Skip to main content

Primera revisión del Mitsubishi modelo Eclipse Cross 2019

El Mitsubishi Eclipse Cross del 2019 está bien hecho pero no se destaca en el mundo de las crossover.

Lo bueno

  • Buen diseño
  • Buena calidad de manejo
  • Motor Torque

Lo malo

  • Mala visibilidad exterior
  • Sistema de infoentretenimiento anticuado
  • Experiencia de manejo estándar

Alguna vez, Mitsubishi estuvo a la par de otros fabricantes japoneses, como Honda, Nissan y Toyota, una edad de oro en la que el Eclipse fue uno de sus íconos. Conocido en versiones coupé y convertible de dos puertas, se convirtió en una de las estrellas de The Fast & The Furious y en un emblema de la personalización. Entonces, ¿qué hace el nombre de Eclipse en un familiar?

Stephen Edelstein, de Digital Trends, condujo el rival del Jeep Compass, el Nissan Rogue Sport y el Subaru Crosstrek en dos entornos muy diferentes: en las entrañas del distrito de Manhattan y en las carreteras sinuosas cerca de Monticello, al norte de la ciudad de Nueva York.

Mitsubishi ofrece niveles de equipamiento ES, LE, SE y SEL. Con tracción delantera, la edición base comienza en $24,590 dólares. Manejamos un modelo SE con tracción integral, que incluía asientos delanteros con calefacción, monitoreo de punto ciego y alerta de tráfico posterior, cuyo valor ascendía a $28,015 dólares.

Interior y tecnología

En el interior, el diseño y la calidad del material no impresionan, pero tampoco ofenden. Encontramos la posición de manejo bastante cómoda, y el asiento no está tan elevado como en muchos de su segmento.

La visibilidad hacia el exterior fue mejor de lo que esperábamos, dada la línea inclinada del techo, pero no fue excelente. Definitivamente, hubiéramos preferido una vista menos limitada mientras luchábamos por el tráfico de la metrópoli.

El espacio para pasajeros es comparable a la competencia, pero el Mitsubishi ofrece el menor espacio de carga del grupo. Sin embargo, cuando se trata de carga, estos vehículos se asemejan a los hatchbacks.

El sistema de infoentretenimiento utiliza una pantalla de siete pulgadas colocada sobre el tablero de mandos con controles táctiles alrededor de su borde, y un controlador de panel táctil similar a una computadora portátil en la consola central.

En altas revoluciones, el motor hace un sonido poco placentero, como si algo malo sucediera.

Este último permite al usuario desplazarse hacia la izquierda y hacia la derecha o hacia arriba y hacia abajo al deslizar las áreas marcadas del teclado. El sistema es estándar en todos los niveles de equipamiento, excepto el ES básico, e incluye Apple CarPlay y Android Auto. Los modelos SEL equipan una pantalla frontal.

En la práctica, este sistema deja mucho que desear. Mitsubishi no incluyó una perilla de volumen, y los puntos de contacto de volumen están ubicados en el lado opuesto de la pantalla del conductor, lo que requiere un alcance incómodo para subir o bajar el sonido. La pantalla en sí es demasiado pequeña y la información se muestra de manera desorganizada. Preferiríamos una pantalla más grande y más centralizada para tocar directamente o, mejor aún, más botones físicos.

El Eclipse Cross es el primer modelo en obtener el servicio telemático Mitsubishi Connect , que incluye funciones como control remoto de cerraduras de puertas, bocinas, luces, encendido y control de clima, y ​​controles para padres. El servicio también puede conectar al conductor con un centro de llamadas en caso de un accidente u otra emergencia, similar al OnStar de General Motors.

La unidad de prueba viene equipada con monitoreo de punto ciego, asistencia de cambio de carril y alerta de tráfico cruzado trasero. Un paquete opcional para el nivel de ajuste SEL superior agrega control de crucero adaptable, advertencia de cambio de carril, frenado de emergencia autónomo y luces altas automáticas.

Experiencia conductiva

El único motor disponible es un turbo de cuatro litros en línea, acoplado a una transmisión continuamente variable (CVT). La tracción delantera es estándar, mientras que la total es opcional.

La tracción delantera es estándar, mientras que la total es opcional.

El motor produce 152 caballos de fuerza y ​​un torque de 184 lb/ft (250 Nm). Eso es sustancialmente más que los 141 hp y 147 lb/ft que obtendríamos del aspirado de 2.0 litros en línea del Nissan Rogue Sport. El boxer del Subaru Crosstrek coincide con el Eclipse Cross en potencia, pero se queda atrás por su par máximo de 145 lb/ft (197 Nm). El 2.4 litros en línea del Compass ofrece más potencia (180 hp) pero menos torsión (175 lb/ft o 237 Nm). El Jeep ofrece un sistema de tracción en todas las ruedas más sofisticado en los modelos Trailhawk, que hace al vehículo capaz de realizar un ligero andar por carretera, algo que no se puede decir sobre el Eclipse Cross.

En el camino, el Eclipse Cross se siente tan impactante como sugieren sus poderosas líneas. El par de torsión fue perfecto para explotar las brechas en el tráfico de Nueva York, donde se sintió muy. Pero en las carreteras más abiertas alrededor de Monticello, no estuvo a la altura de su famoso homónimo. El manejo no es nada especial, y a altas revoluciones el motor emite un gruñido desagradable, como si no se estuviera divirtiendo. Al menos, la calidad de marcha es bastante buena para una variedad de entrada.

Stephen Edelstein/Digital Trends

La EPA le otorgó a la gama Eclipse Cross un consumo mixto de entre 25 y 27 millas por galón combinados (entre 10.6 y 11.5 kilómetros por litro), que lo instalan bastante cerca de sus rivales, salvo por el Nissan Rogue Sport, que ofrece un máximo de 28 mpg (11.9 kpl).

Mitsubishi ofrece una garantía de cinco años o 60,000 millas (96,000 kilómetros) para vehículos nuevos y una de 10 años o 100,000 millas (160,000 kilómetros) para su tren de potencia, así como de cinco años de asistencia en carretera con un kilometraje ilimitado.

Mitsubishi fue calificado en el estudio de confiabilidad más reciente de Consumer Reports debido a la falta de datos. El Eclipse Cross solo ha estado a la venta desde marzo de 2018, pero la revista le dio un puntaje «promedio», un poco más bajo que en otros modelos de la marca.

Conclusión

El Mitsubishi Eclipse Cross 2019 es un esfuerzo sólido de una empresa que necesita golpear. Sin embargo, no supera a sus competidores. A su favor, podemos decir que la categoría crossover también es cuestionable, pues son tan pequeños que no ofrecen una utilidad mucho mayor que los autos comunes. Si buscas algo más en un carro pequeño, chequea el Subaru Crosstrek o el Volkswagen Golf Alltrack.

Juan José Castillo
Ex escritor de Digital Trends en Español
Juan José se ha desempeñado por cerca de dos décadas como periodista en medios de comunicación e instituciones públicas…
El Mercedes G580 electrifica un icono todoterreno
mercedes benz g580 ev

Mercedes-Benz
El Mercedes-Benz Clase G es la respuesta alemana a Jeep, Hummer y Land Rover. Combinando el lujo tradicional de Mercedes con una gran capacidad todoterreno, la Clase G, o Geländewagen, como se le conoce formalmente, se siente como en casa en el sendero o en el servicio de aparcacoches. Y ahora se está volviendo eléctrico.

Mercedes ha estado anunciando un Clase G eléctrico desde 2021, y ahora finalmente ha llegado en forma de G580 con tecnología EQ. Se espera que salga a la venta en el U.S.as un modelo 2025 junto con las variantes renovadas de gasolina de la Clase G, utiliza tecnología de tren motriz eléctrico para actualizar un diseño clásico y mejorar la capacidad todoterreno.

Leer más
Jean-Michel Jarre fue el primer pasajero de este auto volador
jean michel jarre primer pasajero auto volador

Jean-Michel Jarre is world’s first passenger to take off in KleinVision’s flying AirCar

El legendario músico francés Jean-Michel Jarre se ha convertido en el primer pasajero en surcar los cielos en el increíble auto volador de Klein Vision.

Leer más
Investigación federal es tajante: piloto automático de Tesla es fatal
tesla model s plaid velocidad maxima

Una investigación federal de la NHTSA ( National Highway Traffic Safety Administration) concluyó que el piloto automático de Tesla y la conducción autónoma de estos vehículos eléctricos son absolutamente insuficientes para el compromiso de conducción de los usuarios y que ha participado en muchísimos accidentes y muertes.

Los conductores que usaban el piloto automático o el hermano más avanzado del sistema, Full Self-Driving, "no estaban lo suficientemente comprometidos con la tarea de conducción", y la tecnología de Tesla "no garantizó adecuadamente que los conductores mantuvieran su atención en la tarea de conducción", concluyó la NHTSA.

Leer más