Lo último que sabemos del ambicioso (y accidentado) proyecto de Faraday Future

Faraday Future forma parte de un grupo creciente de empresas nacionales y extranjeras creadas con un objetivo explícito en mente: competir (y, en lo posible, derribar) a Tesla Motors para así, eventualmente, dominar el segmento de los vehículos eléctricos. Ah, y no sólo eléctricos: también deben ser rápidos y lujosos. Faraday, con sede en California y respaldada por China, ha contratado a empleados de BMW, Lamborghini, Chevrolet, Jaguar Land Rover, e incluso Tesla y SpaceX, todo por conseguir su ambicioso proyecto.

Faraday Future, con sede en California y respaldada por China, recaudó miles de millones y contrató empleados de BMW, Lamborghini, Jaguar, Tesla e incluso SpaceX en un intento por despegar su ambicioso proyecto. Presentó un concepto similar al Batmobile llamado FFZero1 en el CES 2016 —un coupé deportivo que no se vería fuera de lugar en la línea de salida de las 24 Horas de Le Mans— y sacó un prototipo más realista llamado FF 91 un año después. Es un verdadero espectáculo, sí: pero no todo está bien bajo el capó; las lucha de la compañía por sobrevivir son tan interesantes (y estresantes) como el automóvil mismo, y aunque muchos ya lo dan por muerto, parece que la compañía aún tiene pulso en sus venas

¿Quién está detrás de Faraday Future?

El multimillonario chino Jia Yueting anunció recientemente que volvería a asumir la presidencia de Faraday Future y reorganizaría la empresa. Viene con una mochila un tanto molesta, eso sí, ya que un informe de Business Insider asegura que tiene más de $1 mil millones en deudas impagas.

Jia fundó Leshi Internet Information and Technology en 2004, y renunció como presidente y CEO en 2017, pero aún poseía una participación de casi el 26 por ciento en la compañía. Esto, según informó Reuter, lo convertía en el mayor accionista. Los comentarios hechos durante una reunión de inversionistas revelan que Leshi sostiene que Jia y su empresa de tecnología LeEco deben $1.7 mil millones. LeEco respondió, diciendo que el total está más cerca de $ 941 millones. Vaya: menos mal…

Faraday Future fue inicialmente respaldada por Jia y su compañía de tecnología LeEco, aunque esa fuente de financiación es mucho menos estable de lo que parecía cuando la compañía se presentó en enero de 2016. En una carta a los empleados enviada 11 meses después, Jia escribió que la compañía se había extendido demasiado y que se estaba quedando sin efectivo, debido no solo a los proyectos automotrices, sino también a los esfuerzos de LeEco para lanzar televisores y teléfonos inteligentes en los EE. UU. LeEco también pensó fabricar sus propios automóviles, y brevemente se asoció con Aston Martin para fabricar el llamado RapidE completamente eléctrico, pero puso fin abruptamente al proyecto en un intento por ahorrar dinero.

Desde que Jia dejó su puesto como presidente de LeEco, la compañía ha visto un éxodo masivo de empleados. Al parecer, el Oficial Principal de Finanzas, Stefan Krause, fue despedido a principios de noviembre, aunque presuntamente había renunciado un mes antes. Pontus Fontaeus, director de diseño de interiores y marca, renunció a principios de octubre. Según los informes, Tom Wessner, jefe de la administración de la cadena de suministro de Faraday también se marchó; y el nuevo oficial técnico principal, Ulrich Kranz, fue despedido, mientras que Bill Strickland, jefe de fabricación, renunció. A este punto, ya todo parece una mala telenovela, o una tragicomedia, según se mire.

¿Faraday Future está realmente fabricando un vehículo, o es todo un cuento?

La respuesta corta es “sí”. Faraday Future, y espera comenzar las entregas en unos dos años más. El rendimiento y las especificaciones técnicas siguen estando envueltos en un halo de misterio, e incluso su nombre definitivo no se ha hecho público todavía. Sabemos que el modelo se montará en una plataforma modular llamada Arquitectura de Producto Variable (VPA, por sus siglas en inglés) la cual se desarrolló desde cero, y utilizará baterías de iones de litio procedentes de LG Chem. Los reguladores de California autorizaron a Faraday para probar vehículos con auto-conducción el pasado mes de junio, aún cuando sólo se ha confirmado que el vehículo en cuestión será ofrecido con tecnología semi-autónoma.

La respuesta corta es “sí”. Faraday Future presentó lo que sería su primer modelo de producción, y espera comenzar las entregas en unos dos años más. El rendimiento y las especificaciones técnicas siguen estando envueltos en un halo de misterio, e incluso su nombre definitivo no se ha hecho público todavía.

Today, we celebrate our 3-year anniversary with the emergence of a new species. #FF91 is ready for the road. pic.twitter.com/9Vv2zKH9MI

— Faraday Future (@FaradayFuture) May 8, 2017

Sabemos que el modelo se montará en una plataforma modular llamada Arquitectura de Producto Variable (VPA, por sus siglas en inglés) la cual se desarrolló desde cero, y utilizará baterías de iones de litio procedentes de LG Chem. Los reguladores de California autorizaron a Faraday para probar vehículos con auto-conducción el pasado mes de junio, aún cuando sólo se ha confirmado que el vehículo en cuestión será ofrecido con tecnología semi-autónoma.

Faraday Future recibió su primera patente de EE.UU. en marzo de 2016, según su sitio web oficial. El Inversor de Voltaje patentado se desarrolló íntegramente en la empresa, haciendo especial énfasis en su simplicidad y sencillez. Se fabricó utilizando menos componentes que los Inversores fabricados por otras marcas, y alcanza entre un 20 y un 30 por ciento más de densidad de potencia.

¿Cuánto costara?

A pesar de años de publicidad, el costo del FF 91 sigue siendo un misterio, aunque Faraday Future apunta alto. Los rumores ponían al automóvil entre los $150,000 y $200,000 dólares, cifras que lo harán considerablemente más caro incluso que la variante más top del Model S de Tesla. La información no ha sido confirmada por la compañía, pero en una entrevista de enero de 2017, la empresa dijo que el FF 91 costará “menos de 2 millones de yuanes chinos”. Eso es, alrededor de $ 290,000 dólares estadounidenses.

Un segundo modelo más accesible y llamado simplemente Project 81, supuestamente debutará un año después, siendo seguido por un automóvil de nivel de entrada, en 2020. Esto es lo que afirma Faraday, de todos modos.

Presentación del FF 91

Después de meses de especulaciones, Faraday Future finalmente reveló su primer automóvil de producción en el CES 2017. Con el nombre de FF 91, el vehículo eléctrico cuenta con algunas de las especificaciones de rendimiento más impresionantes que jamás hemos visto, con una enorme batería de 130kW que generando 1,050 caballos de fuerza . Faraday aseguró que el FF 91 alcanzaría las 60 mph en sólo 2.39 segundos, a la vez que ofrecería 378 millas de autonomía por carga. Se trataría de uno de los carros más rápidos del mundo, junto con el Dodge Challenger Demon y, por supuesto, el Tesla Model S.

El carro estaría equipado con una serie elementos de prestación autónomos y semi-autónomos, incluyendo 10 cámaras, 13 sensores de radar, un sensor lidar 3D y 12 sensores de ultrasonidos. Trabajando juntos, Faraday asegura que su FF 91 sería capaz de conducirse, estacionarse y conectarse perfectamente con todos sus dispositivos móviles. Hubo un par de contratiempos durante su presentación en vivo (ver el evento completo aquí), por lo que claramente la compañía tendrá algunos asuntos que resolver antes de su lanzamiento definitivo, previsto para 2018.

Sólo tuvo 60 pre-pedidos después de CES

Según un informe de Business Insider, sólo 60 personas pusieron los $5,000 dólares de depósito para reservar un FF 91 después de CES. Es importante tener en cuenta que, técnicamente, se puede reservar un FF 91 sin comprometer ningún dinero en efectivo, pero de cualquier manera, la empresa no puede estar demasiado emocionada con esa cifra. Desde entonces, Faraday ha negado las afirmaciones del informe, diciendo Digital Trends que ha “excedido lejos” el número de reservaciones disponibles para la Alliance Edition 91 del FF. Como referencia, esta edición Alliance está limitada a 300 unidades.

Los futuros autos de Faraday Future llevarían la etiqueta “Made in Nevada”

Faraday Future está en el proceso de construir una fábrica de 3 millones de pies cuadrados y 1,300 millones de dólares en North Las Vegas, Nevada. La marca optó por instalarse en aquel estado después de que los funcionarios del gobierno local le otorgaran $ 219.5 millones en incentivos fiscales. Si Faraday cumple sus promesas, el fabricante daría a la economía de Nevada un gran impulso al emplear a más de 4,500 trabajadores.

Los trabajos de construcción comenzaron en abril de 2016, pero el proyecto fue puesto en suspenso el mes de noviembre siguiente porque AECOM, el contratista a cargo del proyecto, está esperando cobrar una factura de $58 millones en pagos atrasados. AECOM confía en que la construcción se reanudará pronto, aunque no se ha dado una fecha específica.

Faraday es demandada por una productora por el impago de $1.8 millones

Encontrar un “hilo de plata” en la historia de Faraday es cada vez más difícil, tal y como lo consigna un informe de Jalopnik por el cual sabemos que el fabricante ha sido demandado una vez más. Una compañía de efectos de vídeo afirma que FF sólo le ha pagado $ 20,000 de una factura de $1.8 millones por una presentación en 3D que mostraría el vehículo-concepto a “personas de alto standing y celebridades”. La compañía The Mill Group produjo esta “gira virtual”, dando por supuesto que FF le pagaría por sus servicios en tres cuotas.

Después de “reiteradas solicitudes de pago y promesas incumplidas de Faraday”, The Mill Group afirma que aún no ha recibido un pago inicial de $455,000 dólares. Ni Faraday Future ni The Mill Group han comentado nada sobre este juicio, pero podemos asumir que esto puede retrasar aún más los plazos establecidos por fabricante de tener lista y en funcionamiento su planta de fabricación de $1 billón en Nevada.

FF es demandada por infracción de marca registrada

Uno de los últimos escollos en que Faraday Future se ha visto envuelta había sido una demandada por su nombre. Un fabricante de bicicletas eléctricas llamado Faraday Bicycles afirma que fueron ellos los que primero registraron el nombre “Faraday” en octubre de 2013, dos años antes de que Faraday Future existiera. Faraday Bicycles pidió a un juez que prohibiera a otra empresa utilizar el nombre de Faraday, según Jalopnik, además de una compensación económica no especificada.

Faraday Bicycles señala que la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos ya ha rechazado la solicitud de Faraday Future de registrar su propio nombre. Los ejecutivos de la compañía no han comentado nada al respecto.

Más recientemente, una empresa de catering llamada Oloroso (tal cual) demandó a Faraday Future por un pago de $100,000 que supuestamente nunca recibió. Oloroso atendió el lanzamiento de la FF 91 en el CES. Beim Maple Properties está buscando $15 millones en daños y perjuicios por incumplimiento de contrato, mientras que la firma de abogados que ayudó a colocar el FF 91 en la película Transformers 5 también quiere llevar a Faraday a los tribunales.

Artículo actualizado por Daniel Matus el 30 de enero. Se agrega información sobre la vuelta de Jia Yueting a la presidencia de Faraday, así como el suma (y sigue) de los problemas económicos de la compañía.

Recomendaciones del editor