Toyota ofrece un inusual vistazo a su futuro eléctrico

En una inusual e inesperada movida, Toyota dejó ver este martes 14 de diciembre 15 vehículos eléctricos de las marcas Lexus y Toyota en estado de desarrollo, que abarcan la gran mayoría de los segmentos del mercado. El anuncio, sin precedentes en la industria automotriz, es excepcional porque deja ver vehículos en etapas muy tempranas, algo que los fabricantes nunca hacen, pues Toyota es por lo regular muy celosa con sus proyectos en vías de desarrollo y no ha sido particularmente entusiasta en relación al advenimiento de los autos eléctricos como el principal modo de transporte terrestre en las próximas décadas.

El anuncio estuvo a cargo de Akio Toyoda, heredero de la familia fundadora del coloso automotriz japonés y presidente de Toyota Motor Corporation, quien buscó demostrar de la manera más contundente posible que Toyota no está atrás de nadie en la carrera por la electrificación de su línea de modelos.

Los vehículos fueron mostrados con las ventanas polarizadas, presumiblemente para no revelar ningún detalle de su interior, y quizá porque aún no están listos para ser mostrados. Además, el fabricante ofreció muy pocos detalles técnicos.

La presentación comenzó con la crossover mediana bZ4x, que ya había sido revelada este año y que comenzará a venderse en Estados Unidos a mediados de 2022 como el primer modelo de una familia global de autos eléctricos Toyota bZ, por Beyond Zero, o más allá de cero en español. 

El resto de la familia Toyota bZ está conformada por una SUV compacta de techo inclinado tipo coupé —descrita como un diseño que te “hace saltar dentro y sacar el vehículo a dar una vuelta”—, un sedán mediano descrito como un modelo ideal para ser el primer automóvil de una persona joven, seguido por la SUV bZ grande con tres tres filas de asientos y un modelo Lexus equivalente. 

La conferencia continuó con una vista previa de la Lexus RZ, una versión de lujo de la Toyota bZ4X. Así como un coupé deportivo, distinguido con el nombre Lexus Electrified Sports EV, un vehículo de baja altura y dos asientos desarrollado para usar baterías de estado sólido que debería alcanzar los 100 km/h (62 mph) en alrededor de dos segundos y proporcionar autonomía de 700 kilómetros (435 millas).

Toyoda dijo que el automóvil tendrá una “salsa secreta” cuya receta supuestamente fue perfeccionada durante el desarrollo del aún impactante LFA de 2011. También mostró un convertible eléctrico de cuatro asientos.

En el campo de los utilitarios, Toyota mostró una pickup eléctrica muy similar en su diseño a la Tacoma actual, así como una SUV todoterreno eléctrica que recordaba sin ningún tipo de ambigüedad a la FJ Cruiser, la cual estaba distinguida con una placa con la inscripción Compact Cruiser EV.

Asimismo, Toyoda mostró una minicamioneta denominada SU EV, una crossover eléctrica y un automóvil deportivo eléctrico de dos asientos con techo desmontable que insinúa a una actualización eléctrica del célebre biplaza de motor central MR2.

La muestra terminó con dos cápsulas de transporte urbano, presumiblemente de manejo autónomo y de tamaño subcompacto denominadas Mid Box y Micro Box, las cuales estuvieron acompañadas del e-Pallette, el vehículo eléctrico grande de transporte de personas y mercancías, mostradas en 2018. 

Durante la sesión, Toyoda compartió varios objetivos:

  • Ventas globales de vehículos eléctricos con batería de 3.5 millones de unidades para 2030.
  • Treinta modelos de vehículos eléctricos con batería en las marcas Toyota y Lexus a nivel mundial para 2030.
  • Toyota y Lexus ofrecerán vehículos eléctricos con batería en todos los segmentos, incluidos sedanes, SUV, vehículos comerciales y otros segmentos.

Para alcanzar estos objetivos, Toyota planea invertir cerca de $70,000 millones de dólares a nivel mundial en vehículos electrificados, de los cuales aproximadamente $35,000 millones se invertirán en vehículos eléctricos con batería entre 2022 y 2030.

Además, para 2030 Lexus se convertirá en un fabricante completamente eléctrico en Europa, Estados Unidos y China, con proyecciones globales de ventas de un millón de vehículos eléctricos por año para 2035.

Recomendaciones del editor