Ford demuestra que el carro del supermercado también puede ser inteligente

No hay niño que pueda resistirse a agarrar un carro de supermercado y tratarlo como un juguete, conduciéndolo por los pasillos como si se tratara de Lewis Hamilton en la carrera que decide el título de la Fórmula 1.

Lo que es divertido para los pequeños, no lo es tanto (incluso puede llegar a ser molesto y hasta peligroso) para los compradores que deben esquivar carros a toda velocidad y sus diminutos conductores.

Para abordar el problema, Ford ha creado un carrito de compras con frenos automáticos que utiliza sensores para buscar personas y objetos antes de aplicar los frenos automáticamente si se detecta una posible colisión.

Además de prevenir accidentes en la tienda, la tecnología también se hace cargo del problema de los carros fuera de control en los estacionamientos, previniendo lesiones a personas y daños a los vehículos que se encuentran en su camino.

Pero antes de comenzar a preguntarse qué tiendas van a utilizar el ingenioso carrito de compras autofrenante de Ford, lamentamos decir que la compañía todavía no tiene planes para comercializarlo.

Más bien, está diseñado para resaltar su tecnología de asistencia previa a la colisión, que implementa automáticamente los frenos de un automóvil si sus sensores y cámaras detectan un vehículo o una persona adelante y el conductor no responde a las advertencias.

“La tecnología de asistencia previa a la colisión puede ayudar a nuestros clientes a evitar accidentes o mitigar los efectos de estar involucrado en un accidente”, dijo el director de marketing de Ford, Anthony Ireson.

“Pensamos que mostrar cómo se podría aplicar una situación similar en un carrito de compras sería una excelente manera de resaltar lo que puede ser una tecnología realmente útil para los conductores”, destacó en el sitio web de la compañía.

No es la primera vez que la firma del óvalo azul imagina productos inusuales para llamar la atención sobre los desarrollos aplicados a los modelos de serie. De hecho, el carrito de compras es uno de una serie de productos de la serie “Interventions”, una iniciativa que apunta a solucionar problemas cotidianos con tecnología automotriz.

Recientemente, por ejemplo, reveló una “cama de mantenimiento de carril” que incorpora una cinta transportadora para asegurar que los compañeros de cama permanezcan en su propio lado del colchón, con el diseño basado en su propia tecnología.

La compañía también utilizó su tecnología de cancelación de ruido para construir una casa de perros capaz de proteger a las mascotas de sonidos que las perturban, como el de los fuegos artificiales. Cómo olvidarnos también de Max Motor, la cuna que simula el zumbido soporífero y las vibraciones de un vehículo en movimiento.

Recomendaciones del editor