Este hatchback tiene la última palabra sobre alto rendimiento en Hyundai

La gama de alto rendimiento de Hyundai pone sus esperanzas en este hatchback

Menos peso y una conducción más precisa son los principales atributos del Hyundai i30 N Project C, la última creación de la submarca de alto rendimiento del fabricante surcoreano. La evolución del modelo que inauguró la gama debutará en el próximo Salón del Automóvil de Fráncfort.

El vehículo recibe su nombre del Área C, que acoge la pista de prueba del centro de investigación y desarrollo que la compañía tiene en Namyang, Corea del Sur, donde las variantes de esta línea son objetos de múltiples experimentos.

En naranja, el trazado de la pista asoma al costado de la carrocería en el prototipo camuflado exhibido por las primeras imágenes. Hyundai dijo que el Project C cuenta con piezas de plástico reforzado con fibra de carbono para ahorrar peso, así como elementos aerodinámicos mejorados.

El automóvil equipa llantas de 19 pulgadas específicas, que también son más ligeras que los rines usados por el i30 N estándar, según detalló la firma.

Hyundai no adelantó ningún cambio de índole mecánica, aunque podría estar guardando esa información para cuando el automóvil sea revelado en toda su plenitud en la feria.

El i30 N que conocemos utiliza un motor de cuatro cilindros turboalimentado de 2.0 litros, configurado para dos salidas de potencia. Los modelos base generan 247 caballos, mientras que el i30 N Performance está ajustado a 271 hp. Ambos tienen 279 lb-ft de torque y cuentan con transmisiones manuales de seis velocidades y tracción delantera.

La producción del Hyundai i30 N Project C se limitará a 600 unidades, todas destinadas a Europa. De hecho, ni siquiera la versión estándar se vende en Estados Unidos, sino solo la versión básica. Al igual que el Elantra GT, dicha variante tiene una versión N-Line de 201 hp.

En lugar del i30 N, el público estadounidense cuenta con el Veloster N, que se basa en la misma plataforma básica y utiliza un motor similar. La principal diferencia es la carrocería: el i30 es un hatchback convencional de cinco puertas, mientras que el Veloster tiene un diseño poco ortodoxo de tres puertas.

Dado que ambos comparten tantas partes y piezas, no sería extraño que el Veloster N también mostrase una edición limitada.

Recomendaciones del editor