Skip to main content

Cómo proteger tu teléfono del frío y prolongar su vida útil

Las bajas temperaturas del invierno no solo han provocado fenómenos inusuales, como una “lluvia de iguanas” o la explosión de árboles, sino que también afectan el rendimiento de la batería de tu celular. Sin embargo, puedes tomar algunas medidas. Conoce cómo proteger tu teléfono del frío y prolongar su vida útil.

Te va a interesar:

Con las bajas temperaturas, las baterías de litio aumentan su resistencia electrónica interna, lo que las hace menos eficiente y afecta su capacidad. Pero además tu teléfono requiere más energía para funcionar cuando el termómetro baja. Una combinación fatal para la batería de tu teléfono.

Qué temperaturas afectan el rendimiento de tu teléfono

Una mujer sostiene un teléfono en un bosque con nieve
Getty Images

Los fabricantes afirman que las bajas temperaturas por debajo de los 32° Fahrenheit (0° Celsius) podrían provocar problemas en la batería de tu teléfono.

Apple advierte que los iPhone funcionan de forma adecuada a temperaturas entre 32° y 95° F (0° a 35° C), y que hacerlo en otras condiciones “puede reducir temporalmente la duración de la batería y hacer que el dispositivo se apague”; o que “no se cargue o deje de cargarse si se enfría demasiado”.

En tanto, el sitio Battery University afirma que las temperaturas más adecuadas varían entre 32° y 113 F (cero a 45° C). De hecho, recomienda no cargar los teléfonos a temperaturas bajo cero, para evitar daños permanentes.

Cómo cuidar la batería de tu teléfono

Un teléfono enterrado bajo la nieve
Getty Images

Aunque no podrás cambiar el clima, si vives en un lugar frío, hay algunas medidas que puedes adoptar para asegurarte que la batería de tu teléfono dure un poco más, incluso en las condiciones más adversas.

Activa el modo de ahorro de batería

El primer consejo es asegurarse de obtener el mayor rendimiento posible de su batería; y una de las mejores formas de hacerlo es activar el modo de ahorro de batería de su dispositivo.

La forma exacta de hacer esto varía entre dispositivos, pero la mayoría de los teléfonos Android te permiten hacerlo desplazando la barra de notificaciones y activando la opción Ahorro de batería. En iPhone, está disponible en Configuración > Batería > Modo de bajo consumo.

Los modos de bajo consumo y ahorro de energía te privan de algunas funciones, como desactivar la sincronización de datos en segundo plano, reducir el brillo de la pantalla y acelerar el rendimiento de la CPU para conservar energía.

Mantén tu teléfono caliente

Otra medida es mantener tu teléfono lo más caliente posible. Si debes sacarlo al aire libre, asegúrate de que permanezca en tu bolsillo y alejado del viento frío.  Tenerlo cerca de tu cuerpo también es una opción, ya que el calor corporal ayuda a mantenerlo caliente.

Sin embargo, evita por completo usar herramientas externas, como calentador un calentador de manos, ya que el aumento repentino del calor puede dañar tu equipo.

Usa una carcasa resistente

Si estás dispuesto a gastar algo de dinero, existen otras alternativas para evitar que la batería de tu teléfono se vea afectada por la ola de frío, como utilizar una funda resistente a las temperaturas extremas.

Lifeproof ofrece algunas opciones con un sello 100 por ciento resistente al agua, que también te puede ayudar a mantener tu teléfono a una temperatura adecuada. Si bien este tipo de artículos ofrecen cierta protección, es mejor usarlos junto con otras técnicas y no como la única solución.

Evita cargadores externos

Si bien por lo general tener cargador portátil es una gran idea, debes evitar utilizarlos cuando la batería de tu teléfono se agota rápidamente debido al frío.  Como advierte Battery University, reabastecer una batería de iones de litio a temperaturas bajo cero, puede provocar daños irreparables. Pero si no tienes otra opción, asegúrate de que tu teléfono y el cargador tengan una temperatura superior a los 32 F (0° C) antes de intentarlo.

Recomendaciones del editor