Un avión voló alrededor del mundo sin gasolina

La aeronave Solar Impulse 2, piloteada por Bertrand Piccard, acaba de aterrizar después de haberle dado la vuelta al mundo.

La misión empezó en marzo del 2015, cuando André Borschberg completó uno de los primeros vuelos de 13 horas sin gasolina en Abu Dhabi.

Relacionado: El Reino Unido genera más energía solar que de carbón

Un total de 17 escalas fueron necesarias para completar el viaje de 25,000 millas en el cual le dieron la vuelta al mundo.

Después de esta hazaña, el futuro de la empresa suiza tiene un porvenir prometedor en el área de los páneles solares para aeronaves.

Piccard y Borschberg gastaron más de 10 años y 150 millones de euros en investigar y desarrollar el avión Solar Impulse, que funciona con energía solar. Por lo tanto, no están pensando en retirarse pronto.

Durante el tiempo del desarrollo del proyecto, los socios aprendieron todo sobre el mundo de las baterías eficientes y sobre tecnología verde. Se convirtieron en expertos en ambas áreas y planean aplicar su conocimiento en los negocios de la aviación y los viajes.

“El futuro debe ser limpio, Tú eres el futuro. El futuro es ahora. Llevémoslo más allá”, dice Piccard después de haber completado su hito en aviación.

La aeonave fue diseñada para volar hasta 2,000 horas y tiee sola 700 horas completadas después de su primera misión, así que con otras 1,300 horas disponibles, el equipo buscará dar a conocer su mensaje sobre energía limpia en transporte aéreo y terrestre.

También esperan utilizar la nave para desarrollar y probar controles autónomos de vuelo. A pesar de que no verás un 747 despegando y aterrizando con energía solar en el aeropuerto más cercano, la tecnología desarrollada por Solar Impulse podría ser utilizada para los drones, pero aún se necesitan más pruebas para diseñarlos.

Relacionado: Chile regala su energía solar

Piccard y Boschberg formaron el Comité Internacional de Energía Limpia, lo cual es una extensión de la iniciativa del equipo llamada #FutureIsClean.

El objetivo es ayudar a los negocios y gobiernos tomar buenas decisiones en este tema: “ es una oportunidad fantástica para juntar grupos de expertos que tengan experiencias distintas y sabiduría en diferentes temas, para que logren tener una sola voz y mejorar los esfuerzos necesarios para cambiar e influenciar las decisiones de los líderes entorno a la energía y tecnologías renovables”, afirma Borschberg en un comunicado de prensa.