The Mirage es una casa fabricada completamente con espejos

No es un espejismo. Un artista ha creado una interesante obra en el desierto de California que literalmente refleja su entorno.

Ubicada en las colinas que rodean Palm Springs, esta singular construcción tomó forma recientemente con una estética bastante novedosa: una casa construida de espejos.

Relacionado:  Empresa colombiana construye casas con piezas de plástico tipo Lego

Oficialmente llamada The Mirage, la instalación fue creada por el artista Doug Aitken. Equipada de pies a cabeza con espejos, literalmente todas las superficies del Mirage reflejan su entorno, dando a los visitantes una especie de vista caleidoscópica de la casa y sus alrededores.

Cualquier visitante que se detiene por The Mirage atestigua que la instalación es una verdadera experiencia de cambios de percepción. Aunque no es tan desorientadora como, por ejemplo, una tradicional “Casa de los Espejos” que se puede encontrar en una feria, las obras de arte de Aitken ofrecen imágenes inherentemente sesgadas de los alrededores de la zona, como una colina llena de arbustos, las montañas de San Jacinto, o las casas de Palm Springs.  Y aunque se dice que es una casa, en realidad no tiene ningún mobiliario habitable.

“De muchas maneras, la inspiración para esto como escultura es la arquitectura que no recuerdas”, dijo Aitkens a Architectural Digest. “Estaba interesado en esos lugares por los que habías manejado miles de veces, y ni siquiera registras su presencia porque es sólo una parte del paisaje”.

Aitken dice que diseñó el espacio específicamente para su ubicación actual, lo que significa que las imágenes vistas en sus reflexiones fueron cuidadosamente planificadas. “Todos los pasillos y habitaciones están diseñados específicamente para esta ubicación”, agregó. “Es como un caleidoscopio a escala humana”. Y como uno podría imaginar, la instalación es particularmente llamativa durante una noche clara llena de estrellas.

En cuanto a la forma de una casa, Aitken afirma que diseñó la instalación con esto en mente como una especie de homenaje al difunto Al Beadle, un virtuoso arquitectónico de mediados de siglo. Con la vista impresionante que esta construcción ofrece, no hay duda que Beadle habría quedado tan asombrado en el trabajo de Aitken como cualquier otra persona que tiene la suerte de visitarlo. El Mirage estará abierto hasta el 30 de octubre del 2017.