Audi presenta en SEMA un TT de 600 caballos inspirado en un ícono de 1980

77219 autosave v1 audi tt clubsport turbo 640x0
Audi quiere probar que SEMA Show en Las Vegas no se trata sólo de muscle cars estadounidenses ni de cohetes de bolsillo japoneses. Ha llegado con una dosis de rendimiento alemán, todo gracias a su nuevo concepto llamado TT clubsport turbo, el cual rinde un homenaje al pasado a la vez que mira y corre (a toda velocidad) hacia el futuro.

Según el propio fabricante, el TT clubsport turbo se inspira en el auto de carrera 90 IMSO GTO, el mismo que desgarró las pistas de todo el mundo a finales de los años ochenta. Sigue siendo uno de los autos de carreras más emblemáticos de la compañía hasta el día de hoy, logrando casi el mismo estatus de culto que los coupés Quattro construidos para competir en eventos de rally.

El concepto canaliza el espíritu del 90 IMSO GTO con un kit de cuerpo completo, el cual agrega un divisor unido al parachoques delantero, faldones laterales y un alerón (ajustable manualmente) unido a la tapa del maletero. El alerón está hecho de fibra de carbono para mantener el peso bajo control.

Ningún tributo al 90 IMSO GTO estaría completo sin unos bueno guardabarros acampanados, y el TT clubsport turbo no defrauda. Audi señala que el coupé es 5.5 pulgadas más ancho que el TT estándar (legal de calle) disponible en los concesionarios.

Todo ese hardware no fue instalado sólo de adorno Hay también modificaciones más importantes bajo el cofre, donde el concepto esconde una evolución del motor de cinco cilindros TFSI 2.5 litros (del TT RS) equipado con un turbocompresor eléctrico, una pieza de última generación que elimina el retraso del turbo. ¿Su potencia? Seiscientos caballos de fuerza, lo que lo convierte en uno de los TTs más poderosos jamás construidos. Totalmente funcional y listo para vibrar, este concepto alcanza las 62 mph en 3.6 segundos, esto poco antes de alcanzar una velocidad máxima de 192 mph.

Todavía no hay noticias de lo que le deparará el futuro al TT portsport turbo. En este momento, es simplemente un estudio de diseño, creado para mostrar a los asistentes a SEMA lo que Audi Sport es capaz de hacer en términos de rendimiento. Sabemos que la compañía desea expandir su huella con más modelos, por lo que el concepto podría -algún día- engendrar un modelo de producción.

La buena noticia para los fanáticos es que pronto podrán construir su propio TT de alto rendimiento utilizando piezas desarrolladas y fabricadas por Audi Sport. La marca ha anunciado planes para lanzar su división Performance Parts también en los Estados Unidos. De este modo, algunos concesionarios estadounidenses comenzarán a vender complementos mecánicos y visuales para el R8 y el TT el próximo año.

Recomendaciones del editor