Paciente paralizada logra comunicarse mediante implante cerebral

Es la primera vez que una paciente con parálisis y síndrome de enclaustramiento ha recuperado la habilidad de comunicarse, al utilizar un implante que traduce sus pensamientos en texto, según reporta New Scientist.

La paciente de 58 años fue diagnosticada con esclerosis amiotrófica lateral (ALS) en el 2008 y con el paso del tiempo, su cerebro dejó de comunicarse con los músculos. Esta condición se llama “síndrome de enclaustramiento” (o LIS por sus siglas en inglés).

Relacionado: Este brazo mecánico es controlado por el cerebro de un paciente paralítico


A lo largo de los últimos años, la enfermedad ha llegado a controlar su capacidad por mover su cuerpo, así como la inhabilidad de moverse o comunicarse debido a la parálisis, aun cuando se encuentra consciente

Hasta hace poco, la paciente se comunicaba únicamente mediante un sistema que rastreaba su morada. La solución fue temporal ya que un tercio de los pacientes con ALS pierden control de sus ojos eventualmente.

El método utilizado por el reconocido físico Stephen Hawking, permite que este se comunique a través de un sensor pequeño controlado por los músculos de sus cachetes, lo cual no lo hace del todo confiable.

bci-1500x1000

La computadora Interfaz de Cerebro-Computador (BCI por sus siglas en inglés) fue desarrollada por Nick Ramsey y su equipo, en el Centro Cerebral de la Universidad de Medicinal en Utretch, Países Bajos.

Investigaciones anteriores habían visto que el desarrollo de sondas había permitido a los usuarios controlar miembros artificiales a través de señales cerebrales. Pero hasta ahora, estos dispositivos no habían logrado ser utilizados fuera del laboratorio, debido a su necesidad constante para calibrarse.

Para mitigar este problema, Ramsey y su equipo se enfocaron en detectar cómo las señales del cerebro se disparan cuando este hace una cuenta regresiva y los comandos del cuerpo para hacer click en un ratón.

El nuevo dispositivo conecta los electrodos a través de un hueco pequeño debajo del cráneo. Los electrodos registran señales cerebrales y se transmiten de forma inalámbrica a una Tablet que traduce estas señales en “clicks”. Estas señales las utilizan softwares especializados en ayudar al paciente a construir palabras y seleccionar elementos.

“Quiero contribuir lo más posible a mejorar la vida de personas como yo”, afirma el paciente a New Scientist.

Durante el primer día de uso, la paciente pude general una señal cerebral con el sistema. Seis meses después, la precisión alcanzó el 95%. Ramsey presentó su trabajo ayer en la Sociedad de Neurociencia en San Francisco, California.

El sistema no es perfecto. Debido a su simplicidad no puede hacer labores complejas  como controlar prótesis. Y es lenta. Le toma hasta 20 segundos seleccionar una letra.

Relacionado: El Ice Bucket Challenge ya esta dando resultados al ALS

Pero es un sistema ideal para ser utilizado en casa y fuera de esta, ya que el aparato anterior no rastreaba la mirada fuera de casa.

Un nuevo paciente probará el sistema pronto, con el fin de refinar el software.