Byton pretende ser un referente mundial del diseño de los futuros carros autónomos

La startup china de autos eléctricos Byton no pierde el tiempo. La compañía presentó su primer carro conceptual en CES 2018, y ahora vuelve a ser noticia con un segundo concepto a presentar en CES Asia 2018. Byton espera comenzar a fabricar autos para el mercado chino este 2018, seguido de un lanzamiento en los Estados Unidos para 2020.

El primer carro conceptual de Byton era un SUV, pero su nuevo modelo es un sedán llamado K-Byte. Todos los futuros modelos de producción de Byton usarán la nomenclatura de una letra seguida de “Byte”, algo que la compañía espera que haga resaltar su énfasis en la tecnología digital. El concepto de SUV mostrado en CES en enero de 2018 se conocerá en adelante como el M-Byte. Ambos conceptos son un adelanto de los futuros modelos de producción.

El concepto SUV M-Byte era principalmente una plataforma para mostrar el elaborado sistema de infoentretenimiento de Byton, que incluía una pantalla de visualización del tablero de instrumentos. En contraste, el concepto del sedán K-Byte enfatizará el diseño.

“Estamos convencidos de que podemos tomar el liderazgo del diseño automotriz en en el futuro”, dijo a Digital Trends el CEO de Byton, Dr. Carsten Breitfeld. Aunque reconoció que puede sonar un poco “arrogante”, aseguró que Byton lo hará dotando a sus autos de una apariencia distintiva, haciendo además que el futuro hardware de conducción autónoma (desarrollado en concierto con la startup estadounidense Aurora Innovation) sea una parte del diseño, y no una anomalía de éste.

El K-Byte presenta sensores expuestos para la conducción autónoma, parte de un esfuerzo consciente por mostrar (y demostrar) su capacidad tecnológica. Byton apunta a la autonomía SAE Nivel 4, lo que significa que sus autos aún requerirán la intervención humana en determinadas situaciones. Los sensores lidar laterales se retraen en el cuerpo cuando el automóvil no está en modo autónomo para darle una apariencia más aerodinámica. Al guardar los sensores, probablemente también se reduzca las posibilidad de dañarlos. Pero, ¿por qué no apostar por SAE Nivel 5 y simplemente eliminar al conductor humano por completo?

“La diferencia entre el Nivel 4 y el Nivel 5, técnicamente hablando, no es tan grande”, dijo Breitfeld. Ya estamos trabajando en una plataforma de segunda generación. Esta plataforma se diseñará para el Nivel 5″.

Mientras tanto, Breitfeld dijo que Byton se quedará con el Nivel 4 porque es la opción ideal para la propiedad privada. Muchas compañías anticipan que los autos que se conducirán por sí mismos (Nivel 5) se usarán principalmente en servicios de transporte o entrega, pero Byton quiere vender sus vehículos también a clientes individuales. En otras palabras, quiere dar a esos clientes la opción de manejar los carros por ellos mismos cuando lo deseen. Pero desarrollar un vehículo que pueda hacer una transición segura entre la conducción autónoma y manual podría resultar complicado, debido a la necesidad de gestionar la transferencia entre la máquina y el ser humano.

El K-Byte se basa en la misma plataforma que el M-Byte, con el mismo sistema de propulsión totalmente eléctrico. Cuando Byton lanzó el M-Byte, dijo que construiría un modelo de tracción trasera con una batería de 71 kilovatios hora y 248 millas de alcance, y una versión de tracción total con un paquete de batería de 95kWh y 328 millas de rango El cuerpo más ligero y aerodinámico del K-Byte podría aumentar el alcance, señaló Breitfeld.

Si las salidas de potencia siguen siendo las mismas que las del M-Byte, el K-Byte de tracción trasera tendrá 200 kilovatios (268 caballos de fuerza) y 295 libras-pie de torque, mientras que el modelo de tracción total tendrá 350 kW (469 caballos de fuerza) ) y 523 libras-pie de torsión. Otras startups como Faraday Future y Lucid Motors planean ofrecer más potencia, pero Breitfeld dijo que el rendimiento “no es el núcleo de nuestra marca”.

Byton planea comenzar a construir prototipos del SUV M-Byte en su fábrica en Nanjing, China, el próximo año, y comenzar a entregarlos a sus clientes chinos antes de fin de año. Las ventas estadounidenses y europeas del SUV comenzarán en 2020, según Byton, con el sedán K-Byte lanzándose en 2021. Sin embargo, la capacidad de conducción autónoma para ambos automóviles puede llegar más tarde, ya que Byton no planea comenzar a probar el prototipo de autos sin conductor hasta 2020, como muy pronto.