Microsoft crea un comunicador holográfico como el de Star Wars

Ampliamente difundido a través de películas como Star Wars y Star Trek, el concepto de mover personas u objetos de un lugar a otro instantáneamente y conocido como teleportación, por el momento pertenece a la cultura de la ciencia ficción.

A la espera de que esta tecnología se convierta en realidad, un laboratorio de investigación 3D de Microsoft, ha introducido la Holoportación, “un nuevo tipo de tecnología de captura en 3D, el cual permite a modelos tridimensionales de alta calidad ser reconstruidos, comprimidos y transmitidos a cualquier parte del mundo en tiempo real”

Relacionado: Nasa y Microsoft enviarán el Hololens a la Estación Espacial Internacional

La técnica (nacida a partir del desarrollo del HoloLens, las gafas de Realidad Aumentada que Microsoft presentara en junio pasado, utiliza una serie de cámaras y micrófonos que permite a los interlocutores verse, escucharse e interactuar en 3D, tal como si estuviesen realmente presentes en el mismo espacio físico.

Las posibilidades de la Holoportación fueron demostradas la semana pasada por Alex Kipman, el director de desarrollo de Kinect durante la conferencia TED (Technology, Entertaiment, Desing) en Vancouver, Canadá, lugar donde realizó una conversación con un técnico de la NASA ubicado a una cuadra de distancia.

Preguntado por sobre cuándo esta técnica llegará a las manos del público consumidor, mostró su escepticismo de que ocurra corto plazo.

“Estar listo no sólo significa tener un increíble hardware: significa tener contenido. Si un consumidor comprara hoy el HoloLens, podría decir: ‘Grandioso, gasté $ 3.000 en unos lentes que pueden realizar 12 cosas […] y ahora están en un cajón juntando polvo”.

Relacionado: Ya puedes comprar tu Microsoft Hololens! Aunque el precio es un poco caro

“Cuando estemos listos, entonces vamos a permitir que la gente normal pueda comprarlo”, dijo Kipman, y agregó: “A partir del 30 de marzo comenzaremos a entregar a desarrolladores y empresas el HoloLens Development Kit, el cual ofrecimos por orden anticipada a $3,000 dólares. Esperamos la creación de aplicaciones en 3D que aumente el catálogo de las ya existentes, como las conversaciones por Skype o el paseo por la superficie de Marte”.

Por el momento, el sistema aún tiene muchas limitaciones, como que el usuario es capaz de ver al interlocutor sólo a través de una ventana rectangular colocada en el centro de las gafas. O que es caro, ya que requiere de cámaras especiales conectadas a computadoras de gran capacidad. Pero… quién sabe: en el futuro, su uso podría llegar a ser tan simple como lo es hoy hacer una llamada telefónica.