que estés montando el televisor en la pared, la instalación es relativamente sencilla. Además, si optas por la configuración montada en la pared, podrás completar el proyecto por ti mismo.

Por su parte, los proyectores tienden a ser más complicados, ya que requieren de mayor planificación y esfuerzo de instalación. Por su tamaño, lo proyectores no solo necesitan un espacio amplio, sino que, además, debes asegurarte que esté correctamente posicionado.

Ganador: televisores

Calidad de sonido
7

Sin lugar a duda, los televisores son la mejor opción aquí, ya que la mayoría de las veces incluye bocinas decentes o muy buenas.

Por otro lado, aunque algunos proyectores incluyen bocinas, generalmente son muy pequeñas o están posicionadas de una manera no muy acertada.

Sin embargo, no debes olvidar que actualmente existe en el mercado, varias opciones sobre barras de sonido, bocinas profesionales y demás dispositivos de audio, que puedes instalar en tu televisor o proyector, para hacer tu experiencia audiovisual más llamativa.

Ganador: televisores

Conveniencia
8

Los televisores son la opción más conveniente, ya que son fáciles de usar, requieren menos planificación y esfuerzo de configuración, no se verán afectados por la luz ambiental u objetos que proyectan sombras en la pantalla, y además puedes descansar tranquilo, sin preocuparte porque se desenfoque u oscurezca.

Además, es relativamente fácil encontrar un televisor inteligente asequible, que tenga capacidades integradas de transmisión y toneladas de aplicaciones. Y la verdad es que pocos proyectores incluyen tales características.

Ganador: televisores

Ganador total

Según nuestro análisis, por una diferencia abismal, el televisor gana esta contienda.

Aunque los proyectores pueden ofrecer un buen rendimiento, precio, brillo y contraste (sobre todo cuando está en un cuarto oscuro), las cualidades de un televisor son mucho más completas.

Los televisores son capaces de proporcionarte no solo una imagen de calidad, sino también un buen sonido, sin tener que adquirir una bocina extra y sin tener que pasar horas para su instalación.

Así que sin lugar a duda, los televisores son tu mejor opción, al menos, por los momentos.