Ola de calor: cómo prolongar la vida útil de tus dispositivos

Aunque hayan sobrevivido a más de una caída o a algún derrame de agua, tus dispositivos no son resistentes a cualquier condición. Las altas temperaturas –como las registradas en el verano boreal– representan factores que pueden acortar la vida útil de tu teléfono o tu computadora portátil. Sin embargo, si conoces cómo cuidar tus dispositivos de la ola de calor evitarás los riesgos.

Te va a interesar:

Todos los fabricantes recomiendan evitar exponer tus dispositivos a temperaturas extremas. ¿No lo sabías? Sí, la información está disponible en la mayoría de los manuales de usuario que muchas no nos damos el tiempo de revisar en detalle. La mayoría de los fabricantes, como Apple y Samsung, recomiendan usar sus dispositivos a una temperatura ambiente entre 0º y 35º Celsius (32º a 95º F). Un nivel superior o inferior podría afectar su rendimiento.

Cómo el calor extremo puede afectar a tus equipos

Un teléfono marca la temperatura ante la ola de calor

El calor extremo puede afectar el rendimiento general de tu dispositivo tanto en el uso diario como a largo plazo. Una primera señal de alerta es que los procesos son más lentos de lo habitual, las aplicaciones no se abren como deberían o el equipo cambia su comportamiento para regular su temperatura.

Estas condiciones también sobrecalientan los discos duros y de las baterías, lo que perjudica su duración. Apple advierte que el uso de sus equipos en condiciones de frío extremo puede hacer que estos se apaguen sin aviso previo, pero que el calor puede acortar de forma permanente la vida útil de la batería.

De todos modos, la señales que nunca debes dejar pasar es si tu computadora comienza a hacer un uso intensivo del ventilador o cuando la batería de tu teléfono comienza a calentarse o hincharse. Según Intel, hay que estar atentos a los siguientes síntomas de sobrecalentamiento:

  • El sistema se inicia, pero se apaga a los pocos minutos.
  • La frecuencia de funcionamiento de la CPU es menor a la esperada.
  • Evidencia de que la CPU se acelera.
  • Lentitud general del sistema.
  • El ruido del ventilador es excesivo.

Cómo cuidar tus dispositivos del calor extremo

Una mujer transpira con la ola de calor mientras trabaja con su computadora

Nunca dejes tus equipos en los automóviles

Por regla general, los fabricantes recomiendan que nunca guardes tus equipos lugares con donde la temperatura no sea inferior a -20º ni supere los 45º C (-4º a 113º F). Por lo mismo, es mala idea dejar tu teléfono, tableta o computadora al interior de un automóvil, donde las temperaturas pueden alcanzar los 47° C (116º F) en menos de una hora, en especial en días calurosos.

Evita guardar el teléfono en tu bolsillo

Por el mismo motivo, deberías evitar mantener tu teléfono en los bolsillos. Además de la temperatura ambiental, el calor corporal puede impedir que se complete el proceso de enfriamiento de la batería. Lo mejor es mantenerlo bajo la sombra, libre de cualquier fuente de calor externa.

Prefiere el modo oscuro o el modo avión

Una forma de evitar que tu equipo se sobrecaliente es usándolo en modo oscuro, tanto de forma nativa como en las configuraciones que ofrecen las propias aplicaciones. De esta forma, reducirás el consumo de energía del equipo, evitando que se sobrecaliente. Otra alternativa es usar el modo avión, que también evitará que se activen algunos procesos que afectan el rendimiento de tu equipo.

Evita exponerlos a la luz solar

Una de las medidas preventivas básicas es evitar exponerlos de forma directa a la luz solar. Si vas a trabajar con tu computadora portátil al aire libre, procura hacerlo bajo la sombra.  Y por ningún motivo reabastezcas tus dispositivos bajo la luz solar: esto hará que se calienten más que en un proceso de carga habitual.

Preocúpate de los ventiladores

El flujo de aire constante evita que los ventiladores de tu equipo funcionen a máxima velocidad. Cuando lo hacen, quiere decir que la CPU está trabajando duro y puede calentarse. Junto con mantener limpias las ranuras de los ventiladores, también puedes contribuir al flujo el aire poniéndolo en altura, ya sea con una base de enfriamiento o, incluso, con un libro u otro soporte. Otra opción son los ventiladores de refrigeración para portátiles.

Evita sobreexigirlos con procesos intensivos

Ya sea que nos estés leyendo desde tu teléfono o en tu computadora, lo más probable es que en este momento tengas más de una aplicación abierta. Lo mejor es evitarlo, en especial con aquellos que hacen un uso intensivo del procesador, como editores de fotografía o video, juegos o aquellas que usan el GPS. Cierra cualquier aplicación que no estés usando. Un descanso no vendría nada de mal. Incluso podría ser útil para ti.

Recomendaciones del editor