Skip to main content

Subastan una casa para perro que fue golpeada por un meteorito

Existe una gran cantidad de entusiastas que son capaces de comprar lo que sea en una subasta. Por lo mismo, muchos se han frotado las manos con el último anuncio de Christie’s: una casa para perro que fue golpeada por un meteorito en la localidad de Aguas Zarcas, en Costa Rica.

El objeto cayó el 23 de abril de 2019 y estuvo a punto de impactar a Roky, el pastor alemán que descansaba con tranquilidad en la casucha.

Una casa de perro golpeada por un meteorito.

“Parte de una lluvia de meteoritos de piedra exótica cargados de compuestos orgánicos se estrelló contra su caseta para perro, perdiéndose por poco. Las coordenadas formales de la casa de Roky ahora forman parte para siempre de la literatura científica”, señala el sitio de Christie’s.

Además, según la casa de subastas, los restos que estuvieron cerca de golpear a Roki están “entre los meteoritos más investigados de todos los tiempos”.

Una familia posa al lado de una casa de perro que fue golpeada por un meteorito.

De acuerdo con los expertos, el meteorito también posee un gran interés científico, ya contiene decenas de miles de prebióticos, como aminoácidos, además de granos presolares de hasta dos veces la edad del sistema solar.

Christie’s espera que la humilde casa de Roky, construida con tablas y aluminio, se venda por un precio de entre $200 y $300,000 dólares.

La caseta estará disponible hasta el 23 de febrero.

Fueron varios los vecinos de Aguas Zarcas los que se vieron beneficiados con la caída del meteorito. Si bien el objeto dejó un agujero de 17.7 centímetros en la casa de Roky, además de destruir su piso, restos del cuerpo también cayeron en propiedades aledañas.

“Fue una bendición que cayera ese meteorito aquí, muchas personas hicieron platica [dinero] con eso. Yo pude poner mi negocio y me ha ido bastante bien, no me puedo quejar, la historia del meteorito atrae mucho. Aquí vienen muchos extranjeros y les encanta que les cuente, lo preguntan todo”, señala un vecino al sitio La Teja.

Recomendaciones del editor