Skip to main content

El “frenado fantasma” también afecta a millones de Honda

Hace algunos días se supo que Tesla era investigada debido a que varios de sus vehículos habían activado de manera inesperada su freno de emergencia cuando circulaban por carreteras a alta velocidad.

Ahora, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA) abrió una investigación contra la compañía Honda por un problema similar. De acuerdo con la NHTSA, se abrió una investigación el 21 de febrero luego de que se recibieran 278 reclamos de vehículos que desaceleraban de manera repentina, pese a que no había nada en el camino.

El problema podría ser más preocupante que en el caso de Tesla y afectaría a cerca de 1.7 millones de automóviles. Así, las denuncias corresponden a sus SUV tipo CR-V de 2017 a 2019, y a sedanes tipo Accord de 2018 y 2019.

De acuerdo con el organismo regulador, de las 278 quejas, solo seis reportaron choques con lesiones menores; hasta ahora, no se ha informado de accidentes más graves.

La investigación que encabeza el regulador busca determinar el número total de vehículos afectados y qué tan grave sería este problema. Dependiendo de los resultados del estudio, la NHTSA no descartó el retiro de los vehículos del mercado.

Cabe recordar que, en el caso de Tesla, algunos de los conductores afectados reconocieron sentir miedo al momento del frenado brusco, ya que pensaron que un vehículo podría impactarlos por detrás en la carretera.

Autoridades estadounidenses reconocieron que han recibido 354 quejas de propietarios de vehículos Tesla relacionadas con el frenado fantasma, que afectaría a modelos lanzados en 2021 y 2022.

Recomendaciones del editor