Skip to main content

La clásica furgoneta hippie de Volkswagen vuelve como auto eléctrico

Uno de los vehículos más clásicos e icónicos de Volkswagen está de regreso, ahora en forma de auto eléctrico. Se trata de la furgoneta de la marca alemana que para muchos está asociada a la década de los setenta y a la serie animada Scooby Doo.

Esta nueva versión se llama ID Buzz y es completamente eléctrica y autónoma. Pero más importante todavía es el hecho de que ya recorre algunas calles en Múnich en modo de prueba gracias a una tecnología de inteligencia artificial llamada Argo AI, que también tiene proyectos en conjunto con Ford.

Esta tecnología utiliza una serie de sensores y cámaras para detectar y analizar lo que ocurre alrededor del vehículo y tomar las decisiones correctas; principalmente, detectar el movimiento de vehículos y peatones para así anticiparse a cualquier eventualidad en la ruta.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

El ID Buzz presentado por Volkswagen todavía es un prototipo, lo que significa que algunos elementos han cambiado desde su diseño como concepto y seguirán cambiando hasta la versión final.

Por ahora, la compañía lo utiliza como vehículo de transporte y traslado de personas en distancias relativamente cortas, mientras madura la tecnología autónoma de la furgoneta.

En la parte estética, el nuevo ID Buzz no se ve tan similar a la versión original como pudiera esperarse, pero el diseño de base sigue la línea de lo que ha sido esta furgoneta a lo largo de los años. Más allá de los sensores o la pintura del vehículo de las imágenes, el ID Buzz sigue siendo sencillo, tanto por dentro como por fuera.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Ahora bien, lo importante es que Volkswagen está probando el ID Buzz más como una plataforma de conducción autónoma que como un modelo para poner a la venta en el futuro. Su mayor utilidad se encuentra en servicios de transporte.

El prototipo perdió algunas de las características más clásicas del concepto presentado hace un tiempo por Volkswagen.

Recomendaciones del editor

Raúl Estrada
Ex escritor de Digital Trends en Español
Raúl Estrada comenzó en el mundo de los medios de comunicación en 2009, mientras estudiaba ingeniería y escribía en…
Cómo la Fórmula 1 sucumbió ante una tabla de Excel
Fórmula 1 Excel

La escudería Williams es quizás una de las más poderosas de la Fórmula 1, el equipo fundado en 1977 por Frank Williams y Patrick Head ha logrado un impresionante palmarés que incluye 9 Campeonatos de Constructores (1980, 1981, 1986, 1987, 1992, 1993, 1994, 1996, 1997) y 7 Campeonatos de Pilotos (1980, 1982, 1987, 1992, 1993, 1996, 1997). Además, el equipo ha alcanzado más de 300 podios y ha ganado un total de 114 carreras en la Fórmula 1. Pero hay un rival que no pudo vencer: una tabla y una hoja de cálculo de Excel.

Y todo esto comenzó en 2023 cuando el director del equipo Williams, James Vowles, y el director técnico, Pat Fry, comenzaron a reelaborar los sistemas del equipo de F1 para diseñar y construir su auto de carreras, y para eso debían usar datos contenidos en una hoja de Excel.

Leer más
Así era el Apple Car que nunca salió ni saldrá a la venta
asi era el apple car prototipo

El Apple Car ya es un concepto muerto, más bien uno que nunca vio la luz, por ende en el campo de las especulaciones, ya comenzaron a circular bosquejos respecto a cómo debería haberse visto el modelo.

El reportero de Bloomberg Mark Gurman dice que el enfoque de Apple estaba en maximizar el espacio interior para un entorno que se asemeja al de un jet privado.

Leer más
Cómo el auto de Apple pasó de proyecto Titan, al desastre del Titanic
apple auto proyecto titan desastre titanic

Según los informes, Apple canceló su proyecto de automóvil eléctrico a principios de esta semana, poniendo fin a alrededor de una década de investigación y desarrollo en el ambicioso proyecto.

Si bien sabíamos que el gigante tecnológico había gastado miles de millones en sus esfuerzos, un informe del New York Times del miércoles le dio una cifra precisa: 10.000 millones de dólares. Es una cantidad asombrosa de dinero para un proyecto que nunca verá la luz del día, y más aún si se tiene en cuenta que muchos de los que trabajaban en él aparentemente sospechaban que el esfuerzo quedaría en nada.

Leer más