Esta es la historia del Ford Bronco antes del modelo 2021

Tras 24 años, el Ford Bronco 2021, presentado el pasado 13 de julio, marcó el retorno del SUV de la marca del óvalo azul. El Bronco original sirvió como guía para ayudar a crear la plantilla del vehículo utilitario deportivo moderno, combinando una construcción sólida y resistente con la practicidad cotidiana y difuminando las líneas que distinguen un SUV de una camioneta (truck), confusión que, por cierto, perdura en muchos hasta el día de hoy.

Te explicamos a continuación cómo este modelo hizo historia en la industria automotriz y por qué le tomó tanto tiempo a Ford recuperarlo.

Prehistoria de Bronco

Ford Bronco amarillo primera generación en una playa

Ford no inventó el SUV (vehículo utilitario deportivo, por sus siglas en inglés), pero los ejecutivos supieron reconocer una tendencia cuando la vieron. Así, como el Bronco 2021 apunta al Jeep Wrangler, el Bronco original tuvo en la mira al Jeep CJ, el primer modelo civil de la marca.

En realidad, Ford construyó todoterrenos durante la Segunda Guerra Mundial junto a Willys Overland. De hecho, puedes reconocer uno construido por Ford con la letra “F” estampada en la mayoría de las partes. Terminado el conflicto, la segunda retuvo los derechos del diseño.

1965-1977: primera generación

Los exsoldados estadounidenses que participaron en la Segunda Guerra Mundial comenzaron a comprar vehículos militares dados de baja, así como modelos civiles fabricados por Willys, pero Ford pensó que podría hacerlo mejor.

Presentado el 11 de agosto de 1965, el Bronco de primera generación siguió el ejemplo de Jeep con tracción en las cuatro ruedas estándar y una distancia entre ejes corta para una mejor maniobrabilidad fuera de la carretera.

Sin embargo, Ford también se centró en el manejo en carretera para hacer del Bronco un vehículo más cotidiano. Un comunicado de prensa de 1966 describió al Bronco como un “vehículo utilitario deportivo”, uno de los primeros usos de ese término.

El Bronco de primera generación estaba disponible en tres estilos de carrocería: vagoneta, roadster convertible y camioneta. En el lanzamiento, el Bronco contaba con un motor de seis cilindros en línea de 2.8 litros y 105 caballos de fuerza, junto con una transmisión manual de tres velocidades. Se agregaron potentes motores V8 más adelante en la producción.

El Bronco tuvo su momento de gloria en la Baja 1000 de 1969, ganando la legendaria carrera todoterreno mexicana. Ford intentó repetir ese éxito en 2019 para el 50 aniversario de esa victoria, pero las cosas no funcionaron. El Bronco R racer ni siquiera terminó debido a problemas de confiabilidad.

Ford Bronco 1979

1978-1979: segunda generación de corta duración

El Bronco de segunda generación solo duró dos años modelo, pero fue una evolución importante de la especie.

Mientras el Bronco de primera generación tenía una plataforma única, Ford decidió ahorrar algo de dinero y usar una versión abreviada de la F-100 para su segundo modelo. Su rival, General Motors, había hecho lo mismo, convirtiendo la camioneta C/K en la Chevrolet K5 Blazer. Chevrolet revivió recientemente el nombre de Blazer, pero, para un tipo de vehículo muy diferente que no compite directamente con el Bronco 2021.

El resultado fue un vehículo mucho más grande que el Bronco original, y con un solo estilo de carrocería disponible: un dos puertas con techo rígido extraíble. La línea de motores era solo V8, pero eso no significaba que los compradores recibieran grandes cantidades de energía. El motor más potente fue de apenas 149 hp.

El Bronco de primera generación fue noticia en los deportes de motor, mientras el modelo de segunda generación tuvo una fama algo diferente. Tres broncos se convirtieron en papamóviles para la visita a Estados Unidos en 1979 del Papa Juan Pablo II. Los SUV contaban con pintura blanca y plataformas traseras para darle al Pontífice la máxima visibilidad.

Ford Bronco 1986 azul

1980-1986: más grande, pero menos peso

Si bien, el modelo de tercera generación mantuvo las generosas proporciones de su predecesor, Ford al menos redujo su peso. El Bronco todavía se basaba en la camioneta F-100, pero la compañía cambió la suspensión delantera de eje sólido por una configuración independiente para mejorar la conducción y el manejo en carretera.

Ford trajo de vuelta el motor base de seis cilindros en línea, esta vez con 4.9 litros de cilindrada y solo 115 hp. Los motores V8 también estuvieron disponibles, incluida una unidad de 5.8 litros que genera 210 hp. Al igual que con el Bronco de tercera generación, el único estilo de carrocería era un dos puertas con techo rígido extraíble.

En 1984, Ford lanzó el Bronco II como un hermano menor del Bronco estándar. Basado en la camioneta Ford Ranger, este segundo modelo permaneció en producción hasta 1990. Justo cuando el Bronco regresa, el Bronco II obtiene un sucesor espiritual en la forma del Ford Bronco Sport 2021, un modelo más pequeño que se lanzará al mismo tiempo.

Ford Bronco 1987

1987-1991: cambios menores

El Bronco 1987-1991 puede verse diferente, gracias a una parte delantera más suave inspirada en la camioneta F-150, y se considera una generación Bronco distinta, pero no trajo muchos cambios más allá del estilo.

El interior fue rediseñado, y Ford agregó una configuración electrónica más moderna para el sistema de tracción en las cuatro ruedas. En otro guiño a la modernidad, los motores V8 en línea de 4.9 litros y 5.8 litros recibieron inyección de combustible.

Aparte de esos cambios, el Bronco se mantuvo prácticamente igual con respecto a sus predecesores de los años sesenta y setenta. Eso se convertiría en un problema a medida que cambiaran los gustos del comprador.

Ford Bronco 1996

1992-1996: fin del camino

El Bronco de quinta generación una vez más tomó prestado estilo y una plataforma básica de la F-150. Ford intentó mejorar la seguridad agregando zonas de deformación, y para el año modelo 1994, una bolsa de aire estándar para el conductor.

La parte superior todavía era técnicamente extraíble, pero la luz de freno central y los cinturones de seguridad traseros estaban montados en ella, lo que hace que la extracción sea imposible.

O.J. Simpson hizo famosa a esta generación de Bronco –infame, sería mejor decir– gracias a una persecución policial en 1995 por la Interestatal 405 de Los Ángeles. Por cierto: Ford se vio obligado a posponer la revelación del Bronco 2021 porque la fecha original era el cumpleaños de Simpson (9 de julio).

Esta generación de Bronco sería la última en más de dos décadas, gracias a la competencia dentro de la marca Ford. Lanzado en 1991, el Ford Explorer fue construido como un todoterreno, pero su manejo mejoró en comparación de la Bronco, tanto así, que se empezó a usar para llevar a los niños a la escuela y los viajes de compras. El Explorer representó la siguiente etapa evolutiva de los SUV e hizo que el Bronco pareciera un dinosaurio.

Trayendo de vuelta el Bronco

A medida que los SUV convencionales como el Explorer evolucionaron para adaptarse mejor a sus hábitats naturales (estacionamientos suburbanos), comenzó a abrirse un nicho para un todoterreno más resistente y básico. Sin embargo, al igual que con el Bronco original, Ford se encontró respondiendo a Jeep en lugar de abrir su propio camino.

Mientras Ford se preparaba para retirar el Bronco, las ventas del Jeep Wrangler comenzaron a acelerarse. Ford presentó un Concept Car Bronco en 2004 y continuó centrándose en SUV más convencionales, así como en su gran éxito, la F-150. La sabiduría convencional dice que los compradores querían más comodidad y conveniencia.

Incluso el Explorer, gradualmente perdió la mayor parte de su capacidad todoterreno, ya que eso ya no era importante para la mayoría de los compradores. Sin embargo, el Jeep Wrangler de la vieja escuela continuó vendiendo en masa y, al igual que en la década de 1960, Ford pensó que podría mejorar.

Ford finalmente anunció un nuevo Bronco en 2017, pero se tomó su tiempo para lanzarlo. Finalmente, los nuevos modelos Ford Bronco y Bronco Sport 2021 vieron la luz este lunes 13 de julio.

Recomendaciones del editor