El Range Rover Velar 2018 es eficiente, seductor y lleno de tecnología

Con la llegada del Sport (2004) y del Evoque (2011), Range Rover llegó a representar algo más que la mera capacidad todo terreno. El estilo, el rendimiento y el lujo eran las palabras de moda nuevas que rodeaban la icónica placa de identificación de Land Rover. Dada su trayectoria elegante, uno podría asumir que estaríamos más preparados para “otro miembro más” de la familia, pero créenos si te decimos que el Range Rover Velar es algo distinto a lo que todos esperaban.

El Velar es diferente a cualquier producto Land Rover, ya sea visto como concepto o modelo cercano a la producción. Se trata de un SUV con un exterior impresionante, una cabina minimalista, y una serie de innovadoras prestaciones que superan todas las expectativas.

Incluso el nombre se hace eco del significado del nuevo modelo. Derivado de la palabra latina “Velaris”, que significa “oculto” o “disfrazado”, el Velar apareció en los primeros prototipos Range Rover durante los años ‘60. Décadas más tarde, Land Rover está de nuevo haciendo una importante declaración de principios.

El nombre Velar puede que esté impregnado de la historia de Land Rover, pero todo lo demás acerca de este SUV es totalmente nuevo. Desde su plataforma de aluminio a las tres pantallas TFT de la cabina.

De perfil, los pilares ennegrecidos separan visualmente el techo del cuerpo del SUV. Visto desde arriba, su cabina hueca traza una circunferencia ininterrumpida. En la parte delantera, un fascia contrasta con unos los faros delanteros Matrix Led, mientras que en la parte posterior las delgadas luces LED se ubican dentro de un panel oscuro. Pocos vehículos recompensan a los observadores como el Velar.

Los modelos de Primera Edición (limitada a 500 unidades en los Estados Unidos) realzan el exterior con unas ruedas de 22 pulgadas, acabados satinados (mate) y acentos color bronce pulido en el capó, la fascia delantera y los respiraderos laterales. Estas versiones de gama superior elevan su precio a los $89,300 dólares.

Una pantalla digital de 12.3 pulgadas reemplaza al grupo de medidores de la vieja escuela, proporcionando un espectro re-configurable de diales, lecturas, información, modos de unidad o imágenes de mapa, según la preferencia. Justo encima de la consola del conductor, una pantalla head-up disponible refina la sobrecarga de datos con la velocidad actual, los límites fijados y, si procede, a las direcciones a las cuales se va. Los controles sensibles al tacto del volante se adaptan a los menús, revelando nuevas funciones y sombreando otras, según sea necesario.

Inicialmente, el espectáculo de luces puede resultar abrumador, pero Land Rover mantiene las cosas a raya. el Touch Pro Duo, el sistema de entretenimiento de última generación del fabricante de automóviles, utiliza un procesador Quad Core de Intel, una unidad de alta velocidad de 60 GB y una red Ethernet ultrarrápida para encontrar y proyectar imágenes sorprendentes en ambas pantallas HD. En la pantalla inferior de 10 pulgadas, se pueden utilizar un par de ruedas “mágicas” para ajustar el control del clima, seleccionar los modos de la unidad o alternar entre las estaciones de radio.

Más allá de su magia digital, el Velar está disponible con una gama de características de conveniencia líderes en su clase, incluyendo un sistema de sonido Meridian de 1,600 vatios, control de clima de cuatro zonas, asistencia de remolque avanzada semiautónoma, iluminación ambiental, asientos delanteros de 20 vías con calefacción y refrigeración, además de un sistema de ionización del aire de cabina.

Land Rover ofrecerá no menos de seis trenes de propulsión para el Velar, incluyendo tres asignados al mercado de los EE.UU. Un nuevo cuatro cilindros de 2.0 litros turboalimentado sirve como el motor de base, proporcionando 247 caballos de fuerza y ​​269 libra-pie de torsión. La única opción de combustión distinta en América del Norte es un motor diesel de cuatro cilindros de 2.0 litros, el cual bombea 180 caballos y ​​317 libras-pie. Por encima de la gama, tenemos un V6 de 3.0 litros sobrealimentado (motor compartido con el F-Type y F-Pace) sintonizado para producir 380 caballos de fuerza y ​​332 libra-pie.

Una transmisión automática ZF de ocho velocidades y una tracción permanente en todas las ruedas es el kit estándar que viene en cada Velar. Equipado con su motor más potente y ayudado por la tracción permanente en todas las ruedas, el Velar acelera sus 4,000 libras de 0 a 60 mph en sólo 5.3 segundos. Incluso el motor diesel está lejos de ser lento, alcanzando las 60 mph en 6.4 segundos.

El Range Rover Velar 2018 viene de serie con seis airbags, frenado de emergencia automático, alerta de salida de carril y sensores de aparcamiento trasero. Las ayudas de conducción actualizables incluyen control de crucero adaptativo con asistencia de cola, monitor de condición de conductor, detección de tráfico inverso, asistencia de mantenimiento de carril, asistencia de punto ciego y reconocimiento de señales de tráfico con un limitador de velocidad adaptable.

El Velar mezcla auténtica capacidad Range Rover con un refinamiento que de seguro vigorizará la marca Land Rover. Una belleza en la carretera y una bestia fuera de él: esto es el nuevo Range Rover.