Jaguar trae de vuelta uno de los mejores autos de carrera de todos los tiempos

Últimamente, Jaguar parece estar tan interesado en traer de vuelta sus autos más clásicos como en crear otros nuevos. Tras la “reactivación” de modelos como el Lightweight E-Type y XKSS —llamados modelos de “continuación”—, Jaguar ha decidido traer de vuelta a otro clásico de su historia en una producción limitada. Se trata del D-Type, el veloz carro con aletas de tiburón que ganó las 24 Horas de Le Mans en 1955, 1956 y 1957.

Al igual que con el Lightweight E-Type y el XKSS, Jaguar no quiere que llamemos a este nuevo D-Type una “réplica”. Los 25 modelos que el Jaguar planea fabricar serán idénticos a los originales en todos los sentidos, como si los operarios de la fábrica hubiesen ido a almorzar y luego vuelto al trabajo seis décadas después. Jaguar dijo en su día que planeaba fabricar 100 D-Types, pero solo 75 consiguieron salir de la línea producción original. Jaguar quiere ahora terminar lo que comenzó en la década de 1950.

Esta historia de “interrupción en la producción” se hace eco del Lightweight E-Type y XKSS, y es la defensa de Jaguar contra cualquiera que llame a estos nuevos autos “réplicas” o “recreaciones”. Al igual que los últimos dos proyectos, el D-Type se construirá con estándares meticulosos. Los ingenieros utilizarán los planos originales para crear el automóvil en el Jaguar Land Rover Classic Works, la tienda de autos clásicos del fabricante.

Como ganador tres veces consecutivas en Le Mans, el D-Type ayudó a cimentar la reputación de rendimiento de Jaguar. Con su carrocería aerodinámica y su exclusiva aleta detrás del asiento del conductor, el D-Type es también uno de los mejores automóviles que hayan salido alguna vez de cualquier fábrica. También recuerda una época en la que los autos de carrera no eran tan diferentes de los modelos de producción. Cuando el D-Type dejó de ser competitivo en las pistas, Jaguar convirtió el resto de su inventario en los modelos de carretera XKSS.

De hecho, la vuelta del XKSS ha ayudado a revivir el D-Type. Dado que los dos modelos son muy similares, una buena parte del trabajo del D-Type ya se había realizado en el proceso de retorno del XKSS. Las lecciones aprendidas con el XKSS dieron a los ingenieros una inestimable ayuda en el trabajo del D-Type, tal y como ha asegurado en un comunicado Kev Riches, gerente de ingeniería de Jaguar Classic.

Un “prototipo de ingeniería” del nuevo D-Type se presentará en el Salón del Automóvil Clásico de Retromobile, en París, hoy 7 de febrero. Los interesados ​​(y que cuenten con una buena chequera) pueden ya ponerse en contacto con Jaguar para reservar alguno de los 25 modelos de producción.

Recomendaciones del editor