¿Sabes si tu auto ha sido llamado a retiro? Así puedes averiguarlo

Dos veces al año, la Administración Nacional de Seguridad en el Transporte en Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) invita a los automovilistas a revisae si sus vehículos están sujetos a campañas de retiro (“recall”). Y lo hace cuando los relojes se adelantan con la llegada del horario de verano y cuando se retrasan al término de este.

Cada vez que la NHTSA emite un retiro de seguridad del vehículo, se supone que el fabricante debe enviar una notificación a todos los propietarios registrados. Pero muchas veces el correo se pierde o se pasa por alto, afectándote a ti o a alguien que haya comprado un vehículo usado.

Según datos de la agencia federal, muchos vehículos con llamados a retiros del mercado no son reparados.

En 2018, hubo más de 900 retiros en Estados Unidos, que involucraron a más de 33.5 millones de vehículos. Debido a que el mismo modelo puede haber estado sujeto a múltiples retiros, el número total de carros únicos involucrados es inferior.

La NHTSA dice que los propietarios del 75 por ciento de los automóviles retirados del mercado tienen sus autos reparados, pero eso deja un número significativo de problemas potencialmente peligrosos.

Conoce tu VIN

¿Cómo saber si su auto fue llamado a revisión?  Puedes ir al sitio web de la NHTSA para buscar retiros por año, fabricante y modelo. Ese tipo de búsqueda también es útil si estás pensando en comprar un automóvil, nuevo o usado, y deseas verificar el estado de uno o más modelos.

Para buscar un vehículo específico, una búsqueda del Número de Identificación de Vehículo (VIN, por sus siglas en inglés) es la forma más directa y precisa de obtener información sobre retiros o reclamos.

Cada vehículo motorizado vendido en cualquier punto del planeta tiene un VIN exclusivo de 17 caracteres que identifica al fabricante, el año en que se construyó y el tipo de carro, entre otras informaciones. El número consta de dígitos y letras mayúsculas, una combinación que permite una mayor variación que solo números.

Algunos estados incluyen el VIN en el registro del vehículo y los documentos de seguro, pero todos los tienen en dos ubicaciones: una etiqueta de identificación en el marco de la puerta del conductor y en el tablero debajo del parabrisas en el lado del chofer.

Además de explicar el problema, el sitio de la NHTSA también detalla las quejas de los propietarios y proporciona información específica sobre cómo retirar tu vehículo y, si es necesario, repararlo. Las reparaciones de fábrica se realizan en los concesionarios sin costo para los propietarios.

Recomendaciones del editor