Este wearable te ayuda a dormir

Hay un montón de dispositivos o wearables que pueden monitorizar tu sueño, pero, en realidad, pocos cumplen con la promesa de mejorarlo.

Ahí es donde entra en juego el nuevo dispositivo en miniatura llamado Thim que actualmente busca fondos en la plataforma Kickstarter.

Relacionado: Este wearable calcula el nivel de hidratación y la frecuencia cardíaca en tiempo real

Thin puede usarse en cualquier dedo y está diseñado para mejorar el sueño de aquellos que luchan para conseguir cerrar los ojos y descansar. Pero no sólo eso, además, este dispositivo se basa en una investigación llevada a cabo por Leon Lack, profesor emérito de la Universidad de Flinders, en Australia.

“Leon Lack descubrió que si las personas experimentan la sensación de quedarse dormidos una y otra vez en una rápida sucesión, aprenden a dormirse más rápido”, explica Ben Olsen, fundador de Thim, a Digital Trends. “Es decir, pasar una noche de reentrenamiento del sueño, enseñará a tu cuerpo a conciliar el sueño de una forma más rápida en las noches posteriores”, añade.

Esta “reconversión del sueño” implica privar a una persona del sueño durante una noche, despertándola en el momento en el que su cabeza descansa plácidamente en la almohada. Al igual que cualquier tipo de formación, la práctica hace al maestro y enseñando a tu cuerpo a reconocer cuándo te quedas dormido en un corto espacio de tiempo, mejoras tu sueño de manera constante.

Por ello, en el estudio llevado a cabo, los participantes que se sometieron a la formación del sueño se durmieron media hora antes que aquellos que no lo habían hecho. Ben Olsen asegura que tuvo la oportunidad de trabajar con Lack en el año 2012, inspirándose en dicha experiencia.. “Cuando vi que era hora de desarrollar un nuevo producto, ésta fue una elección obvia”, subraya.

De manera que el dispositivo Thim lo que pretende es replicar los hallazgos de Lack y averiguar cuándo los usuarios se duermen y luego despertarlos suavemente tres minutos más tarde. Esta interrupción del sueño leve no es, según la compañía, “más molesta que despertarse por el ruido de las hojas de los árboles moviéndose o el susurro de la brisa”. Y cuando los usuarios se duermen otra vez, tienen tres minutos otra vez hasta volver a despertarse.

Este proceso se lleva a cabo durante un total de 60 minutos, antes de dejar a los usuarios dormir lo que queda de noche. Además de la asistencia que ofrece, el dispositivo también puede ayudar a los usuarios a hacer la siesta justa y necesaria y ganar en la calidad del sueño.

“Queremos ayudar a las personas que tienen dificultades para conciliar el sueño” señala Olsen. “Hay demasiada gente que sufre de falta de sueño y de la incapacidad de permanecer dormidos. Pero queremos cambiar esa situación”, añade. Así que si te cuesta dormir por la noche, el nuevo Thim te puede costar unos 109 dólares australianos ($83) en Kickstarter, aunque hay otras opciones disponibles.