Lyft enfrenta demanda colectiva por presuntas agresiones sexuales

lyft demanda colectiva agresiones sexuales aptiv ride experience 2 768x768

Alegando presuntas violaciones y agresiones sexuales por parte de sus conductores, 14 mujeres presentaron una demanda contra Lyft. Patrocinada por el bufete Estey & Bomberger, la acción legal acusa a la proveedora de viajes compartidos de no hacer lo suficiente para proteger a sus usuarias ni cooperar con las autoridades.

Una de las supuestas víctimas afirmó haber reportado un asalto el mismo día que ocurrió, pero que la empresa nunca devolvió sus llamadas y se limitó a enviarle cuatro correos electrónicos en el lapso de nueve meses, uno de los cuales se trató de una respuesta automática. Casos como el suyo hubo un centenar entre 2014 a 2016, agregaron los abogados.

“Se está haciendo cada vez más evidente que no se puede confiar en Lyft para este tipo de denuncias”, expresó la mujer, citada por la cadena NBC.

Las presuntas víctimas, que no fueron identificadas por sus nombres, piden que la compañía modifique sus procedimientos y realice permanentes verificaciones de los antecedentes de sus conductores, haga obligatoria la toma de huellas digitales, suspenda inmediatamente a quienes ataquen verbal, física o sexualmente a sus pasajeros e instale dispositivos de grabación en los vehículos.

“Nuestro compromiso es más fuerte que nunca, ya que dedicamos más recursos en nuestro continuo esfuerzo por garantizar que nuestros clientes y conductores tengan la experiencia más segura posible”, dijo un portavoz de Lyft a NBC, evitando abordar el fondo del asunto.

El abogado demandante Mike Bomberger lamentó que, a diferencia de Uber, Lyft haya dilatado la respuesta a las víctimas y tardara la comunicación con la policía cada vez que se ha enterado de un posible caso de agresión sexual que involucra a uno de sus conductores.

El representante insistió en la necesidad de un cambio en los procedimientos para la inscripción de choferes, mientras que su socio Stephen Estey no descartó una acción similar contra Uber.

En abril de 2018, CNN informó que cuatro de 18 conductores de Lyft denunciados en los últimos cuatro años por agresiones sexuales fueron condenados por tribunales estadounidenses. La emisora añadió que 103 choferes de Uber enfrentaban acusaciones de la misma índole.

Lyft y Uber han incluido una función del tipo “botón de pánico” dentro de sus aplicaciones para que sus pasajeros puedan contactar a las autoridades con mayor rapidez.

Recomendaciones del editor