General Motors piensa dar la batalla con un todoterreno eléctrico Hummer

general motors todoterreno electrico hummer hx concept 640x640

Es uno de los símbolos de la ineficiencia energética. Sus ejemplares, producidos entre 2002 y 2010, con suerte entregaban 10 millas por galón o 4.3 kilómetros por litro de gasolina. Pero la percepción podría cambiar radicalmente porque General Motors podría revivir a Hummer como un todoterreno eléctrico.

La idea de relanzar la marca viene ganando fuerza en el edificio GM Renaissance Center de Detroit, donde el gigante automotor tiene sus oficinas centrales, según fuentes internas citadas por Bloomberg que pidieron mantener el anonimato. La intención es seguir los pasos de la emergente Rivian, ofreciendo a los consumidores una línea de vehículos todoterreno con batería de iones de litio que serían tan capaces como ecológicos. Redención o sentido común, el nuevo Hummer tendría una esencia completamente diferente a todo lo antes conocido.

General Motors eliminó a Hummer a principios de la década, mientras navegaba en la bancarrota y los consumidores comenzaban a tomar muy en serio el ahorro de combustible a raíz de los crecientes precios de la gasolina. Pese al atractivo diseño de la H1, vender una enorme SUV devoradora de carburante se volvió casi imposible.

Al momento de su prematuro retiro, la subsidiaria estaba supuestamente a punto de lanzar un cuarto modelo, provisionalmente llamado H4, que ideado como rival directo de la Jeep Wrangler. Es demasiado pronto para saber si un vehículo relativamente pequeño, como el conceptual HX 2008 (en la imagen que grafica esta crónica), volverá a aparecer en el horizonte de la compañía.

Bloomberg destacó que los ejecutivos de General Motors aún no han aprobado el plan para resucitar a Hummer, sino que simplemente es una de las muchas opciones que están evaluando. Si se levanta de entre los muertos, el nuevo enfoque de Hummer en la movilidad eléctrica corre el riesgo de aislar a la facción de su antigua clientela, que compró una SUV del tamaño de un mamut, como los H1 y H2, solo para presumir de su huella de carbono. Sin embargo, no fueron ellos quienes mantuvieron viva la marca y atraer nuevos clientes a los salones de exhibición podría compensar fácilmente la pérdida.

Por encima de todo, un Hummer debería ser extremadamente capaz en todo tipo de terrenos. La compañía tiene sus raíces en el ejército estadounidense y demostró su agilidad en algunas de las regiones más hostiles del mundo durante los años 90. La casa matriz necesita tener en cuenta esta herencia, por lo que el lanzamiento de un vehículo deslucido sería una forma de garantizar que el relanzamiento sea un fiasco. Afortunadamente, la electrificación y la destreza fuera de la carretera no se excluyen mutuamente.

Los motores eléctricos brindan un par de torsión instantáneo, lo cual es una bendición cuando se transita sobre obstáculos como troncos y rocas. El paquete de baterías voluminosas que las alimenta mantiene el centro de gravedad bajo, lo que reduce el riesgo de volcamiento. También funciona como una fuente de alimentación móvil, gracias a lo cual los aventureros pueden aventurarse más allá de los límites de la ciudad y aún tener lugar para cargar su teléfono o enchufar su amplificador de guitarra. Finalmente, al usar dos (o más) motores, es mucho más fácil controlar cuánto par de torsión se canaliza a cada eje, e incluso a cada rueda.

Es factible traer a Hummer de vuelta como una marca únicamente de vehículos eléctricos  y Rivian demostró que hay mercado. Los conceptuales R1T y R1S, exhibidos durante el Salón de Los Ángeles 2018, recibieron gran atención. Además, los comentarios fueron mayormente positivos, pese a que la compañía admitió desde el principio que los valores de ambos modelos comenzarían en alrededor de $70,000 dólares, es decir, casi el doble de lo que el comprador promedio gasta en un carro nuevo. Queda por ver si la emergente casa automotriz puede convertir titulares en ventas, pero su plan de negocios parece suficientemente prometedor para que gigantes como GM se pongan en alerta.

Si el destino es caprichoso, los renacidos Hummer podrían compartir su arquitectura básica y algunos de sus componentes mecánicos con los mencionados conceptuales de Rivian, puesto que esta última se ha manifestado deseosa de compartir su llamada plataforma de monopatín con otros fabricantes, estrategia que –de paso- bien podría rentabilizar el costo de su desarrollo. De hecho, las conversaciones con General Motors fracasaron en abril de 2019, y Rivian, que ya había conseguido financiamiento por parte de Amazon, pocos días después anunció una alianza con Ford.

Recomendaciones del editor