Mini creó este clásico eléctrico… pero todavía no podrás tener uno

La división Mini de BMW pronto presentará su primer modelo eléctrico producido en serie. No se trata de este modelo: el EV aún no está listo, por lo que la compañía está despertando nuestro apetito al mostrar un modelo original totalmente reformado y convertido para funcionar con electricidad. Este clásico restaurado acaba debutar en la víspera del Salón del Automóvil de Nueva York. Y sí: arrancó más de un suspiro.

Mini explica que comenzó con un automóvil de los años 90 listo para una restauración completa. Aquellos bien versados ​​en la historia del Mini dirán de inmediato que no se trata de un modelo de stock, pero no se ve diferente a los innumerables ejemplares modificados que van por allí, zigzagueando a través de los centros urbanos del mundo. Los emblemas discretos en forma de tapón en ambos extremos y en las llantas de aleación son los principales indicios de que dejó atrás su vieja costumbre de beber gasolina.

Entonces, ¿qué hay debajo de esa pequeña capucha? ¿En qué parte se halló espacio para instalar un paquete de baterías? ¿Qué tan lejos se puede manejar con una carga? Tu suposición es tan buena como la nuestra: Mini no ha dicho nada sobre las especificaciones técnicas. El ser eléctrico inevitablemente agrega peso, pero la compañía promete que la conversión no ha sacrificado el manejo tipo kart que hizo que el Mini original fuera un éxito en las pistas y en los atestados centros urbanos.

Mini enfatiza que este clásico eléctrico es un estudio de diseño único que creó específicamente para el Salón del Automóvil de Nueva York, y no la vista previa de un próximo modelo que venderá a los clientes a través de un servicio de restauración personalizado. Si lo deseas, tu mejor opción es comprar un vehículo “donante” y comenzar el proyecto en tu garaje. Alternativamente, los fanáticos de los autos clásicos británicos que buscan un manejo tranquilo y amigable con el medioambiente pueden pedirle a Jaguar que les fabrique un E-Type alimentado por baterías, aunque su precio no es para los débiles de bolsillo.

Tendremos que esperar un poco más para ver el Mini eléctrico moderno. Anunciado con un concept car el año pasado, el modelo de dos puertas comenzará a producirse antes de que finalice 2019 en la fábrica de la empresa en Oxford, Inglaterra. El anuncio acalla los rumores de que la producción se llevaría a cabo en China. Stefan Juraschek, jefe del departamento de tren motriz eléctrico de BMW, reveló recientemente al primer modelo eléctrico producido por serie del Mini compartirá algunas piezas del tren motriz con el i3, pero recibirá un paquete de batería de iones de litio específico.