Solo Bentley podía hacer mejor al Bentayga cortándole cuatro cilindros

El modelo de “nivel de entrada” que Bentley nos prometió para su Bentayga hace tres años ha llegado. No esperabas ruedas de acero ni tapacubos, ¿verdad? Esta nueva variante recibe un ocho cilindros en lugar de 12, además de un puñado de pequeños ajustes visuales.

El Bentayga es un modelo monoespecífico; Bentley no ofrece niveles de equipamiento en el sentido convencional del término. Los compradores simplemente eligen un automóvil, amontonan las opciones, lo personalizan —si lo desean— y firman la línea punteada. Así es como normalmente se hacen las transacciones en este segmento del mercado. Las opciones de costos adicionales se suman rápidamente, pero la buena noticia es que Bentayga viene con una larga lista de funciones estándar. Incluye una suspensión neumática ajustable, llantas de aleación de 20 pulgadas, iluminación LED, techo panorámico, sistema de audio de 10 bocinas, pantalla táctil de ocho pulgadas con navegación, comandos de voz y una ranura para tarjetas SD. Hay un disco duro de 60 GB para hacer una copia de seguridad del sistema de infoentretenimiento y almacenar archivos multimedia.

Los precios comienzan alrededor de los $165,000 dólares, lo que (créenos) hace que el V8 sea una auténtica ganga en el segmento. ¿Qué? ¿Cómo? Pues mira: considera que el W12 comienza aproximadamente en los $230,000 dólares. La diferencia de precio entre los dos es suficiente como para comprarse un Porsche Cayman, que no es poco.

Otros modelos en el conjunto competitivo de la V8 incluyen variantes de gama alta del Land Rover Range Rover y el recientemente lanzado Lamborghini Urus. Los Urus y los Bentayga son en realidad primos lejanos… aunque son dos animales bastante diferentes.

Bentley regaló al Bentayga un interior tan lujoso que estamos un poco sorprendidos de que no tenga una sauna y una barra de caviar. Llamamos al modelo W12 el SUV más lujoso del mercado, y la versión con motor V8 no es tan diferente. Las piezas de madera combinadas con espejos complementan la tapicería de cuero suave que envuelve los asientos, el tablero de instrumentos y los paneles de las puertas. Los materiales son auténticos: si parece cuero, lo es; si parece metal, lo es, también. Hay otros 4×4 elegantes en el mercado, incluido el Range Rover antes mencionado, pero el Bentayga representa la crème de la crème en lo que respecta a la artesanía y lujo.

Una pantalla táctil de ocho pulgadas incrustada en la consola central muestra el sistema de infoentretenimiento. Es un software relativamente simple y fácil de usar, con menús bien etiquetados y botones y perillas a cada lado de la pantalla. Es todo lo que esperas de un sistema de infotainment. La compatibilidad de Apple CarPlay viene de serie, para todos los fanáticos de iPhone, aunque el sistema no es compatible con Android Auto, y no parece que lo vaya a ser muy pronto.

La mejor parte del sistema de entretenimiento de los asientos traseros es un pequeño control remoto del tamaño de un teléfono inteligente e integrado en la parte posterior de la consola central. Aparece con solo presionar un botón. Con él, los pasajeros pueden verificar la temperatura exterior, cambiar los ajustes de control de clima, activar las funciones de calentamiento, enfriamiento o masaje del asiento, y más.

La amplia parrilla de la Bentayga esconde un motor V8 biturbo de 4.0 litros estrechamente relacionado con el ocho cilindros que alimenta los modelos Cayenne y Panamera de Porsche y el Lamborghini Urus. Las tres compañías operan bajo el mismo paraguas. Sin embargo, Bentley supo aplicar su magia interna al V8 para estrujarle 542 caballos de fuerza a 6,000 rpm y 568 libras-pie de torque en un abanico que se extiende entre las 1,960 y las 4,500 rpm. Una transmisión automática de ocho velocidades canaliza la potencia a las cuatro ruedas. Ah, y hace el sprint de referencia de cero a 60 mph en 4.4 segundos, según Bentley.

Aunque el Bentayga V8 carece del prestigio del W12, no es un modelo de nivel de entrada convencional, para nada. Es tan lujoso, y casi tan rápido como su hermano mayor. También es más ágil para manejar, más eficiente y considerablemente más asequible. Nos encantan los 12 cilindros, y les deseamos una vida larga y saludable para que nuestros hijos y nietos puedan disfrutarlos algún día, pero créenos si te decimos que el V8 es la mejor variante de Bentayga hasta el momento.