La Xbox Series S emula a la perfección los juegos de la PlayStation 1

Las nuevas Xbox Series X y Xbox Series S tienen muchas características interesantes, y una de ellas es que permiten ser muy buenas máquinas de emulación para juegos de la primera consola PlayStation.

Esto es posible gracias a DuckStation, un emulador diseñado de manera específica para que los juegos de la PlayStation original se vean de la manera más fiel posible respecto al hardware para el que fueron diseñados.

En fechas recientes, DuckStation recibió una versión tipo UWP, el formato de las aplicaciones que funcionan sobre las consolas Xbox.

El análisis del canal Modern Vintage Gamer revela que DuckStation en la Xbox Series S (y por defecto, en la Xbox Series X) tiene un muy buen funcionamiento cuando la consola se enciende en modo desarrollador, algo que está al alcance de cualquier usuario. No solo eso, los juegos también se muestran a 4K gracias a que el emulador agregó un modo que reescala la imagen y aumenta la resolución hasta nueve veces sobre la original.

Esto permite que los juegos luzcan mucho más nítidos y no como se estrenaron en la PlayStation original. Asimismo, el emulador permite hacer una especie de overclocking virtual, lo que ayuda a que la tasa de cuadros por segundo aumente en algunos casos o por lo menos se mantenga mucho más estable que en las versiones originales.

El análisis de Modern Vintage Gamer concluye que, gracias a la potencia de las nuevas consolas de Xbox, todas las características de DuckStation se ejecutan sin problema, eso incluye algunas mejoras específicas a elementos como texturas. Y en cuanto a los juegos, estos pueden almacenarse en una unidad USB conectada a la consola y cargarse desde ahí sin necesidad de guardarlos en la SSD interna.

Recomendaciones del editor