Opinión: Sony la caída de un grande

Por muchos años Sony fue el referente de los productos electrónicos para el consumidor, desde los primeros reproductores portátiles de casetes (walkman) hasta televisores de tamaño colosal.

Por desgracia para los que somos fanáticos de la marca, esto ha cambiado, la marca ahora no se encuentra entre las primeras cinco compañías más innovadoras del mercado, en la carrera por la preferencia del consumidor se han quedado atrás.

Relacionado: La sorpresa de Sony, el procesador externo del PlayStation RV

Por muchos años ser poseedor de una portátil VAIO era una señal de elitismo, esto ha sido reemplazado por las MacBooks.Los dispositivos personales de música ahora son iPods o iPhones.

Después de haber pasado más de una hora en la conferencia de prensa de Sony el pasado lunes en CES, puedo decir que ha sido el evento más aburrido en show, pasar la mitad del evento presentado cámaras enormes de 4K es una gran pérdida de tiempo, la mayoría de los asistentes tienen en su manos un iPhone 6S que tiene la capacidad de filmar video en 4K y además cabe en tu bolsillo.

En el ramo de los televisores, otro rubro que fue dominado por Sony en años pasados, ahora los aparados Samsung o LG dominan el mercado, Sony ha perdido ese estatus de liderazgo, ya no más los consumidores voltean a ver lo que hacen para saber cuál será su nueva adquisición.

En la única categoría que aún compiten es el área de videojuegos, mantienen una competencia sana con XBox de Microsoft. Lo más interesante dicho en la conferencia de prensa fue la noticia que han vendido 39.5 millones de PlayStations 4.

Esto nos permite concluir que de ahora en adelante tendremos que comenzar a pensar en Sony como una empresa dedicada a la creación y venta de consolas de videojuegos, se ha terminado su dominio en televisores, computadoras y dispositivos portátiles de música, alguna vez quisieron competir en teléfonos celulares pero no lo lograron.

Con tristeza podemos decir que el CES de el 2016 fuimos testigos de la caída de un grande, descanse en paz la corporación Sony.