Edición aniversario del Mazda MX-5 se agotó en pocas horas

El MX-5 Miata de Mazda hizo su debut mundial durante el Salón del Automóvil de Chicago de 1989. Después de 30 años y más de un millón de unidades puestas en la calle, la firma japonesa regresó al mismo evento para presentar un modelo vibrante de edición limitada para celebrar el aniversario del descapotable.

No esperábamos que la edición del 30° aniversario del Miata fuera naranja, pero Mazda lo eligió por una buena razón. Llamado “Racing Orange”, el tono fue creado específicamente para el modelo conmemorativo, como un homenaje al carro amarillo que se exhibió en 1989. “En lugar de simplemente reutilizar este color, este naranja evoca el amanecer y la anticipación para celebrar el futuro del MX-5”, explicó la compañía.

El tono “Racing Orange” no está disponible en ningún otro Miata 2019, por lo que el modelo de la edición del 30° aniversario resalta de inmediato.

También cuenta con llantas de aluminio forjado negro, cálipers de freno pintados de color naranja para que coincidan con la carrocería y una placa numerada sobre el panel del lado del conductor. En el interior, la firma nipona agregó butacas deportivas Recaro, con costuras y ribetes en contraste de color naranja, y un sistema de sonido Bose que de alguna forma mete nueve bocinas en la cabina.

Mazda no ha hecho ningún cambio mecánico en la edición aniversario. Al igual que el Miata estándar, está impulsado por un motor de cuatro cilindros y 2.0 litros sintonizado para brindar 181 caballos de fuerza y 151 lb/ft de torque (205 Nm).

Todos los ejemplares cuentan con tracción trasera y una transmisión manual de seis velocidades, aunque está la opción con un costo adicional de una caja de cambios automática de seis relaciones.

Los automóviles con transmisión manual obtienen una suspensión más deportiva que mejora el manejo, lo que es un incentivo -si es que necesita alguno- para ir con tres pedales.

Lista de espera

La edición del 30° aniversario está limitada a 3,000 ejemplares en todo el mundo, y solo 500 de ellos se dirigirán a Estados Unidos.

El modelo conmemorativo cuenta con dos variedades: uno regular con techo de tela, que tiene un precio base de $34,995 dólares, y otro con una cubierta rígida retráctil, cuyo valor inicial es de $37,595 dólares.

Las primeras entregas están programadas para junio de 2019, pero tenemos una mala noticia que compartir si quieres una: es demasiado tarde.

Todos los modelos destinados a Estados Unidos se acabaron en cuestión de horas. No existe certeza de que Mazda incremente la producción, aunque por ahora está dando la oportunidad de agregar tu nombre a una lista de espera, en caso de que algunos de los poseedores de reservas anticipadas decidan cancelar su pedido.

Recomendaciones del editor