Mercedes-Benz extiende a sus compactos la fórmula híbrida enchufable

Mercedes-Benz suma modelos de entrada a su línea de bajas emisiones

Para Mercedes-Benz, las nuevas tecnologías no son únicas de sus variedades más exclusivas, a juzgar por la decisión de dotar con trenes de potencia híbridos enchufables a sus modelos compactos.

En Europa, el rediseñado Clase A estará disponible con una opción híbrida enchufable en sus versiones sedán y hatchback, al igual que el Clase B. Si bien el primero se vende en Estados Unidos con la fórmula convencional, la firma alemana no ha confirmado la disponibilidad de esta novedosa edición.

Designado como A250e, el Clase A híbrido enchufable equipa un motor de gasolina de 1.3 litros repartidos en cuatro cilindros, vinculado a una transmisión de doble embrague de ocho velocidades, además de un propulsor eléctrico. El desempeño llega a 217 caballos de fuerza y ​​un torque de 332 libras-pie (450 Nm), que se envía a las ruedas delanteras. El sedán es capaz de alcanzar las 62 mph (100 km/h) en 6.7 segundos, hasta una máxima de 149 mph (240 km/h). El hatchback hace lo propio en 6.6 segundos y su velocímetro marca como tope las 146 mph (235 km/h).

La planta eléctrica también sirve como motor de arranque para el bloque a gasolina, similar a los sistemas de propulsión híbridos suaves utilizados en otros modelos de Mercedes-Benz. Para dejar espacio a la batería de 15.6 kilovatios-hora, el escape sale por debajo del piso en el centro del vehículo, en vez de ir hasta la parte trasera. El depósito de combustible también está encajado entre las ruedas traseras, lo que ayuda a hacer más lugar.

El fabricante informó un rango únicamente eléctrico superior a las 40 millas (poco más de 64 kilómetros), de acuerdo con el ciclo de prueba europeo (NEDC). Como suele ocurrir, es muy probable que las pruebas de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos arrojen un número menor.

La velocidad máxima en modo eléctrico está limitada a 87 mph (140 km/h). Para ayudar a los conductores a maximizar la eficiencia, el A250e puede usar su sistema de navegación para trazar cuándo usar energía eléctrica. Mercedes-Benz estima que una recarga completa tomará una hora y 45 minutos usando una estación de carga de CA de 7.4 kilovatios de nivel 2. El modelo también está equipado para una carga rápida de CC, que puede proporcionar 80 por ciento de energía en aproximadamente 25 minutos.

La firma quiere tener 20 híbridos enchufables en su gama global para 2020. Ya tiene este tipo de versiones de los sedanes Clase C, Clase E y Clase S, así como del SUV GLC, aunque no todos están disponibles mundialmente. Tras estos últimos lanzamientos, el próximo modelo en recibir la configuración de bajas emisiones será el también familiar GLE.

Recomendaciones del editor