La guerra abierta de Brasil contra WhatsApp continúa

WhatsApp, propiedad de Facebook, ha estado en el punto de mira en Brasil en los últimos meses por sus políticas de encriptación, que han llevado a jueces brasileños a bloquear el servicio de mensajería tres veces desde diciembre de 2015. Ahora, un fiscal de Brasil ha congelado 38 millones de reales, es decir $ 11.7 millones de dólares, de los fondos de Facebook.

Estos bloqueos son consecuencia de la negativa de este gigante de la tecnología a ayudar en diversas investigaciones criminales.

Relacionado: Un juez ordenó el bloqueo de WhatsApp en todo Brasil por tercera vez

WhatsApp dice que los mensajes entre los usuarios están cifrados, por lo que no se pueden descifrar para el Gobierno. Los fondos congelados, según se apunta, son las multas impuestas a WhatsApp y a Facebook por no cumplir una orden judicial para entregar datos de los usuarios, de acuerdo con Reuters.

Enfrentamientos anteriores

A principios de este mes, una jueza brasileña, Daniela Barbosa, ordenó el cierre a nivel nacional de los servicios de WhatsApp en respuesta a la negativa de la empresa a dar más datos “relevantes a [una] investigación en curso”. Pero horas después, el Tribunal Supremo del país suspendió el fallo.

Al revocar la decisión de Barbosa, el máximo tribunal de Brasil también quitó la multa de $ 50,000 impuesta a WhatsApp por su “falta de adhesión” a los mandatos de la corte inferior. “[El juicio fue] apenas razonable y proporcional”, dijo el Presidente del Tribunal Supremo, Ricardo Lewandowski.

Era la tercera vez que el servicio de WhatsApp se bloqueaba en Brasil. El servicio de mensajería sostiene que no conserva la información que el Gobierno está tratando, y que incluso si lo hiciera, no sería capaz de descodificarla. En abril, el servicio de cifrado de extremo a extremo que se ha incluido impide de manera efectiva que se intercepten, a nivel técnico, las comunicaciones entre los usuarios.

Es en gran medida una elección de la empresa, ya que el CEO de WhatsApp y co-fundador, Ene Koum, ha expresado muchas veces su oposición a “poner en peligro la seguridad de nuestros mil millones de usuarios de todo el mundo” con puertas traseras para hacer cumplir la ley. “En los últimos meses, la gente de todas partes de Brasil ha rechazado los bloqueos judiciales de servicios como WhatsApp. Indiscriminadas medidas como éstas ponen en peligro la capacidad de las personas para comunicarse, para dirigir sus negocios, y vivir sus vidas “, aseguró Facebook a Digital Trends.

Y es que cada vez está resultando más difícil acceder a los dispositivos para facilitar las investigaciones criminales. Eso se debe a que cada vez más empresas están apostando por el cifrado de los teléfonos inteligentes y otros dispositivos. Las autoridades brasileñas, sin embargo, no temen luchar contra estas grandes empresas de tecnología y, muestra de ello, son los otros dos enfrentamientos que ha habido con WhatsApp.

Un tribunal brasileño decidió congelar $ 19,5 millones de reales – el equivalente a $ 6 millones de dólares – a la empresa matriz de la aplicación de mensajería, es decir, Facebook, a principios de julio por no ofrecer los datos que la policía federal había exigido como parte de una investigación de ámbito internacional. En abril, otro tribunal castigó a WhatsApp por lo mismo: la negativa a suministrar datos correspondientes a una investigación de contrabando de drogas.

Además, también se prohibió durante 72 horas el uso de WhatsApp en todo el país, pero otro juez intervino y anuló el fallo. En marzo, la policía detuvo en Brasil a Diego Dzodan, un vicepresidente de Facebook por no cooperar con una orden judicial. Fue puesto en libertad apenas un día después.