Mira este Honda eléctrico impreso en 3D

Honda acaba de asociarse con una starup de impresión en 3D japonesa llamada Kabuku, todo para diseñar y construir un vehículo eléctrico en miniatura llamado Micro Commuter.

Se trata de un pequeño carro construido sobre un chasis tubular rígido diseñado por Honda, y con una carrocería exterior impresa en 3D. Seguramente ahora mismo estás pensando que el Micro Commuter es tan emocionante como una tostadora… Pero déjame decirte que te equivocas, ya que el carro cuenta con una sorprendente cantidad de detalles.

Relacionado: ¿Te gustaría manejar este auto eléctrico “de tela”?

Una foto de bastidor desnudo del Micro Commuter nos revela que se trata de una máquina simple, bastante básica. Las dimensiones no han sido publicadas, pero sabemos (porque lo vemos) que es lo suficientemente estrecho como para que quepa un solo asiento. Además, está equipado con un panel completo de instrumentos, con una pequeña pantalla en la parte izquierda del volante de tres radios que ejecuta el sistema de información y entretenimiento. La ubicación de la pantalla puede parecer extraña en un principio, pero hay que tener en cuenta de que en Japón los vehículos llevan el volante a la derecha, por lo que los conductores están acostumbrados a usar su mano izquierda para navegar por las pantallas táctiles.

La potencia le proviene de un tren motriz totalmente eléctrico desarrollado específicamente para viajes de corto alcance. Las características técnicas son todavía pocas y un tanto confusas, pero sí sabemos con seguridad que el modelo más nuevo de baterías de Honda ofrece unas 50 millas de autonomía. Esto es suficiente para un vehículo que no esté destinado a salir de las concurridas zonas urbanas.

El Micro Commuter puede parecer como algo raro o exótico, y a más de alguno le podrá parecer casi una broma, diseñada sólo para los circuitos de salones del automóvil. Lo cierto es que el vehículo ha sido desarrollado por Honda para una compañía japonesa llamada Toshimaya, la cual produce —entre otras cosas— sake. El Micro Commuter será utilizado para repartir unas galletas de mantequilla con forma de paloma (de ahí las formas impresas en el carro) llamadas Hato Sablé, a la sazón, el producto más famoso de Toshimaya.

¿Quieres uno? Pues… olvídalo, ya que todo indica que no se pondrá de venta al público general.