Corvette Stingray 2020 anuncia versiones descapotable y de competición

Tras años de rumores y especulaciones, el Chevrolet Corvette Stingray 2020 ya está aquí con su nuevo diseño de motor central. Pero las novedades no han terminado. Un video publicado por el fabricante estadounidense confirmó que las versiones convertibles y de carreras del modelo debutarán este otoño boreal.

El breve registro comienza con imágenes de lo que parece ser el CERV I, un prototipo de 1960 que parece haber inspirado la más reciente versión de su deportivo. Luego, aporta  imágenes de una edición camuflada del Corvette 2020 –o C8, como les gusta llamarlo a los entendidos- con un gran alerón trasero en una pista de carreras, seguido de algunas tomas estáticas de la variante convertible.

No es una sorpresa que Chevrolet sume a la gama Stingray estas versiones, que complementarán el coupé revelado hace pocos días. La unidad de competición, que probablemente se denominará C8.R, reemplazará al actual Corvette C7.R en el Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar y las 24 Horas de Le Mans.

Para desgracia de los fanáticos, el Corvette 2020 no podrá enfrentarse en el asfalto a otro “americano” de cepa con motor central, el Ford GT. La firma con sede en Dearborn ya ha anunciado que no volverá con el modelo a la más emblemática de las carreras de resistencia y se espera que también lo retire de la serie IMSA al final de la temporada.

No se han hecho públicos detalles sobre el C8.R, pero es probable que presente el habitual paquete de modificaciones para autos de competición, que incluye una aerodinámica más agresiva y un interior carente de elementos de confort. El tren motriz también podría sufrir alteraciones para cumplir con el reglamento de la categoría.

Solo a mode de ejemplo, el actual C7.R utiliza un V8 de 5.5 litros, una configuración que no se encuentra en ningún C7 homologado y genera menos potencia que algunas versiones ideadas para la calle.

Las especificaciones del convertible probablemente reflejen similares potencialidades al del coupé Corvette Stingray 2020. Ello implica un V8 aspirado de 6.2 litros, que genera 495 caballos de fuerza y ​​470 libras-pie (637 Nm) de torque con el sistema de escape de rendimiento opcional.

Equipado con el paquete de rendimiento Z51, el carro es capaz de pasar de cero a 60 mph (97 kmh) en menos de tres segundos, por lo que el descapotable debería heredar una marca parecida. La versión probablemente tendrá un precio base ligeramente más alto que el coupé, que comenzará en menos de $60,000 dólares.

Recomendaciones del editor