Uber versus Lyft: te contamos cuál es mejor

Uber y Lyft

Uber y Lyft son piezas fundamentales de la revolución de los viajes compartidos, la cual comenzó de una manera bastante inofensiva. Uber utilizó el creciente mercado de aplicaciones para lanzar un servicio de viajes en auto, lo cual pronto se transformó en un negocio multimillonario.

Lyft no se quedó atrás, lanzando su propio servicio de viajes compartidos en su mercado local, San Francisco, poco tiempo después. Hoy en día, la cuestión entre elegir Uber o Lyft es un debate al que muchos se enfrentan cada vez que necesitan ir a algún sitio.

Mientras que hay otras aplicaciones para compartir viajes como Sidecar y Hail-o, Uber y Lyft poseen la porción más grande del mercado. Los viajes compartidos se ha vuelto tan populares que grandes fabricantes de automóviles se están asociando con Uber y Lyft e incluso preparando sus propios servicios para hacerles la competencia. Esto pone de manifiesto un cambio en la noción de transporte que ahora tienen los consumidores. En lugar de un auto corporativo, muchas empresas en zonas urbanas ofrecen ahora créditos con varios servicios de transporte compartido. La gente ha comenzado a viajar, ir de compras e incluso a ir al gimnasio en un Uber o Lyft. Los vehículos personales parecen reservados para las expediciones de fin de semana.

Aún quedan algunos obstáculos. Aquellos que no cuentan con teléfonos inteligentes —un porcentaje de la población que disminuye año a año— todavía hacen uso de los taxis. Aquellos que prefieren la privacidad de su propio carro, y que no quieren viajar con extraños. Aquellos con acceso a un buen sistema transporte público y que no quieren por nada del mundo meterse en el tráfico de una gran ciudad. Sin embargo, estas situaciones son más bien las excepciones, no la regla.

La gran pregunta —para la mayoría— no es si deben o no usar un servicio de viajes compartido, sino más bien cuál de estos es el mejor: Uber, o Lyft.

Aunque ambos servicios han ido con el tiempo pareciéndose, aún operan con filosofías e interfaces comerciales únicas. En este artículo, vamos a comparar los dos servicios, para intentar decidir cuál de los dos te conviene más.

RESERVA

Tanto Uber como Lyft dependen en gran medida de los datos de ubicación (tipo Google Maps), lo que significa que necesitarás de una buena conexión a Internet, ya sea a través de Wi-Fi o servicio celular. Una vez que la aplicación se cargue, pondrá un pin en tu ubicación actual. Si el pin está fuera de tu lugar, puedes ajustar tu posición para contar con un punto de partida preciso. Si deseas que te recojan en un lugar diferente, simplemente ingresas esa dirección en el cuadro de texto.

Uber y Lyft

El siguiente paso es ingresar el destino. Una vez hecho esto, las aplicaciones estimarán el costo del viaje, basándose en el servicio que elijas, la hora del día y la distancia que vayas a recorrer. Tanto Uber como Lyft también te darán una estimación de cuánto tiempo le tomará al chófer llegar al punto de recogida designado.

En este punto, Lyft te ofrece dos opciones únicas. La primera es hacer un waypoint en la ruta. Esto es muy útil si necesitas pasar a dejar a alguien antes de continuar, o si necesitas pasar a recogerlo, o para buscar algo en tu casa u oficina antes de seguir a tu destino. La segunda opción es programar una recogida a posteriori. El diferenciador de Uber es una estimación de la hora de llegada, todo antes de que presiones la pestaña “ir”.

Después de solicitar una recogida, tanto Uber como Lyft muestran una visualización en tiempo real del progreso hacia tu ubicación.

Ganador: Lyft (por sus opciones de waypoint)

LA EXPERIENCIA DE LOS PASAJEROS

Una vez que el carro llega, es hora de entrar, viajar, llegar y bajarte. Si no te encuentran, los conductores de Uber y de Lyft te esperarán cinco minutos antes de que se les permita cancelar el viaje. Uber comenzará a facturar al pasajero (por minuto) después de sólo dos minutos de tiempo de espera. Lyft esperará hasta que el conductor cancele o el pasajero se haya sentado, abrochado el cinturón y haya activado “arrancar el medidor”.

Si nunca has utilizado un servicio de estos, es posible que no estés seguro de dónde sentarte. Desde el principio, Lyft ha animado a los pasajeros a subirse adelante, si es que el asiento está disponible. La idea aquí es que los conductores de Lyft y los pasajeros interactúen. La filosofía de Uber se alinea más estrechamente con los orígenes del servicio de taxis y limusinas, lo que significa que la mayoría de los pasajeros se ubican en los asientos traseros. Además, los chóferes de Uber tienden a no iniciar una conversación, a menos que el pasajero tome la iniciativa. Dependiendo de si eres una persona introvertida o extrovertida, o si necesitas ponerte al día con tus correos electrónicos, puedes preferir la experiencia de usar una aplicación o la otra.

Uber y Lyft

Tanto Uber como Lyft requieren que la información de tu tarjeta de crédito esté almacenada en tu aplicación, por lo que los pasajeros no tienen que preocuparse por buscar su tarjeta en la billetera al final del viaje.

Una vez que llegues a tu destino, eres libre de bajar y marcharte. Sin embargo, todavía tendrás cosas por hacer. La próxima vez que accedas a la aplicación de Lyft, se te pedirá que califiques al conductor anterior en una escala de 1 a 5, y si es posible, que hagas algún comentario. También tendrás la posibilidad de darle propina. Uber no permite las propinas en su aplicación, por lo que si realmente has difrutado del viaje, deberás darle la propina antes de salir del carro. En todo caso, Uber también te pedirá calificaciones (en la misma escala) y comentarios. Los pilotos de Uber y Lyft también tienen la posibilidad de calificar a sus pasajeros. Esto informa a otros conductores cuando un cliente es difícil, por ejemplo. Las calificaciones de los conductores son visibles desde el momento en que se solicita un viaje.

Si tiene preguntas o inquietudes sobre un viaje, tanto Uber como Lyft te dirigirán a una sección de preguntas frecuentes, además de darte un correo electrónico para que puedas obtener más ayuda. Ninguna de las aplicaciones proporciona un número de teléfono o un servicio de chat para las consultas de los clientes.

Ganador: Lyft (por su opción a dar propinas a los conductores)

SERVICIOS Y TARIFAS

Ahora vamos a comparar los variados servicios que ofrecen tanto Uber como Lyft y dar precios estándar.

Uber tiene una gama más amplia de servicios (tipos de vehículos). Así es como funcionan:

UberPool Compartir el viaje con alguien que vaya en la misma dirección y compartir gastos (opción más barata)
UberX Un auto con cuatro plazas disponibles
UberXL Un auto con seis plazas disponibles
UberSelect Un vehículo premium con cuatro plazas (más barato que UberBlack)
UberBlack El servicio original de Uber se compone de vehículos de color negro con cuatro plazas
UberSUV Un SUV premium con seis plazas

Lyft tiene un servicio comparativamente más simple:

Lyft Line Compartir el viaje con alguien que vaya en la misma dirección y compartir gastos (opción más barata).
Lyft Lyft Un auto con cuatro plazas disponibles
Lyft Plus Un auto con seis plazas disponibles
Lyft Premier Un auto mpremium con cuatro plazas
Lyft Lux Un viaje más lujoso con vehículos SUV y conductos mejor valorados

Utilizando la ciudad de Los Ángeles como ejemplo, estas son las tarifas básicas para UberX y Lyft:

Uber X:

Servicio por reserva $1.85
Precio por minuto $0.15
Precio por milla $0.90
Cargo mínimo $5.35
Cargo por cancelación $5.00

Lyft:

Servicio por reserva $1.80
Precio por minuto $0.15
Precio por milla $0.90
Cargo mínimo $3.50
Cargo por cancelación $5.00

Como puedes ver, el precio de cada aplicación es bastante similar, pero hay otra variable que puede hacer cambiar drásticamente el costo de un viaje. Y es que tanto Uber como Lyft podrán aumentarán el porcentaje de sus tarifas basándose en la ubicación y la demanda. Uber llama a esta situación “Surge” y Lyft lo llama “Prime Time“.

Mientras que este “mapa caliente” de Uber implica generalmente un área grande, el mismo mapa de Lyft tiende a ser mucho más pequeño. Para los conductores de Uber, esto significa —lisa y llanamente— que tienes que hacerte la idea y pagar la tarifa más alta, si es que estás en una área abarrotada y en un tiempo de alta demanda.

Los chóferes de Lyft, sin embargo, tienen la posibilidad de obviar este mapa y volver a las tasas normales. Además, los aumentos de precios de Lyft suelen ser inferiores a los de Uber.

Tomando toda esta información en consideración, ¿cuál es más barato? En algunas ciudades, la estructura de las tarifas de una aplicación es más alta que la otra. Por ello, cuando estés en alguna ciudad en concreto, averígualo antes de pedir tu Uber o Lyft.

Ganador: Lyft (por sus menores áreas de precios altos, así como una menor tarifa mínima)

Continuará…