La opulencia de Porsche se desenvuelve a la perfección en el Cayenne E-Hybrid 2019

El fabricante alemán continuamente está afinando su tecnología de electrificación, año tras año. La última muestra de su ofensiva es el Porsche Cayenne E-Hybrid, que llega como un modelo híbrido enchufable con la promesa de ofrecer más versatilidad, tecnología y eficiencia que su predecesor.

El Cayenne E-Hybrid comienza en $79,900 dólares, antes de que Porsche agregue un cargo de destino obligatorio de $1,050. Se posesiona entre la versión base del SUVs, que cuesta $65,700, y el Cayenne S, que tiene un precio base de $82,900. Para agregar contexto, Porsche cobra más de $124,000 por la versión top del Cayenne Turbo. Por su precio, el E-Hybrid ofrece una larga lista de características estándar cuyos aspectos más destacados incluyen llantas de 19 pulgadas, freno de estacionamiento eléctrico, puerta trasera accionada por internet, conexión a internet, conectividad Bluetooth, sistema de sonido de 10 bocinas, sensores de estacionamiento en ambos extremos y control de clima de doble zona. Las llantas de aleación de 22 pulgadas y una pantalla de visualización frontal se unen a la lista de opciones por primera vez en cualquier Porsche.

nuevo porsche cayenne e hybrid 2019 infotainment xxl 2 2560x9999

Rivales como el Maserati Levante y el Range Rover Sport de Land Rover compiten con el Cayenne por la atención de los compradores. El competidor más directo de esta variante E-Hybrid es el Range Rover Sport P400e, que también incluye un tren de propulsión gasolina-eléctrico y cuesta $78,300. Eso sí, es más lento y menos poderoso que su adversario alemán. También es más antiguo, aunque recientemente se benefició de unas buenas actualizaciones por dentro y por fuera. El Levante no se ofrece como un híbrido, al menos, no todavía. Supimos por ahí que el departamento de planificación de productos de Lambo ha puesto un modelo híbrido en lo más alto de su lista de prioridades.

Los compradores potenciales también podrían echar una ojeada al Mercedes-Benz GLE550e y al BMW X5 xDrive40e. Ambos son un poco más pequeños que el Cayenne, y tienen un precio mucho más bajo, pero responden a la misma vocación de rendimiento de mezcla con emisiones de escape del tipo Prius.

Los diseñadores de interiores incorporaron una hermosa pantalla táctil de 12.3 pulgadas en el tablero del Cayenne para mostrar el sistema de infoentretenimiento Porsche Communication Management (PCM), el mismo sistema que adoramos en el 911 GT3. Es más grande que la competencia, y ofrece una de las mejores resoluciones que hemos visto en cualquier segmento del mercado, independientemente de su precio. Es incluso mejor que la unidad encontrada en los modelos recientes de Mercedes-Benz, que han recibido no pocos elogios.

La compatibilidad de Apple CarPlay viene de serie, pero no hay Android Auto.

Un tacómetro analógico se encuentra al frente y al centro en el grupo de instrumentos. Está flanqueado por un par de pantallas de siete pulgadas configurables por el conductor. Muestran una amplia gama de información. la cual incluye la presión de los neumáticos, y signos vitales del vehículo, como la temperatura del aceite y el voltaje de la batería, las direcciones de navegación y el flujo de energía. Cada E-Hybrid viene con el paquete Sport Chrono, que aporta un temporizador de vuelta y un medidor de fuerza g a la lista de datos disponibles para mostrar en el grupo de instrumentos.

Desde el 918 Spyder hasta el Prius, los trenes motrices híbridos modernos vienen en todas las formas y tamaños. Como el que alimenta al Panamera E-Hybrid, el Cayenne está construido alrededor de un motor V6 de 3.0 litros que utiliza un solo turbocompresor para entregar 340 caballos de fuerza y 331 libras-pie de torque. Porsche ha agregado también un motor eléctrico para crear un sistema de gasolina y electricidad de 462 caballos entre 5,250 y 6,500 rpm y 516 lb-ft. de par de 1,000 a 3,750 rpm. La salida se canaliza a las cuatro ruedas del SUV a través de una transmisión automática de ocho velocidades.