El McLaren Elva ahora puede ser adquirido con parabrisas

Es difícil no haber escuchado hablar del McLaren Elva. Este roadster súper liviano, que comenzó a ser construido al inicio de la pandemia, es parte de la Ultimate Collection de McLaren donde acompaña a los hiperautos Senna, Senna GTR, y el Fabuloso Speedtail,  y se distingue por no tener techo ni ventanas, y por no contar con un parabrisas.

La falta de techo no es necesariamente excepcional, todos los convertibles están diseñados para funcionar sin techo cuando su conductor así lo desee, pero la falta de parabrisas si lo distingue, no solo del resto de los modelos del Ultimate Collection, sino también de los hiperautos del mercado actual.

La falta del parabrisas del Elva regular, es suplida por el sistema Active Air Management System (AAMS), o Sistema Activo de Manejo de Aire. Este ingenioso sistema no solo mantiene las impurezas del aire exterior, incluyendo insectos y basura, fuera de la cabina, sino también fuera de los ojos y las bocas del conductor y su pasajero. Esto es logrado gracias a un escudo invisible formado por una corriente de aire que sale de unas rejillas de ventilación delanteras cerca de la tapa del volumen delantero, que existen únicamente con ese propósito. Esta corriente crea una burbuja de aire en la parte superior del automóvil, mientras que un deflector de viento de fibra de carbono se eleva fuera de la carrocería a altas velocidades para evitar turbulencias que perturben la burbuja.

Cuando el Elva fue presentado al final de 2019, McLaren anunció que eventualmente llegaría una versión más tradicional, lo que naturalmente todo el mundo tradujo como que contaría con un parabrisas. Nadie se equivocó.

McLaren acaba de anunciar una versión del Elva con parabrisas que atraerá a los compradores de hiperautos más tradicionales. No hay muchos más cambios de los que hablar. A pesar de no contar con el AAMS, la adición del parabrisas, y los necesarios limpiaparabrisas sensibles a la lluvia, y parasoles plegables añaden 44 lbs (20 kgs) al peso en seco del Elva, pero aún así sigue pesando menos de la mítica marca de las 3,000 libras (1,360 kgs). Su aceleración de 0 a 62 mph (100 km/h) es de 2.8 segundos, y su motor V8 de ubicación central de 4.0 litros con doble turbocompresor es el mismo de la versión sin parabrisas.

La versión con parabrisas es necesaria para complacer a algunos de los compradores más tradicionales, especialmente en Estados Unidos donde las leyes de tránsito automotor en muchos estados exigen que los vehículos cuenten con un parabrisas.

Sin embargo esta novedad no debe verse como un intento de ampliar el atractivo del Elva, ya que la producción total de este vehículo está estrictamente limitada a 149 unidades, todas ordenadas al gusto de su comprador y preparadas por McLaren Special Operations, la división de personalización de vehículos del fabricante inglés. Después de todo, el Elva sigue sin ofrecer ni techo ni ventanas.

Recomendaciones del editor