Porsche fabricará las baterías de sus autos eléctricos de competencia

De acuerdo al viejo adagio que dice “si quieres que algo salga bien hazlo tú mismo” Porsche, el legendario fabricante alemán de autos deportivos, entra de lleno al mundo de la fabricación de baterías para autos eléctricos de alto poder al formar una empresa conjunta con el fabricante de baterías alemán Customcells con el fin de construir y operar una fábrica de acumuladores de alto rendimiento.

Porsche no reveló el monto de su inversión en la nueva empresa, la cual fue denominada Cellforce Group GmbH, pero dijo que la cantidad está en “el segmento alto de las varias decenas de millones”. Lo que sí está clara es la inversión conjunta del Gobierno alemán y el estado de Baden-Württemberg, donde estará ubicada la nueva fábrica, la cual asciende a 60 millones de euros, el equivalente a unos $71.4 millones de dólares.

Las operaciones de Cellforce comenzarán a pequeña escala con una capacidad anual de baterías suficientes para 1,000 vehículos a partir de 2024. Se espera que la fuerza laboral inicial crezca de alrededor de 13 empleados a 80 después del primer año de operaciones.

Las baterías utilizarán silicio como material para el ánodo, ya que según indica Porsche este material aumenta significativamente la capacidad de almacenamiento de energía y soporta mejor las altas temperaturas, características importantes ya que las baterías producidas por Cellforce serán usadas en automóviles de competencia y en modelos muy exclusivos y poderosos de Porsche.

Estas características no solo las hacen a las baterías ideales para esos usos, sino que también alarga su vida útil y mejora la autonomía de los vehículos, lo que suena ideal para los modelos de calle de Porsche. Sin embargo, el fabricante no planea usar estas baterías en sus modelos más convencionales. Aún así, Michael Steiner, miembro de la junta directiva de Porsche, no descartó un mayor volumen de producción en el futuro si la compañía ve la manera de reducir los costos de producción, pero por ahora “estamos buscando hacer baterías especiales para autos de alta gama y deportes de motor, que no están disponibles en el mercado actual”, dijo Steiner.

Según Porsche, adaptar esta tecnología a sus vehículos de pasajeros no sería una tarea fácil, ya que “su química basada en el ánodo de silicio no ha demostrado la capacidad de funcionar en condiciones muy frías o de permanecer estable durante muchos ciclos de carga”, dijo Porsche en un comunicado.

Si bien los primeros vehículos en utilizar estas baterías serán fabricados por Porsche, Steiner mencionó que la tecnología estará disponible para otras marcas del Grupo Volkswagen que fabrican modelos de altísimo rendimiento, como Lamborghini o Bugatti.

Oliver Blume, presidente ejecutivo de Porsche, dijo en un comunicado que “la batería es la cámara de combustión del futuro”, y añadió que “esta empresa conjunta nos permite posicionarnos a la vanguardia de la competencia mundial en el desarrollo de baterías más potentes y convertirlas en el vínculo entre la inconfundible experiencia de conducción de Porsche y la sostenibilidad. Así es como damos forma al futuro del automóvil deportivo”.

Recomendaciones del editor