¿Qué es lo próximo? El proyecto BMW-I te trae el futuro

“Realmente pensé que sería bueno traerles algo del futuro”, dijo Olaf Kastner, presidente de BMW-China, haciéndose a un lado y mostrando la rueda del i8 más futurista que la compañía haya hecho nunca.

Kastner comenzó la presentación principal jueves por la mañana en el evento CES 2016 de Asia conduciendo por el escenario un vehículo muy modificado: sin puertas, sin techo, y lo más importante, sin necesidad de poner las manos en el volante.

Relacionado: BMW desarrolla el primer motor diesel con cuatro turbo-compresores

Resulta que este auto se maneja solo, y es fruto del trabajo de cientos de ingenieros de BMW. Es parte del Proyecto BMW I, un esfuerzo para diseñar coches eléctricos que incorporarán una serie de tecnologías futuristas.

Ahora bien: estamos habituados a hablar de autos, de motores, de potencia, de diseño, pero… ¿Un auto que se maneja solo? ¿Qué significa eso para ti? ¿Qué se siente poseer y subirse a un auto que no necesita se manejado?

Del concepto de conducción autónoma se ha hablado muchísimo en eventos similares, así también como en distintas ferias de autos durante años. Pero BMW ha creado una visión mucho más futurista, compartiendo en CES 2016 lo que podría ser una realidad habitual en una o dos décadas más, cuando este tipo de autos sean una cosa normal.

“Con respecto a predecir el futuro, nuestro lema es que a éste hay que darle forma. Crearlo, incluso”, explicó Kastner, antes de invitar al escenario a René Wies, Vicepresidente Senior y Director de I+D en China, para compartir también esta visión.

El lema de hace años de BMW es “Lo último en máquinas de conducir”, y el presentar ahora un auto que se maneja solo no significa que que estén tirando la toalla. El concepto i8 permite al conductor optar entre los modos de manejo normal —con las manos— y el modo de manos libres. “A nadie le gusta estar atrapado en un atasco, de vuelta a casa”, señaló Kastner, y la idea de un manejo autónomo en este sentido es enloquecedor. Pero durante los fines de semana, cuando cruzas un camino sinuoso a través de las montañas, o vuelas a toda velocidad por la autopista… ¿De verdad quieres que alguien maneje por ti? Pues el auto del futuro simplemente te ofrece ambas opciones.

Relacionado: BMW agranda su familia eléctrica con el i8 convertible y el INext

En la ‘cabina’, el auto ofrece una serie de conceptos de I+D: sensores de gestos, una nueva manera de indicar la forma de conducción a través de la iluminación interior, un head-up display con información de manejo integral, y un cuadro de instrumentos en 3D… Vamos a tener que creernos todo esto, en cualquier caso, porque todas estas características se mostraron en un vídeo, y no en vivo. Bueno: es sobre el futuro de lo que estamos hablando aquí, no hay que olvidarlo.

Más que en los autos en sí, la presentación se centró en las prestaciones o utilidades que estos tendrán. Para BMW, el futuro de la empresa no depende simplemente de la fabricación de buenos autos (¡eso ya lo hacen!), sino de la integración que estos tendrán en nuestras vidas.

“El papel del auto tiene que ser re-definido”, dijo Wies a la multitud. “El auto se va convirtiendo en el último dispositivo inteligente, perfectamente integrado a nuestra vida digital”.

Con este fin, la compañía ha desarrollado BMW Connected, una serie de servicios que enlazan el auto y los dispositivos personales con el individuo, creando así una nueva era de servicio al cliente. A través de una ‘Nube de Movilidad Abierta’, se procesan los diferentes datos que ‘envuelven’ al conductor y a sus acompañantes durante un viaje. La ‘nube’ recoge los datos del tráfico, el horario, el clima; lo procesa y lo devuelve de forma contextualizada según sea su relevancia a tu SmartWatch, a tu teléfono inteligente, o al tablero de su SmartCar. Se utiliza esa información para planificar tu viaje; se detecta el tráfico; incluso notifica a tu propia casa inteligente sobre tus tiempos estimados de llegada.

“La música estará en el hogar, el cual será cálido y acogedor a tu llegada,” dijo Wies. Eso sí, aquí la empresa debe reposicionarse. Estos servicios se centrarán más en el cliente, y no en el auto en sí. Habrá servicios que ofrezcan alquileres a corto plazo, así como servicios de chofer, y estarán disponibles tanto para grupos privados como individuales. Y ofrecerán también la opción de alquilar un vehículo privado o una flota, por un período de tiempo limitado cuando se esté de vacaciones.

Luego está el servicio ChargeNow, una red de estaciones de carga para vehículos eléctricos que existen en todo el mundo, desde los EE.UU. a China. Sí, la tecnología existe, pero otra vez, es el servicio lo que hace que el conjunto funcione.

Connected Drive de BMW se lanzó en 2012; es una tienda online que ofrece servicios de conserjería, un servicio de tráfico en tiempo real, y más. BMW Labs Portal se puso en línea el 6 de mayo, explicó Wies. Es una rama de servicios de la compañía que trabaja con productos y servicios que están todavía en la fase de desarrollo, y permiten a los clientes probarlos. Los ingenieros analizan después los comentarios, y realizan las modificaciones que consideran necesarias.

Relacioando: BMW desarrolla un súper M4… que no veremos por aquí…

El i8 es algo grande. Y no nos referimos aquí sólo al tamaño, sino a lo que representa. Alguien podrá decir: “Vale, un vehículo con auto-conducción… ¿y qué más?” Pues, lo demás es lo que está detrás, permitiendo que aquello sea una realidad.

No es sólo lo que ya han hecho. Es la actitud que tienen de cara al futuro. “BMW quizá no sea la empresa de automóviles más grande. Pero sí somos la más audaz”, dijo Wies.

Toda la razón del mundo.