Conoce la nueva tecnología de control del tráfico aéreo de la NASA

Un nuevo sistema de control del tráfico aéreo liberará espacio para más patrones de vuelo, mejorará la comunicación con el piloto, ahorrará combustible y mejorará los tiempos de llegada de los vuelos.

La NASA y la FAA están llevando a cabo varios vuelos para probar la nueva tecnología de control del tráfico aéreo alrededor del Aeropuerto Internacional Grant County en el estado de Washington.

Relacionado: Los nuevos aviones de AA ya no tendrán pantallas de entretenimiento

El proyecto apunta a la eficiencia general del vuelo. Se trata de una reforma aeronáutica nacional de NextGen de $ 35,000 millones de dólares, según Wired.

El plan consiste en reestructurarlo todo, desde el “la preparación del vuelo, hasta la llegada, introduciendo un software de planificación moderna, en lugar de la comunicación de voz, e informes de seguimiento GPS en lugar de los de radar” en 2030.

La NASA y la FAA apodaron las pruebas de control de tráfico aéreo como ATD-1 –Air Traffic Management Technology Demostration 1-.

Además, Wired informa de que “un Boeing 757, un jet de negocios de Honeywell y un Boeing 737″ utilizarán esta tecnología en el Aeropuerto Internacional Grant County para evaluar la productividad de la misma.

El actual sistema de control de tránsito aéreo habla a los pilotos durante el proceso de aterrizaje usando datos de radar. El director de proyectos de la NASA, Leighton Quon, dijo que debido a que los datos de radar son a veces tienen fallos y la comunicación de voz causa retrasos, eso requiere de más espacio entre los aviones.

No obstante, el nuevo sistema acelerará las comunicaciones, agregará más espacio para los patrones de vuelo de los aviones y mejorará la precisión del seguimiento. También ahorrará combustible y mejorará los tiempos de llegada de los vuelos.

“El núcleo del nuevo sistema es un receptor de GPS a bordo y transmisor de datos conocido como ADS-B, que puede transmitir la posición de un avión a otros aviones y controladores de tierra con una precisión mucho mayor que el radar. La instalación, ya en muchos aviones privados, será necesaria en los aviones comerciales para 2020, sobre todo para comunicar sus posiciones a los aviones cercanos, como una medida de seguridad”, subraya Quon, según informa Wired.

La FAA también ha informado que ha gastado $ 7,500 millones en el programa de modernización del tráfico aéreo NextGen durante los últimos siete años.

“Esta inversión ha dado como resultado $ 2,700 millones en beneficios a pasajeros y aerolíneas hasta la fecha, y se espera que rinda más de $ 160,000 millones en beneficios hasta 2030”, dijo la FAA en un comunicado de prensa reciente.