Bugatti puede detectar problemas en sus automóviles antes que sus clientes

sistema telemetria bugatti chiron head

Si eres uno de los pocos afortunados que posee un superdeportivo Bugatti Chiron de 1,500 caballos de fuerza y ​​$3 millones de dólares, es probable que recibas llamadas periódicas del fabricante de automóviles sobre la presión de los neumáticos.

Y es que Bugatti monitorea de forma remota todos los Chirons desde su fábrica en Molsheim, Francia. El fabricante afirma que esto le ha permitido, entre otras cosas, detectar un neumático desinflado en el automóvil de un propietario a miles de millas de distancia.

En realidad, nada sobre el Chiron es precisamente “normal”, por lo que no nos sorprendente que Bugatti no se ocupe del mantenimiento de sus carros como otros fabricantes. La detección de presión de neumáticos es posible gracias a un sistema incorporado de telemetría. De forma similar a la tecnología utilizada en los autos de carrera, el sistema transmite todo tipo de datos entre los automóviles y la fábrica en tiempo real.

Bugatti puede monitorear un automóvil las 24 horas del día, los siete días de la semana, siempre que el carro esté en un área con cobertura celular. El fabricante ya había utilizado esta tecnología de monitoreo de datos en su último superdeportivo, el Veyron, pero afirma que el sistema utilizado en el Chiron puede rastrear aún más datos. El sistema monitorea 10,000 señales de diferentes partes del automóvil, como el motor, la transmisión, las luces, el control del clima y el sistema de infoentretenimiento. Bugatti incluso utiliza la telemetría para monitorear el prototipo de Chiron que se está probando en diferentes continentes durante el proceso de desarrollo del automóvil.

Si se detecta un problema, Bugatti puede enviar uno de sus llamados “médicos voladores” allí a donde sea que se encuentre el carro. A diferencia de sus homólogos en los hospitales, estos médicos todavía hacen visitas a domicilio. Bugatti solo tiene tres Flying Doctors, pero pueden enviar un auto a la fábrica o a uno de los 34 distribuidores mundiales de Bugatti, si aquello es necesario.

El sistema de telemetría consiste en una conexión bidireccional que permite a Bugatti cambiar ciertas configuraciones del vehículo y realizar actualizaciones de software de forma remota en algunos casos. El sistema también permite el seguimiento de vehículos robados en tiempo real, cosa que no estaba disponible en el Veyron. Por supuesto, esa característica ha estado disponible en autos menos exóticos por algún tiempo.

Los clientes deben dar su consentimiento para que el sistema de telemetría se active cuando compran sus carros. Bugatti dice que la mayoría de sus clientes permiten este monitoreo de datos. Además, afirma tener estrictos protocolos de seguridad, y solo un puñado de empleados pueden acceder a los datos. Otros fabricantes de automóviles tendrán que abordar cuestiones de seguridad y transparencia a medida que nos acercamos al tan discutido futuro de los automóviles conectados, pero Bugatti ya parece estar allí.

“El sistema de telemetría de Bugatti es nuestra versión del automóvil conectado, exclusiva e individual para nuestros clientes, la cual ahorra tiempo y dinero a nuestros desarrolladores”, dijo Norbert Uffmann, quien dirigió el desarrollo del sistema. “Este es un Connected Car ‘à la Bugatti’, y ya ha estado disponible por más de una década”.

Recomendaciones del editor