Skip to main content

Bentley Bentayga Space Edition, una SUV única e irrepetible

Un adinerado cliente del concesionario Bentley en Orlando, Florida, mandó a hacer una versión personalizada de la Bentley Bentayga 2022. El fabricante quedó tan contento con el resultado, que decidió emitir un comunicado de prensa para mostrar al mundo la lujosísima SUV decorada con temas espaciales, que fue bautizada como Bentley Bentayga Space Edition. 

La Bentley Bentayga es una SUV como pocas. Su lujo extremo y potencia abundante son algo que muy pocos constructores tienen la posibilidad o el apetito de replicar. Además, la Bentayga podrá reinvindicar por siempre el crédito de haber sido la primera SUV fabricada por una marca de autos de superlujo. De hecho, sin el éxito de la Bentayga, hoy no existirían vehículos como la Rolls-Royce Cullinan o la Mercedes-Maybach GLS. 

En el tope de la alineación se encuentra la Bentayga Speed, propulsada por un motor W12 con doble turbocompresor de 6.0 litros que genera 626 caballos de fuerza. Esa fue la camioneta tomada como base para el trabajo de adaptación, que estuvo a cargo de Mulliner, la división interna de personalización y autos a la medida de Bentley.

El color de la camioneta es un gris metálico oscuro con sutiles matices verdes que Bentley inauguró en el Continental GT de 2003. Este le da una apariencia sólida, casi monolítica, aumentada por el uso de la especificación Blackline que ennegrece todas las decoraciones plateadas exteriores, como parrilla y rines, con versiones en negro brillante. Los acentos en negro brillante y fibra de carbono en la parte inferior del vehículo están resaltados por líneas en un color naranja Orange Flame inspirado en las estelas de polvo de los cometas y agregan un contraste brillante con el tono general del vehículo. 

Una vez dentro de su suntuosa cabina, la primera característica personalizada que se puede ver, siempre que la puerta esté abierta, son unos hermosos estribos iluminados que representan planetas que orbitan alrededor del sol. En el tablero destacan biseles naranjas que subrayan los inusuales paneles de piedra colocados frente a los ocupantes y en los paneles de las puertas.

Los asientos, hechos a la medida del comprador, están adornados con detalles en naranja y, al igual que gran parte de las superficies de la cabina, están forrados con cuero en colores llamados beluga y marsopa (negro y gris, básicamente). Según Bentley, “brindan un fondo oscuro similar al cielo nocturno para los acentos de color”. 

Las rejillas de los altavoces en negro satinado, del sistema de sonido Naim exclusivo de Bentley, se esconden discretamente en las sombras, con las insignias centrales de Naim iluminadas como estrellas en la noche. También vemos acentos naranja en el volante y el selector de cambios.

El fabricante no reveló cuál fue el precio final de esta Bentley Bentayga Space Edition, pero si consideramos que el monto inicial de la Bentayga Speed es de $260,000 dólares, y en vista del extenso trabajo de personalización llevado a cabo por Mulliner, creemos que la factura final por esta camioneta —que pasará sus días en la tierra de Mickey Mouse— debe haber superado con facilidad los $400,000 dólares.

Recomendaciones del editor